Los difíciles terrenos demoran la provisión de asistencia vital a los refugiados rohingyas

Posted: 
11/10/17
Themes: 
Humanitarian Emergencies, Refugee and Asylum Issues

Cox’s Bazar – Desde el 25 de agosto, aproximadamente 613.000 refugiados rohingyas han llegado a Cox’s Bazar, en Bangladesh, huyendo de la violencia en Myanmar. La población total de refugiados en la zona es ahora de más de 826.000.

Los sitios temporarios en los que los rohingyas se han asentado se encuentran seriamente atestados y localizados en terrenos inhóspitos y escarpados, con desagües insuficientes y con poco o sin acceso a rutas. Las escasas rutas que existen están gravemente congestionadas haciendo que sea muy difícil llegar hasta los refugiados con el apoyo y con los servicios que ellos necesitan.

En el Sitio de Expansión de Kutupalong – Balukhali, el cual está ahora alojando a aproximadamente 423.000 refugiados y en donde la OIM es responsable de coordinar la gestión del sitio, muchos lugares son muy difíciles de acceder.

Las personas caminan durante horas bajo un sol abrasador, a menudo llevando consigo cargas muy pesadas desde los puntos de distribución, para llegar hasta sus albergues. Las escarpadas colinas y los peligrosos caminos hacen que los niños, los ancianos y los discapacitados no puedan con frecuencia moverse dentro del sitio.

En el mes de octubre, la OIM construyó unos 850 metros de ruta hacia Balukhali a fin de permitir que las agencias humanitarias proveyeran asistencia vital al menos a unos 50.000 refugiados. “Los caminos tienen acceso mejorado tanto para los refugiados como para los actores humanitarios”, dijo el Oficial de Proyecto de Agua, Sanidad e Higiene (WASH por su sigla en inglés) Stephen  Waswa Otieno.

“Los contratistas pueden ahora hacer entrega de los materiales adentro del sitio, lo cual nos ha permitido construir infraestructura nueva y esencial. Por ejemplo, uno de nuestros asociados acaba de construir un nuevo centro de distribución, llevando la ayuda mucho más cerca de las familias que la necesitan,” destacó.

La OIM se encuentra trabajando actualmente en otros seis proyectos viales, brindando un mayor acceso desde las rutas principales fuera y dentro de los sitios. También está construyendo cinco puentes los cuales permitirán que las personas y los vehículos crucen canales y corrientes de agua en diferentes partes de los sitios, los cuales por el momento hacen que el acceso sea imposible.

La OIM se encuentra trabajando asimismo para mitigar la amenaza de aludes sobre los terrenos que han sido deforestados recientemente en donde muchos de los albergues se han asentado sobre colinas escarpadas. Los equipos de la OIM han estado distribuyendo bolsas que los refugiados pueden rellenar con tierra para poder levantar paredes de contención y escalones. Dichas bolsas pueden usarse asimismo para erigir albergues con pisos de tierra, ayudando a mantenerlos secos especialmente en ocasión de inundaciones repentinas.

Para mayor información por favor contactar a  Olivia Headon en la OIM Cox’s Bazar. Tel: +8801733335221, Email: oheadon@iom.int

  • Un refugiado rohingya llega a Balukhali llevando consigo todas sus pertenencias. Una vez encuestado, se le entregarán materiales para que pueda construir un albergue y se dirigirá a una parte menos congestionada del sitio. Foto: OIM/Olivia Headon

  • A group of newly arrived Rohingya refugees hike up a steep hill to a less congested part of Balukhali to find space to build their shelters. Photo: Olivia Headon / UN Migration Agency (IOM) 2017

  • Much of Balukhali site, where Rohingya refugees are living, is extremely hostile, hilly terrain, which makes aid delivery difficult. Photo: Olivia Headon / UN Migration Agency (IOM) 2017