Ante la crisis, la OIM hace un llamamiento para poder brindar apoyo a más de 5,3 millones de nacionales yemenitas y migrantes

Posted: 
05/29/20
Themes: 
COVID-19, Humanitarian Emergencies

Ginebra – En Yemen, la pandemia de COVID-19 ha empeorado la grave situación de las comunidades vulnerables como las personas desplazadas y migrantes. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha hecho un llamamiento por 155 millones de dólares para poder brindar apoyo a más de 5,3 millones de personas hacia finales del presente año. 

Los conflictos, desplazamientos masivos, desaceleración económica severa, inseguridad alimentaria y servicios públicos a punto de colapsar le están pasando factura a los habitantes de Yemen, exacerbando las vulnerabilidades existentes e impactando muy significativamente sobre su salud y bienestar. Se estima que más del 80 por ciento de la población de Yemen necesita recibir asistencia humanitaria.  

“La situación en Yemen se encuentra en un punto de quiebre”, dijo el Director General de la OIM António Vitorino.   

“Mientras el mundo sigue atrapado en medio de la pandemia, los países en crisis necesitan más ayuda que nunca. La COVID-19 es un problema mundial que requiere de una solución también mundial: si un país está luchando contra un brote, ese brote puede poner en riesgo la salud de otras poblaciones en la región y en el mundo. Yemen no puede enfrentar esta nueva crisis totalmente solo”.   

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dicho que más de la mitad de la población de Yemen contraerá COVID-19. Debido a que la capacidad de testeo en laboratorio es limitada, los casos confirmados siguen siendo bajos, pero los trabajadores humanitarios están trabajando partiendo de la base de que el virus ya se ha diseminado en todo el país. Las diversas noticias y reportes comunitarios lamentablemente confirman este pronóstico.  

Con gran rapidez la OIM aumentó su respuesta ante la COVID-19 en Yemen a fin de proteger a personas desplazadas internamente, migrantes, y comunidades de acogida. La Organización ha aumentado la difusión de la información sobre las medidas de prevención ante la COVID-19 entre las comunidades vulnerables a la par que se han brindado servicios sanitarios claves y se ha aumentado el acceso al agua apta para el consumo. Hasta mediados de mayo, los esfuerzos de concientización de la OIM habían llegado hasta aproximadamente más de 170.000 personas en tan sólo un mes.  

Actualmente la Organización le brinda su apoyo a 36 instalaciones sanitarias y a nueve equipos sanitarios de divulgación que intentan llegar a la gente en todo el país, incluyendo en ello a las personas desplazadas internamente que se encuentran viviendo en más de 60 sitios de desplazamiento. La OIM también sigue con su importante asistencia en materia de albergues y con otros tipos de ayuda para las poblaciones desplazadas, mediante la integración de la prevención de la infección y de las medidas de control de las diversas actividades, tales como el distanciamiento físico durante la distribución de la asistencia.  

A pesar de los conflictos, los migrantes del Cuerno de África transitan a través de Yemen a la búsqueda de oportunidades en el Reino de Arabia Saudita. En 2019, más de 138.000 migrantes cruzaron el Golfo de Adén, convirtiéndolo en la ruta migratoria marítima de mayor actividad en todo el mundo.  

Los migrantes en Yemen son vulnerables durante cada una de las fases de su viaje. Además de los riesgos asociados con los conflictos armados, las redes de trata y tráfico asedian a los migrantes irregulares, sometiéndolos a abuso y explotación. Los menores no acompañados y las mujeres se encuentran entre las poblaciones más vulnerables y con frecuencia son víctimas de secuestros, coerción y abuso físico.  

Si bien la cantidad de llegadas ha disminuido a raíz de la pandemia – de 11.101 en enero a 1.725 en abril – muchos migrantes siguen varados en Yemen, habiendo iniciado su viaje antes de que se restringieran los movimientos. Una cifra cada vez mayor debe quedarse en centros de detención y para el cumplimiento del período de cuarentena, debiendo vivir hacinados o en lugares donde las mínimas condiciones de higiene no están garantizadas.  

“Esta pandemia no debe ser una excusa para explotar y abusar de los migrantes. Se necesita apoyo internacional para abogar por la liberación de los migrantes que están en detención y para que se les pueda brindar protección a todos”, dijo Vitorino.   

Mientras que los temores por el virus aumentan, los migrantes son estigmatizados como “transmisores de la enfermedad”, lo cual lleva a represalias que incluyen acoso físico y verbal, denegación de acceso a servicios de salud, restricciones a los movimientos y movimientos forzados hacia zonas desérticas o hacia la primera línea del conflicto.  

“Acusar a las comunidades vulnerables de contribuir a la propagación de la COVID-19 no tiene sentido y esa actitud debe terminar”, dijo el Director General de la OIM. 

“La COVID-19 no respeta fronteras – puede afectar a cualquiera, no distingue afiliación política, ubicación, tribu o situación migratoria. La larga tradición de Yemen en cuanto a la aceptación y apoyo humanitario de las comunidades vulnerables, entre ellas los migrantes y las personas desplazadas, debe continuar”.  

Hoy (02/06), la comunidad humanitaria se congregará en una conferencia sobre promesas de contribuciones para conseguir apoyo para la respuesta a Yemen.  

“La respuesta humanitaria en Yemen necesita con urgencia fondos para poder seguir salvando vidas y proteger a las personas de la COVID-19. Sin embargo, la única solución verdadera para su sufrimiento será poner fin al conflicto. Me hago eco del llamamiento de Naciones Unidas para que las partes en el conflicto se comprometan a realizar negociaciones de paz y para encontrar una solución política para la crisis. La población de Yemen no puede esperar un año más”, concluyó Vitorino.   

La Plataforma de Respuesta a Crisis Mundiales de la OIM brinda un resumen de los planes y requerimientos de fondos de la OIM para poder brindar respuesta a las cambiantes necesidades y aspiraciones de quienes se ven impactados por, o se encuentran en riesgo por, las crisis y los desplazamientos en 2020 y hacia adelante. La Plataforma es actualizada con regularidad a medida que las crisis evolucionan y emergen nuevas situaciones.  

 

Puede descargar el Llamamiento Consolidado 2020 de la OIM para Yemen en inglés o árabe.   

Para más información por favor contactar a Olivia Headon en la OIM Yemen, Tel: +353833022846, WhatsApp: +967730552233, Correo electrónico: oheadon@iom.int, o Angela Wells en la OIM en Ginebra, Tel: +41 7940 35365, Correo electrónico: awells@iom.int   

Lea esta nota en árabe.  

  • Una mujer yemenita desplazada parada en la puerta de su albergue temporario que comparte con su numerosa familia. Foto: O. Headon/OIM 2019