Oficina del Director General

La Oficina del Director General se encarga de la gestión de la Organización y tiene la responsabilidad global de la formulación de políticas coherentes y de la supervisión de las actividades, para garantizar el cumplimiento de las prioridades estratégicas. Esta Oficina comprende las unidades y funciones que dependen directamente del Director General y ofrecen servicios de asesoramiento o apoyo directo a toda la Organización.

La Oficina del Director General está integrada por:

a) Oficina del Jefe de Gabinete;
b) Oficina del Inspector General;
c) Oficina de Asuntos Jurídicos;
d) Asesores Regionales Principales;
e) Portavoz;
f) Unidad de Coordinación de Cuestiones de Género;
g) Mediador; 
h) Unidad de Seguridad del Personale; e
i) Oficina de Ética y Conducta.

La Oficina del Jefe de Gabinete ayuda al Director General en el cumplimiento de su mandato y se encarga de la planificación y coordinación estratégicas de los objetivos organizativos y de gestión del Director General; facilita el desarrollo y la consolidación de la capacidad de gestión y se cerciora de que las estructuras, tanto en la Sede como en el terreno, respondan adecuadamente a los retos institucionales; coordina las complejas actividades de la Organización; vela por la rendición de cuentas, el seguimiento y la implementación de políticas y procedimientos institucionales; y facilita la coordinación entre la Sede y el terreno. Esta Oficina también es el punto focal en la Oficina del Director General para todas las cuestiones que requieren una intervención directa, a saber: la dotación del personal, las cuestiones financieras y la presentación de informes.

La Oficina del Inspector General contribuye a la supervisión y el control interno de la Organización a través de sus funciones de auditoría interna, evaluación, asesoramiento rápido e investigación. Asimismo, formula propuestas para solucionar cualquier problema encontrado. También se cerciora de que el cumplimiento de los objetivos de la OIM se haga de conformidad con los estatutos, reglamentos y normas éticas de la Organización; detecta los fraudes, el despilfarro, los abusos y la mala gestión; y además contribuye a la gestión y reducción de los riesgos.

La Oficina de Asuntos Jurídicos se cerciora de que las actividades de la Organización se realicen de conformidad con las disposiciones constitucionales y otras pertinentes, adoptadas por los órganos rectores, y de que las relaciones de la OIM con los gobiernos, las organizaciones, las instituciones privadas y los individuos se fundamenten en una sólida base jurídica. Por otra parte, provee asesoramiento sobre asuntos constitucionales; privilegios e inmunidades de la Organización y de su personal; así como cuestiones contractuales y de dotación del personal. Además es el punto focal para lo relativo a la protección de datos y ofrece asesoramiento a las Oficinas en Países y a la Sede a fin de que se acopie, utilice, transfiera y almacene los datos personales de los beneficiarios de la Organización de conformidad con los principios de protección de datos de la OIM.

Los Asesores Regionales Principales se encargan de una coordinación, comunicación y coherencia efectivas entre la Sede, las Oficinas Regionales y las Oficinas en Países, en apoyo a la Oficina del Director General. Los Asesores Regionales Principales trabajan bajo la supervisión de la Oficina del Jefe de Gabinete, y en estrecha concertación con el Departamento de Cooperación Internacional y Partenariados, otros departamentos de la Sede y las Oficinas Regionales.

El Portavoz asesora al Director General y a los altos directivos sobre todas las cuestiones referentes a los medios de comunicación y a la información pública, y monitorea todos los aspectos de comunicación pública de la Organización, incluida la gestión y supervisión de la División de Prensa y Comunicación.

La Unidad de Coordinación de Cuestiones de Género promueve y apoya la implementación de la política de género de la Organización al proveer asesoramiento y orientación técnica a los departamentos de la Sede y a las Oficinas en Países. Esta Unidad tiene por objeto garantizar la incorporación de la perspectiva de género en todos los programas y políticas de la OIM y en la gestión de sus recursos humanos. Asimismo, intenta concienciar sobre la temática de género en el ámbito migratorio, trabajando activamente con los asociados en el plano interinstitucional, al tiempo que supervisa la red de puntos focales sobre cuestiones de género, localizados en la Sede y en las Oficinas en Países, y colabora con ellos.

El Mediador es un especialista imparcial, cuya función consiste en resolver cualquier problema laboral de los miembros del personal, de conformidad con las normas de conducta y el código ético de la Asociación Internacional de Mediadores.

La Unidad de Seguridad del Personal tiene a su cargo la gestión de la seguridad y de la protección en toda la Organización. Esta Unidad determina las responsabilidades institucionales de la Organización en lo referente a la seguridad y protección ocupacional y asesora a la Oficina del Director General consiguientemente. Por otra parte, también supervisa sus ejes operativos localizados en los Centros Administrativos. Asimismo, trabaja con la red de puntos focales sobre seguridad, localizados en el terreno.

La Oficina de Ética y Conducta promueve la conciencia sobre el comportamiento ético y las normas de conducta. Se ocupa de la recepción y el seguimiento de cualquier denuncia por faltas de conducta; de las evaluaciones iniciales y de la remisión de los casos a otras instancias de la Sede, cuando quiera que sea necesario. También recibe solicitudes de información y ofrece asesoramiento al personal en cuanto a su participación en actividades externas y en cuestiones relacionadas con conflictos de interés.