Canales para proteger a los pobladores de Bangladesh y a los refugiados rohingyas de las inundaciones causadas por los monzones

Posted: 
05/22/18
Themes: 
Humanitarian Emergencies, Refugee and Asylum Issues, Rohingya Crisis

Cox’s Bazar – Se está implementando un importante proyecto de dragado y renovación de canales para proteger a los residentes locales y a los refugiados de las inminentes inundaciones que los monzones ocasionarán en la zona sur de Bangladesh. El proyecto forma parte del grupo de proyectos iniciados por la OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración y que pretende salvaguardar a cientos de miles de personas en Cox’s Bazar antes de que comiencen las copiosas lluvias originadas por los monzones y la temporada de ciclones.

Actualmente más de nueve kilómetros de canales abandonados están siendo dragados y renovados en el sub-distrito de Ukhiya en Cox’s Bazar para prevenir las inundaciones y para que el agua pueda correr cuando caigan intensas lluvias en la región, la cual es proclive a densas anegaciones a causa de los monzones en Bangladesh.

La OIM ha empleado a 50 trabajadores del pueblo de Ukhiya en Hakimpara para llevar adelante este trabajo, que es parte de un programa más amplio de preparación frente a desastres apoyado por la OIM.

El proyecto no solamente servirá para ayudar a salvaguardar las vidas y los medios de subsistencia en Hakimpara y en la vecina Jamtoli cuando los vientos monzones comiencen a soplar, reduciendo de tal modo el riesgo de inundaciones, sino que también brindará la oportunidad de dar impulso a la agricultura local.

En años anteriores, las inundaciones de los canales bloqueados dañaron o destruyeron unos 70 acres de arrozales de acuerdo a testimonios de líderes comunitarios locales. Según ellos, una vez que hayan sido limpiados, los canales también brindarán servicios de irrigación durante la temporada seca.

“El agua no corre por los canales debido a que los mismos no han sido mantenidos por años. Esto llevó a que se produjeran inundaciones en las comunidades circundantes durante los monzones ya que el agua de lluvia proveniente de las colinas adyacentes no podía circular,” dijo Damon Elsworth, Funcionario de Operaciones de Coordinación y Gestión de Campamentos de la OIM (CCCM por su sigla en inglés).

El escarpado distrito de Cox’s Bazar ya era proclive a aludes e inundaciones desde incluso antes de la llegada de cientos de miles de refugiados rohingyas que escapaban de la violencia en Myanmar. Los refugiados – desesperados por encontrar lugares para construir albergues para sus familias –quitaron la vegetación de las colinas aledañas y ello generó la erosión del suelo.

Casi 700,000 refugiados han llegado a Cox’s Bazar desde finales de agosto de 2017, ejerciendo gran presión sobre la infraestructura local. La mayor parte de los recién llegados viven en condiciones de hacinamiento en las laderas desnudas que ahora corren serios riesgos de aludes y de colapsar durante las intensas lluvias.

El proyecto de limpieza de canales por la suma de 20.000 dólares estadounidenses, financiado por los Estados Unidos a través de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de ese país (PRM por su sigla en inglés), por Canadá y por ECHO (Dirección General de Ayuda Humanitaria y Protección Civil de la Comisión Europea), es llevado a cabo en el marco del Proyecto de Ingeniería de Mantenimiento de Sitios (SMEP por su sigla en inglés) – que es un proyecto entre agencias que involucra a la OIM, al Programa Mundial de Alimentos y al ACNUR.

El SMEP aspira a combatir una serie de riesgos asociados a la temporada de monzones. Por ejemplo, se posicionará con la debida antelación maquinaria en diez sitios a lo largo del distrito para mantener despejados los caminos y las rutas acuíferas para el supuesto caso de que los aludes y las inundaciones lleguen a bloquear las rutas claves de acceso. Los ingenieros del SMEP, los trabajadores locales y los refugiados también están preparando terrenos más seguros para reubicar a los refugiados de las partes más peligrosas de los campamentos.

Los residentes locales que trabajan en el proyecto de limpieza de canales dijeron que se sentían felices de poder trabajar juntos para proteger a su comunidad. “Es muy bueno haber sido consultados en cada etapa de este trabajo de dragado. La sensación es que nos hemos apropiado de aquello en lo cual estamos trabajando,” sostuvo Syed Kashem, de 65 años, un líder comunitario local que supervisa el trabajo de dragado.

Cox’s Bazar ya ha experimentado las primeras lluvias de la temporada. La OIM junto a otras agencias está trabajando para brindar su apoyo al Gobierno de Bangladesh y de ese modo responder a una amplia gama de situaciones potenciales de emergencia. Se han construido caminos, senderos, puentes y desagües y se ha estabilizado el terreno en los pasados meses para poder ayudar a que las rutas de acceso sigan estando abiertas.

La OIM ha establecido Comités de Para Desarrollo (PDCs por su sigla en inglés) – grupos comunitarios, cada uno de ellos compuesto por seis refugiados y cinco miembros de la comunidad de acogida – en el sub-distrito de Teknaf, al sur de Ukhiya, en donde los refugiados rohingyas viven mayormente entre los residentes locales. Hasta la fecha la OIM, trabajando junto a los PDC, ha dado su apoyo a 24 proyectos de impacto inmediato en la zona. Los mismos incluyen la construcción de puentes, rutas de acceso, senderos escalonados, desagües y trabajos de protección de laderas que permitirán a las comunidades enfrentar de mejor manera la temporada de monzones.

La OIM también está realizando acopio de asistencia de emergencia que incluye láminas impermeables, varas de bambú, comida, agua y provisiones médicas en sus nuevos centros de logística en Hnilla y Teknaf, los cuales son financiados por la agencia de asistencia KSrelief, de Arabia Saudita. La misma asegurará que las necesidades más urgentes tanto de los refugiados como de las comunidades de acogida puedan aliviarse, incluso si las condiciones climáticas hacen que el acceso se vuelva difícil.

Los miembros de la comunidad local en Cox’s Bazar también han sido capacitados en primeros auxilios, búsqueda y rescate y en seguridad en materia de incendios para poder combatir cualquier desastre, incluso los ciclones y las lluvias intensas. Se han creado grupos de voluntarios y se les ha hecho entrega de herramientas para trabajar junto a las agencias de ayuda en materia de preparación para desastres y respuesta de emergencia.

Para mayor información por favor contactar a Fiona MacGregor en la OIM Cox’s Bazar, Tel. +88 0 1733 335221, Email: fmacgregor@iom.int.

  • Operarios locales trabajan en una sección del canal en Hakimpara. Foto: OIM 2018.

  • Bolsas de arena apuntalan una sección del canal para mejorar el drenaje y la irrigación. Foto: OIM 2018.