La Primera Ministra de Bangladesh visita los asentamientos anegados en Cox’s Bazar y hace un llamamiento al Gobierno y a la Comunidad Internacional para ayudar a los recién llegados desde Myanmar que presentan mayor vulnerabilidad

Posted: 
09/13/17

Cox’s Bazar – La OIM, en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, recibió en el día de ayer a la Primera Ministra de Bangladesh, Sheikh Hasina, quien visitó Cox’s Bazar a fin de evaluar la crisis humanitaria que se ha generado lentamente en ese lugar. Desde el 25 de agosto, cerca de 370,000 personas han huido de la violencia y se han dirigido al distrito de la vecina Myanmar.

La Primera Ministra, acompañada por funcionarios de alto rango de su administración, visitó Cox’ Bazar a fin de estudiar la situación humanitaria que ha ido empeorando y para reunirse con personas que están alojadas en el Campamento de Refugiados de Kutupalong. “Tenemos que darles albergue…alimentos, medicamentos--- [hasta que Myanmar] los reciba. Son seres humanos, no podemos simplemente hacerlos volver…somos seres humanos [igual que ellos],” declaró la Primera Ministra.

La Primera Ministra conversó con algunos de los recién llegados a través de intérpretes de la OIM y fue evidente la tristeza que sintió por lo que escuchaba. Les pidió tanto a los miembros de su gobierno como de las agencias internacionales que incrementen su apoyo a los más vulnerables de entre los recién llegados.

La OIM continúa trabajando estrechamente con el Gobierno de Bangladesh y aumentando rápidamente su respuesta frente a la crisis humanitaria que ha dejado tambaleando las estructuras de apoyo existentes en Cox’s Bazar. El influjo de personas parece no querer detenerse, observándose todavía nuevas llegadas a la zona a la par  que se sabe también que miles más están esperando poder cruzar la frontera rumbo a Bangladesh.

Muchos recién llegados están trasladándose desde campamentos ubicados al lado de los caminos, principalmente en el extremo sur de Cox’ Bazar, a nuevas áreas de asentamiento espontáneo que comenzaron a aparecer.

Muchos otros están comenzando a instalarse en una superficie de 1.500 acres cerca del Asentamiento Temporario de Kutupalong, que el gobierno se ha encargado de demarcar para destinarlo al asentamiento temporario de los recién llegados.

La administración local ha estado transmitiendo mensajes a la gente que estaba acampando al costado del camino para que se traslade a las nuevas áreas propuestas de asentamiento, y las agencias humanitarias están preparándose para brindar su apoyo en dichos lugares.

Las comunidades locales han mostrado su apoyo a los recién llegados mediante la provisión de asistencia básica, consistente en alimentos, albergue y transporte, suministrados por el comité de la mezquita local, además de líderes políticos y comunitarios.

Los recién llegados a todos los lugares tienen una necesidad imperiosa de recibir asistencia vital, la cual incluye alimentos, agua potable, servicios sanitarios y de salud y protección. De acuerdo con quienes están a cargo de la planificación, se requiere con urgencia una respuesta rápida e integral de parte de los diferentes sectores, la cual deberá incluir la provisión de 60.000 albergues, 4.5 millones de litros de agua por día, 15.000 letrinas y 1.5 millones de kilos de arroz por mes.

El día domingo la OIM solicitó 26.1 millones de dólares destinados a paliar las necesidades vitales hasta finales del año 2017. Este pedido de la OIM forma parte de un pedido aún mayor (el Plan de Respuesta Preliminar del Grupo de Coordinación entre Sectores o  ISCG, tal su sigla en inglés) por 77.1 millones de dólares, de parte de todas las agencias pertenecientes al mencionado Grupo y que se encuentran operando en Cox’s Bazar.

El Departamento del Reino Unido para el Desarrollo Internacional (DFID por su sigla en inglés) ha acordado la entrega a la OIM de 1.15 millones de dólares. La Comisión Europea (EC) también ha comprometido la suma de 3 millones de euros destinados a colaborar con el abordaje de las necesidades más acuciantes de los recién llegados.

La OIM ha también destinado la suma de 2.5 millones de dólares de su propio fondo de respuesta a emergencias. Con anterioridad, el Fondo Central para la Acción en Caso de Emergencia de la ONU (CERF) confirmó la asignación de 7 millones de dólares destinados a diversas agencias en respuesta al llamamiento hecho por el ISCG. Pero tales fondos siguen siendo insuficientes y es probable que se necesiten aún más  a medida que otros individuos sigan llegando desde Myanmar.

Las agencias pertenecientes al Grupo de Coordinación entre Sectores llevaron a cabo la semana pasada una evaluación conjunta rápida y se espera que el grupo pueda desarrollar un plan operativo integral que incorpore las necesidades de todos los Nacionales Indocumentados de Myanmar y de todos los refugiados en Cox’s Bazar hacia fines de 2018.

Para mayor información por favor contactar a la OIM Bangladesh, Peppi Siddiq en Dhaka, Email: pksiddiq@iom.int, Tel. +8801755568894. O a Chris Lom en Cox’s Bazar, Email: clom@iom.int, Tel. +8801733335221.

  • La Primera Ministra de Bangladesh Sheikh Hasina se reúne con los recién llegados al campamento de refugiados de Kutupalong en Cox’s Bazar. Foto: Gobierno de Bangladesh. 

  • La Primera Ministra de Bangladesh Sheikh Hasina se reúne con los recién llegados al campamento de refugiados de Kutupalong en Cox’s Bazar. Foto: Gobierno de Bangladesh.