La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) sigue ampliando sus operaciones de socorro en todo Afganistán en respuesta a las complejas necesidades humanitarias, cada vez mayores, originadas en los desastres naturales y en la inseguridad, a la par que vuelve a poner en marcha medios de subsistencia ya establecidos, promoviendo el desarrollo comunitario sobre la base de soluciones duraderas y proyectos de infraestructura.  

La OIM junto al resto de la comunidad humanitaria está comprometida con permanecer y proveer socorro y alivio a las poblaciones móviles y desplazadas en Afganistán como así también a las comunidades locales. Seguiremos operando de forma imparcial y neutral e insistiremos en el acceso irrestricto y en garantizar que nuestro personal y nuestros proveedores de servicios puedan brindar asistencia y servicios – sobre todo a mujeres y a jóvenes y a los más vulnerables – sin interferencia alguna.  

Los requerimientos financieros de la OIM en el marco del Plan de Respuesta Humanitaria Conjunta para Afganistán (PRH) en 2022 ascienden a 380,9 millones de dólares EE.UU, con los cuales se pretende llegar a 3,2 millones de personas entre ellas las más vulnerables y sin dejar de lado a las que están en movimiento.  

 

AYUDA PARA AFGANISTÁN

Décadas de inestabilidad y conflictos han puesto a prueba la resiliencia y fortaleza de millones de afganos. La inseguridad, las persistentes sequías y los recientes terremotos han venido a agregarse al indescriptible sufrimiento de un país en el que ya casi 6 millones de personas se encuentran desplazadas internamente. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está comprometida con permanecer en el país y seguir brindando asistencia vital. Pero no podemos hacer esto solos. Por favor ayúdennos a ayudar.

 

DONAR