Asistencia de reasentamiento

En ciertos casos, no se tiene debidamente en cuenta el reasentamiento, sin embargo, es un instrumento crucial y un símbolo de la solidaridad internacional y de la repartición de la carga que representa encontrar una solución duradera para los refugiados que no pueden retornar a su país de origen por temor a ser objeto de persecución continua o porque no tienen otra opción más que la de permanecer en el país de asilo.

Fundada en 1951, la OIM inicialmente se encargaba de reasentar a europeos desplazados a raíz de la Segunda Guerra Mundial. Desde entonces, y durante más de seis décadas, ha proporcionado servicios esenciales para apoyar las operaciones de reasentamiento de refugiados. En el último decenio, la OIM ha organizado el traslado de 892.243 refugiados con fines de reasentamiento, procedentes de 186 localizaciones en distintas partes del mundo.

La OIM trabaja en estrecha colaboración con los gobiernos, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), las organizaciones no gubernamentales (ONG) y otros asociados. El proceso se inicia una vez que el ACNUR ha identificado, entrevistado y presentado los casos de refugiados a los países para que consideren el reasentamiento. Seguidamente, y en el marco de los acuerdos de cooperación suscritos con esos países, la OIM se encarga de prestar los servicios de reasentamiento —tramitación de casos, evaluaciones de salud, orientación previa a la partida y traslado propiamente dicho.

Tras la llegada, los países de reasentamiento ofrecen a los refugiados protección jurídica y física, incluido el acceso a sus derechos civiles, políticos, económicos y sociales similares a los que gozan los nacionales. La mayor parte de los refugiados termina obteniendo la nacionalidad del país de reasentamiento.

Visión de la OIM

Desde hace más de 60 años, uno de los propósitos y prioridades fundamentales de la Organización ha sido el traslado de refugiados a efectos de que puedan emprender nuevas vidas con dignidad y respeto y en condiciones seguras y ordenadas.

Objetivos de la OIM

Como parte de su contribución global a la gestión de la migración, la OIM fomenta la integración de refugiados a través de la prestación de servicios de reasentamiento exhaustivos. La Constitución de la OIM, en el Artículo 1 prevé que ha de “…ocuparse del traslado organizado de los refugiados, personas desplazadas y otras necesitadas de servicios internacionales de migración respecto a quienes puedan concertarse arreglos de colaboración entre la Organización y los Estados interesados, incluidos aquellos Estados que se comprometan a acoger a dichas personas”.

Perspectiva de la OIM

A solicitud de los gobiernos, la OIM presta los siguientes servicios de reasentamiento:

  • Tramitación de casos
  • Evaluaciones de salud y la asistencia en materia de salud durante el viaje
  • Orientación previa a la partida/Integración
  • Operaciones de traslado y transporte

Tramitación de casos. Los servicios de tramitación de casos de la OIM tienen por objeto: 1) ayudar a los solicitantes a presentar expedientes correctos y completos con relación a su situación de refugiados; y 2) prestar asistencia a los gobiernos a ofrecer a las diversas autoridades información fidedigna, detallada y objetiva en formatos estándar, a fin de racionalizar los procesos de entrevista y selección. La preparación inicial de los casos es primordial a fin de reducir el número de veces que las autoridades de selección reexaminan o devuelven solicitudes porque están incompletas.

Evaluaciones de salud y la asistencia en materia de salud durante el viaje. Esta asistencia garantiza que los refugiados están en condiciones de viajar y satisfacen los requisitos del país de reasentamiento. Las evaluaciones de salud de los refugiados admitidos para su reasentamiento en terceros países, se financian y llevan a cabo a pedido de los países de reasentamiento, a saber: Australia, Canadá, Dinamarca, los Estados Unidos de América, Noruega, Nueva Zelandia, el Reino Unido y otros. Los protocolos de evaluación de salud se basan en la legislación o en las mejores prácticas del gobierno del país de reasentamiento y se efectúan antes de la partida del refugiado con miras a su reasentamiento. Las evaluaciones de salud de refugiados, previas a la partida, tienen por objeto cerciorarse de que están en condiciones de viajar de manera protegida y digna, reciben la asistencia apropiada requerida, y no plantean un peligro para los demás viajeros o comunidades de acogida.

Orientación previa a la partida /Integración. Los cursos de orientación cultural preparan a los refugiados al ofrecerles información sobre el país de destino y les ayudan a establecer objetivos realistas y a desarrollar competencias y actitudes necesarias para adaptarse a su nuevo entorno.

La orientación previa a la partida sirve para ayudar a los refugiados a fin de que establezcan expectativas realistas y sean autosuficientes lo antes posible. Los temas abordados en la orientación impartida comprenden, entre otros, la vivienda, la salud, la gestión financiera, el papel de los proveedores de servicios para el reasentamiento, la educación, la adaptación cultural, los derechos y responsabilidades.

Enseñanza de idiomas oral y escrita contribuye a que los refugiados cuenten con competencias básicas y de comunicación en el idioma a fin de facilitar el proceso de adaptación y permitir que sean más independientes. Al tener conocimiento de estas competencias funcionales y prácticas, los refugiados acrecientan sus posibilidades de empleo y se convierten en miembros productivos de la sociedad de acogida.

Las sesiones informativas previas al embarque preparan a los refugiados para el vuelo, con inclusión de lo que pueda ocurrir en el aeropuerto, durante el vuelo, mientras están de tránsito y tras su llegada al país de destino. Ello posibilita que las personas que emprenden viaje por primera vez estén más tranquilas y mejor preparadas para el viaje.

Gestiones de traslado y transporte. Estas gestiones permiten que los refugiados sean transportados sin problemas desde localizaciones remotas y distantes del punto final de reasentamiento. Los servicios de traslado para los refugiados que viajan bajo los auspicios de la OIM pueden comprender todos o algunos de los elementos siguientes:

  • Obtención de los documentos de viaje: permisos de salida, visado de tránsito e ingreso, pasaportes, etc.
  • Orientación previa al embarque: itinerarios de vuelos, regulaciones de líneas aéreas, requisitos de aduana, asistencia de tránsito y tras la llegada, etc.
  • Transporte hacia los aeropuertos y asistencia de los pasajeros en el embarque: facturación asistida, ayuda con las aduanas y con las formalidades de inmigración, etc.
  • Obtención de los pasajes aéreos internacionales y nacionales: tarifas reducidas, subsidios adicionales de equipaje, selección de itinerarios, etc.
  • Suministro de acompañantes operacionales/médicos: ayuda a los pasajeros que tienen necesidades especiales, monitoreo y atención de los requisitos médicos durante el viaje, enlace con el personal de vuelo y otras autoridades, etc.
  • Asistencia durante el tránsito: comidas y alojamiento, según se requiera, instrucciones sobre los vuelos de conexión y cambios de las reservas, etc.
  • Asistencia tras la llegada: servicios de recogida y de asistencia tras la llegada, notificación y transferencia a las autoridades de recepción, etc.

Habida cuenta del panorama de reasentamiento en plena evolución, es muy probable que aumente el número de personas obligadas a trasladarse y cuya protección no está asegurada en el marco de la Convención de 1951 sobre los Refugiados, por ello, para encontrar soluciones acertadas y duraderas se requerirá una participación concertada de los diversos interlocutores en toda una gama de servicios. La OIM está en condiciones idóneas para satisfacer el reto y prestar asistencia a los gobiernos, a fin de ayudarles a integrar con éxito a los refugiados en las comunidades de acogida.

Asistencia de la OIM a lo largo de los años
Año Número de migrantes y refugiados asistidos por la OIM
1960 1 millones
1973 2 millones
1980 CIME pasa a ser SIM
3 millones
1985 4 millones
1989 CIM pasa a ser IOM
1990 5 millones
1991 6 millones
1993 7 millones
1997 10 millones
2000 11 millones
2005 13 millones
2008 15 millones