La OIM responde ante la competencia de Grecia frente a Italia como punto de entrada de migrantes llegados por mar a la Unión Europea

Posted: 
06/26/15

Greece - Actualmente las islas griegas cercanas a la costa de Turquía compiten con Italia como el principal destino para migrantes irregulares que intentan entrar en la Unión Europea por vía marítima este año, lo que es un indicador del cambio de la ruta central del Mediterráneo a la ruta del este.

Unos 61.000 migrantes han llegado por mar a Grecia este año, casi duplicando el total de 34.442 de todo el año 2014. Durante este mes de junio, entre 650 y 1.000 migrantes han llegado diariamente a las islas.

Hasta el momento, según estimaciones de la OIM, alrededor de 65.000 inmigrantes han llegado a Italia por vía marítima, una travesía mucho más mortal con al menos 1.820 muertes este año, incluida la que ocurrió esta semana de un joven de Gambia que supuestamente fue fusilado por asaltantes desde otro barco en aguas libias.

En todo el mes de junio del año pasado, 763 migrantes perdieron la vida en el mar entre el norte de África e Italia, lo que representa casi una cuarta parte de la cifra final anual de 3.200 muertes en 2014.

Al menos 37 migrantes han muerto o han desparecido cerca de Grecia este año. El martes, seis migrantes de Siria perdieron la vida frente a las costas de Turquía cuando intentaban llegar a la isla de Kos, mientras que los otros 64 fueron rescatados. Se calcula que 80.524 migrantes han llegado a Grecia por vía terrestre y marítima este año.

Los sirios siguen siendo uno de los mayores grupos de migrantes que entran en Europa a través de Italia o Grecia. Hasta finales de mayo de 2015 se contabilizó la llegada de 3.185 sirios, un número levemente superior al de los 2.941 inmigrantes procedentes de Gambia. Según los registros, en 2015 han entrado en Italia sobre todo ciudadanos de Eritrea (10.985), Somalia (4.958) y Nigeria (4.630). Es evidente que estas cifras superan las de los inmigrantes sirios de este año.

Al 31 de mayo de este año, 28.581 sirios han llegado a Grecia por tierra y mar, en comparación con 32.520 en todo el año 2014.

Ayer, la Directora General Adjunta de la OIM, Embajadora Laura Thompson, agradeció en Atenas al Gobierno de Grecia y a la Guardia Costera Helénica por salvar miles de vidas y por sus esfuerzos encaminados a mejorar la gestión de la grave situación migratoria en medio de la crisis económica que padece el país.

“En los primeros cinco meses de 2015, más de 60.000 migrantes arriesgaron la vida para cruzar el Mediterráneo y entrar en Grecia. Gracias a los esfuerzos incansables de la Guardia Costera Helénica se han perdido relativamente pocas vidas”, declaró la Embajadora Thompson.

Los puntos clave de entrada son las islas griegas de Lesbos, Samos, Kos y Quíos, y tan solo en Lesbos se ha recibido más de la mitad de todos los inmigrantes. Las islas más pequeñas de Pserimos, Farmakonisi, Agathonisi, Oinousses, Megisti y Gavdos también están recibiendo inmigrantes, lo que genera una presión excesiva en los modestos medios locales para responder.

El Jefe de Misión de la OIM en Grecia, Daniel Esdras, advirtió que en las islas son insuficientes las capacidades y los recursos necesarios para manejar adecuadamente las llegadas. “Esto es apenas el principio. Los hechos y cifras no pueden describir la realidad de la situación en las costas de Grecia”, subrayó.

Al preverse un cambio en los flujos hacia las islas griegas del este –en parte debido a la construcción de una barrera de 12,5 kilómetros en Evros en 2011 que desvió a los migrantes de las rutas terrestres a las rutas marítimas– la OIM de Grecia ha estado enviando personal a los principales puertos de entrada para contribuir a los esfuerzos de ayuda y gestión de fronteras.

Por iniciativa propia y con ayuda de donaciones, la OIM de Grecia presta ayuda humanitaria inmediata a los migrantes recién rescatados, incluida la distribución de mantas, ropa, zapatos y productos farmacéuticos.

La OIM recibió con 200 mantas térmicas a los migrantes rescatados y trasladados a la isla de Lesbos el 23 de abril de 2015.

“Las imágenes de migrantes hacinados ​​en botes o acostados en los puertos de las islas durante la temporada turística han atraído la atención del público y los medios de comunicación a nivel mundial; sin embargo, el personal de la OIM se ha mantenido inmerso en este tipo de situaciones intensas cada día y cada noche desde que comenzó el año”, informó el Sr. Esdras. “Para nosotros esto va más allá de las cifras. Las autoridades locales han pedido a nuestro personal en Lesbos que ayude en el rescate de niños en medio de la noche y que preste auxilio en el puerto a mujeres inmigrantes embarazadas en trabajo de parto”, añadió.

La OIM de Grecia ha enviado a oficiales especializados en información a las islas de Lesbos, Creta y Samos durante los últimos dos años y designó a un oficial especializado como Punto Focal de Rescates en el Egeo.

Asimismo, cada vez que la OIM se entera de la llegada de nuevos inmigrantes, envía de inmediato oficiales de información a las islas de Samos, Kos, Gavdos, Quíos y Agathonisi.

Al trabajar directamente con los migrantes rescatados, los oficiales de información de la OIM de Grecia recolectan datos e información sobre los perfiles de los migrantes, las rutas que utilizaron, el precio de su viaje, su destino final y los factores que los impulsaron a emigrar.

En Atenas, la Embajadora Thompson también expresó su satisfacción por el apoyo constante de los gobiernos de Noruega, el Reino Unido y Suiza en la labor de la OIM de asistencia a los inmigrantes en Grecia, y en especial a los más vulnerables entre ellos.

“Los esfuerzos de la OIM de Grecia son posibles gracias al apoyo de estos países, por lo que deseo agradecerles en nombre de la OIM y sobre todo en nombre de todos los migrantes que han sido atendidos”, acentuó la Directora General Adjunta.

La OIM de Grecia también trabaja en estrecha colaboración con Frontex, la Guardia Costera Helénica y el Primer Servicio de Recepción para identificar a los migrantes vulnerables, tales como los menores no acompañados, los migrantes de edad avanzada y aquellos con necesidades médicas, así como las familias con niños. Luego, los migrantes vulnerables son referidos a las autoridades para que se les atienda debidamente.

“La realidad ha superado nuestras predicciones, las necesidades exceden las capacidades disponibles, la desesperación de estas personas les impulsa a asumir riesgos mortales, y la delincuencia organizada de los traficantes de personas se expande cada día. Tenemos que arrebatar de las manos de los traficantes el control de la gestión de la migración. Los migrantes confían más en los traficantes que en las autoridades. El tiempo apremia”, urgió el Sr. Esdras.

“Ustedes están en Grecia, no en Italia”.

El martes 10 de junio, justo después de la medianoche, el teléfono sonó dos veces y se detuvo. Chryssa, la empleada de la OIM que se encuentra en el oeste de Creta, devolvió la llamada pero nadie respondió. Al amanecer volvió a intentarlo. Esta vez le contestó un oficial de policía que le informó del rescate en el mar de más de 100 migrantes que fueron trasladados a Paleochora.

Chryssa llegó al estadio donde se alojaban más de 250 migrantes somalíes, sudaneses, egipcios y sirios y donde se prestaba primeros auxilios a los recién llegados. En su mayoría eran hombres, y además había algunas mujeres y más de 45 niños no acompañados.

Cuando los recién llegados quisieron saber dónde se encontraban, Chryssa les dijo: “Ustedes están en Grecia, no en Italia”.

Los inmigrantes rescatados habían conocido a sus traficantes en Alejandría, Egipto, e hicieron un trato con ellos para que los llevaran a Italia por EUR 2.500 por persona. Antes de desembarcar, los traficantes los dividieron en grupos y los embarcaron en botes pequeños; una vez en el mar, los trasladaron a una embarcación más grande. Con ellos viajaban cuatro traficantes, pero después de siete días a bordo, cuando el motor se descompuso y se quedó sin combustible, estos se fueron en otro bote prometiendo que regresarían con gasolina. Nunca volvieron.

“Nos dejaron sin comida ni agua. Alguien llamó a un hombre que conocía en Italia, un activista, y este se puso en contacto con las autoridades italianas”, relató un inmigrante sirio al personal de la OIM.

Hubo comunicaciones entre las autoridades griegas e italianas y luego se decidió que el puerto más cercano estaba en territorio griego.

Chryssa y otro miembro del personal de la OIM se quedaron toda la noche y el día en el estadio de Paleochora, pasando la mayor parte de su tiempo con los menores de edad para tranquilizarlos acerca de los pasos a seguir. Además, se pusieron en contacto con el Primer Servicio de Recepción y el Servicio Nacional de Referencia para localizar los centros de acogida para niños.

Los niños, todos egipcios, pidieron a Chryssa llamar a sus madres desde su teléfono móvil. Nadie respondió.

Creta está entre las islas griegas que han recibido a más de 1.200 migrantes.

Para obtener más información, por favor ponerse en contacto con la OIM de Grecia, Irini Gerogli, Tel: +30 210 991 9040, ext.121, Email: igerogli@iom.int o Mantalena Kaili, Tel: +30 693 718 3477, Email: mkaili@iom.int

 

Migrants rescued last March in the Channel of Sicily by the Italian Coast Guard. Italy is now being rivaled by Greek islands near Turkey's coast as the top destination for irregular migrants (File photo).  © Francesco Malavolta/IOM 2015
Migrants rescued last March in the Channel of Sicily by the Italian Coast Guard. Italy is now being rivaled by Greek islands near Turkey's coast as the top destination for irregular migrants (File photo). © Francesco Malavolta/IOM 2015