Situaciones de emergencia humanitaria

Las actividades de la OIM en materia de asistencia para operaciones de emergencia y posemergencia se centran en cuatro fases de la intervención urgente: mitigación, preparación, respuesta y recuperación. Las actividades programáticas abarcan el socorro de emergencia, el retorno, la reintegración, el fortalecimiento institucional y la protección de los derechos de las poblaciones afectadas. Concretamente, la OIM emprende programas que apoyan el retorno y la reintegración de excombatientes en la vida civil, por ser una parte esencial de la transición entre la situación de conflicto y la paz, al tiempo que ayuda a fomentar la capacidad gubernamental. Cuando corresponde, se integran componentes de apoyo sanitario y psicosocial en las actividades de respuesta multisectoriales. Los programas de la OIM en la etapa consecutiva a la situación de emergencia sirven para colmar la brecha entre el socorro y el desarrollo, puesto que facultan a las comunidades para que participen en la reconstrucción y rehabilitación de las zonas afectadas, por ser uno de los medios para impedir la migración forzosa.  

La OIM, en el marco de la labor que realiza en complejas situaciones de emergencia y en sus empeños para promover las actividades de preparación y de respuesta en caso de desastres, sigue fomentando la confianza y la concertación con sus asociados mediante el intercambio de información y la realización de ejercicios de simulación a nivel nacional y regional,  al tiempo que desarrolla una capacidad de respuesta efectiva. 

Por medio del Comité Permanente entre Organismos (IASC, por sus siglas en inglés), la OIM apoya las “respuestas conjuntas” que se llevan a cabo en estrecha colaboración con el sistema de las Naciones Unidas y otras organizaciones, teniendo debidamente en cuenta la pericia y los mandatos respectivos. A través de su participación en el proceso de llamamientos consolidados de las Naciones Unidas, de su función de liderazgo en el grupo temático de gestión y coordinación de campamentos en casos de desastres naturales, y en su calidad de asociado clave en cuestiones de albergue de emergencia, logística, salud, protección y recuperación temprana, se cerciora de que sus actividades estén bien coordinadas.