La OIM brinda su apoyo a la respuesta frente al Ebola en los cruces fronterizos de la RDC

Posted: 
05/15/18
Themes: 
Migration Health

Kinshasa – En los últimos días, la OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración ha actuado con rapidez para apoyar a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y al Ministerio de Salud del Congo en cuanto a abordar las necesidades de las comunidades que se han visto afectadas por el brote de Ebola en la República Democrática del Congo (RDC).  La OIM está focalizada en el mapeo de la movilidad poblacional en los cruces fronterizos y en la provincia afectada, como así también en la comunicación de los riesgos y el control sanitario.

El Ministerio de Salud de la RDC declaró un brote de ebola hace una semana (08/05) informando 21 casos sospechados que incluyeron 17 muertes en el Área Sanitaria de Ikoko Impenge en la Zona Sanitaria de Bikoro, ubicada en la Provincia del Ecuador. Desde entonces, la cifra de casos sospechados y de muertes ha ido en aumento.

La Provincia de Ecuador posee una población de aproximadamente 2.500.000 personas diseminadas a lo largo de un área de más de 100.000 kilómetros cuadrados. La remota Zona Sanitaria de Bikoro es muy difícil de acceder para la comunidad humanitaria pues la infraestructura para el transporte y para las comunicaciones es realmente muy limitada. La región comparte fronteras con la República del Congo y con la República Central Africana. La gente está continuamente moviéndose entre estas dos fronteras tanto por tierra como a través del Río Congo, lo cual supone un especial cuidado en la prevención y en el control del Ebola.

“Las enfermedades contagiosas como el Ebola no reconocen fronteras,” dijo Jean-Philippe Chauzy, Jefe de Misión de la RDC. “Del mismo modo que ocurrió con el brote del año pasado, la OIM tiene el compromiso de apoyar al Ministerio de Salud de la RDC y a su Programa Nacional de Higiene en Fronteras para un mapeo completo de la movilidad poblacional, para mejorar los controles sanitarios y para llevar adelante comunicaciones de riesgos en los cruces fronterizos y en las zonas afectadas”, agregó Chauzy. “Considerando el riesgo de la transmisión transfronteriza, es también imperativo que los países vecinos mejoren las medidas de control y se preparen para detectar, investigar y responder a potenciales casos de Ebola”.

El mapeo de la movilidad poblacional de la Zona Sanitaria de Bikoro, las Zonas Sanitarias Vecinas y la Provincia del Ecuador en su totalidad, llevado a cabo por la OIM ayudará a la comunidad humanitaria a saber qué lugares son los puntos más activos que la gente atraviesa y que deberían fortalecer sus medidas sanitarias, incluyendo la comunicación de riesgos, descubrimiento de casos activos y establecimiento de la prevención de infecciones y de medidas de control, entre otros.

La OIM procederá a realizar también controles en los principales puntos de cruce fronterizo y en los puntos de congregación a fin de cuantificar los movimientos internos y transfronterizos, y de ese modo obtener los perfiles demográficos y de movimiento de los viajeros. Adicionalmente la OIM asistirá la facilitación de la coordinación transfronteriza y la cuestión de compartir información con los países vecinos a fin de asegurar el control y la preparación operativa destinada a la detección temprana, la investigación y la respuesta a potenciales casos de Ebola.

La OIM se comunicará con los viajeros internacionales, con los viajeros internos y con las comunidades de acogida para la prevención, detección y respuesta frente al Ebola. Estas comunicaciones de riesgos serán llevadas adelante en lugares prioritarios con altos movimientos poblacionales, de acuerdo a la identificación que se haya hecho por medio del mapeo de movilidad poblacional de la OIM, el cual también mapeará los diversos idiomas usados en cada uno de tales lugares.

La OIM establecerá asimismo medidas de prevención y control de infecciones en los cruces fronterizos prioritarios, rutas de viaje y puntos de congregación, en zonas similares a aquellas en las que la OIM estará procediendo a comunicar los riesgos de salud. Un mecanismo de derivación se está desarrollando y será utilizado para ayudar a los viajeros enfermos.

Con un record comprobado en materia de respuestas frente a las crisis provocadas por el Ebola, la OIM realiza un llamamiento a todos los donantes por la suma de 500.000 dólares, para llevar a cabo este control, para realizar monitoreos de salud, comunicaciones de riesgos y prevención de infecciones, así como también actividades de control, mapeo de movilidad poblacional y coordinación transfronteriza.

Durante brotes anteriores en la RDC, en la Provincia de Bas-Uele en 2017, la OIM capacitó y equipó a 25 funcionarios de salud fronteriza del Congo en cuestiones relacionadas con el control integrado de la enfermedad, la comunicación de riesgos y el manejo de brotes. Tales funcionarios fueron luego desplegados en el epicentro del brote y en puestos fronterizos cercanos a fin de fortalecer la vigilancia, los controles de salud, la desinfección y la comunicación de riesgos. La OIM también llevó adelante monitoreo de flujos en 12 sitios de intervención claves.

Durante el brote de Ebola de 2014 en África Occidental, la OIM brindó su apoyo a la respuesta sanitaria en áreas y cruces fronterizos, y estableció Unidades de Tratamiento del Ebola.

Para mayor información por favor contactar a la OIM en la RDC:

Jean-Philippe Chauzy, Tel: +243 827339827 , Email: jpchauzy@iom.int

Mamadou Ngom, Tel: + 243 815087980, Email: mngom@iom.int

Aki Yoshino, Tel: +243 810325533, Email: ayoshino@iom.int

  • La OIM y sus socios han desplegado una misión de investigación en la Zona Sanitaria de Bikoro. Foto: OIM