Apertura de un nuevo centro para menores no acompañados en Tapachula, México

Posted: 
07/30/09

La OIM y sus socios –PNUD, UNICEF y el Gobierno del Estado de
Chiapas – han inaugurado en la ciudad fronteriza de Tapachula
un centro que ofrecerá refugio y atención al cada vez
mayor número de menores no acompañados de
Centroamérica que llegan a México a través de
la frontera meridional.

El centro, financiado por el gobierno de Australia,
Canadá y Nueva Zelanda y gestionado por las autoridades
locales, ofrece atención sanitaria básica y ayuda
psicosocial, acceso a la red telefónica para comunicarse con
miembros de la familia, actividades recreativas y oportunidades de
formación profesional.

La mayoría de los menores no acompañados, de
edades comprendidas entre los 10 y los 17 años, viajan solos
para reunirse con uno o ambos progenitores quienes se encuentran en
los Estados Unidos o migran bajo presión de sus familiares
para encontrar trabajo y enviar dinero a sus hogares.  Se
calcula que la cifra de menores que viajan anualmente puede
elevarse a 20.000.

"Todos los menores no acompañados, independientemente de
su edad, son especialmente vulnerables a abusos y
explotación.  No obstante, no se dispone de cifras
concretas ni en estudios ni en estadísticas actuales",
explica Juan Artola, Jefe de la misión de la OIM en
México.

Según los funcionarios de inmigración en
Tapachula, 5.200 menores centroamericanos fueron interceptados en
esa frontera en 2008.  Sin embargo, hay un gran número
de menores que realizan el viaje solos y que no son interceptados
por las autoridades.

Las ONG locales estiman que unos 3.000 menores, principalmente
de El Salvador, Guatemala y Honduras, se encuentran en la zona
fronteriza trabajando como vendedores ambulantes, cargando y
descargando mercancía, recogiendo basura, trabajando en
bares y restaurantes, como trabajadores sexuales, empleados
domésticos o mendigando.

Esta cifra no incluye a un elevado número de menores
guatemaltecas que trabajan como empleadas domésticas en
México y que, debido a la proximidad, cruzan a menudo la
frontera.

Artola afirma que aún queda mucho por hacer para
garantizar la protección de los derechos de estos
jóvenes.  "Muchos de los menores no acompañados
tienen entre 14 y 17 años.  A menudo, no existen pautas
a seguir y los gobiernos locales no cuentan con las
infraestructuras, formación ni recursos adecuados para
ayudar a este grupo".

El subsecretario de Interior mexicano, en colaboración
con la OIM, estableció un grupo de trabajo
interinstitucional para fomentar la sinergía y las acciones
concretas de protección de estos menores.  Asimismo, la
OIM trabaja junto al Gobierno del Estado de Chiapas en el
desarrollo de pautas y en la creación de capacidades entre
todas las instituciones en contacto con los menores.

Desde 2005, la OIM ha ayudado a retornar a sus hogares a menores
no acompañados mediante el Fondo de Reserva para el Retorno
de Migrantes Altamente Vulnerables creado por la Conferencia
Regional sobre Migración; un foro regional sobre
migración internacional formado por Belice, Canadá,
Costa Rica, los Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México,
Nicaragua, Panamá, la República Dominicana y El
Salvador.

Para más información, póngase en contacto
con:

Fernanda Ezeta

OIM México

Tel.: +525 5 55 36 39 54

E-mail: "mailto:fezeta@iom.int">fezeta@iom.int

© OIM 2009