Comienzan los esfuerzos tendientes a descongestionar los campamentos de personas desplazadas en el noreste de Nigeria a la par que aumentan las necesidades humanitarias

Posted: 
11/20/20
Themes: 
Internal Displacement, Relocation

Maiduguri – En 2020, la implacable violencia en el noreste de Nigeria ha acelerado nuevas olas de desplazamiento hacia campamentos ya congestionados. La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ha comenzado a desplegar una nueva estrategia de descongestión en cooperación con asociados humanitarios la cual persigue la reducción de la superpoblación en más del 55% de los campamentos en el Estado de Borno, en donde cuatro de cada cinco personas desplazadas internamente (IDP) viven actualmente en sitios atestados.

Las condiciones de hacinamiento en los campamentos, con albergues provisorios y temporales erigidos muy cerca los unos de los otros hacen que el distanciamiento físico para prevenir la propagación del virus COVID-19 se vuelva prácticamente imposible, además de un aumento en los riesgos de que se inicien incendios y la accesibilidad se vea reducida.

“Las poblaciones desplazadas en el noreste están enfrentado un gran peligro debido a la inseguridad en aumento, los medios de subsistencia que se han interrumpido y el riesgo permanente de transmisión del COVID-19,” sostuvo Jeffrey Labovitz, Director de Operaciones y Emergencias en la OIM durante una visita a los campamentos en Borno esta semana.

Desde que comenzó la pandemia del COVID-19, la cifra de personas que necesitan recibir asistencia humanitaria ha aumentado a 3,5 millones, que es el mayor número desde que la repuesta humanitaria conjunta comenzó hace cinco años.

La cifra de personas desplazadas internamente en los estados de Nigeria más afectados (Borno, Adamawa y Yobe) pasó de 1,8 a 1,9 millones en 2020, de acuerdo con la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento de la OIM. La mayor parte vive en albergues provisorios de gran precariedad, los cuales dejan expuestos a los habitantes a las severas condiciones climáticas y también a padecer violencia basada en género, además de otras amenazas a la seguridad.

Los esfuerzos para descongestionar los sitios atestados constituyen una medida provisoria, pero a la vez adecuada para mejorar las condiciones de vida de las familias desplazadas.  En la ciudad de Dikwa, la OIM ha reubicado a 899 personas de un total proyectado de 1.235, en albergues mejorados en el recientemente establecido campamento de Umarti, tras la aprobación otorgada por las autoridades locales y estatales.

Los esfuerzos de reubicación en Dikwa, en donde 17 campamentos albergan a 60.848 personas, brindarán mejores condiciones de vida para la población y disminuirán los riesgos en materia de protección, desastres y salud, a la par que los acercará a los servicios e instalaciones claves tales como los de salud y los destinados a la distribución de alimentos.

La precaria situación de seguridad también ha creado obstáculos para que los trabajadores humanitarios puedan brindar asistencia en lugares remotos. Desde 2019 tres de cada nueve centros humanitarios gestionados por la OIM – sitios en los que los trabajadores humanitarios residen y trabajan – en las ciudades de Banki, Ngala y Monguno, han sido blanco de ataques perpetrados por grupos armados no estatales. “Se necesita un apoyo financiero mayor para fortalecer las medidas de seguridad para estos centros y garantizar la seguridad de los trabajadores humanitarios. Sin estas instalaciones, los servicios esenciales en las áreas afectadas por los conflictos podrían verse interrumpidos”, agregó Labovitz.

El conflicto de 11 años de duración en el noreste se ha extendido a las zonas cercanas al Lago Chad, provocando una de las más severas y complejas crisis humanitarias del mundo. Faltando apenas dos meses para que el año 2020 llegue a su fin, los actores que brindan asistencia han recibido menos de la mitad de los fondos necesarios para brindar asistencia a los 7.8 millones de personas a las cuales se apunta.

Para más información por favor contactar a Jorge Galindo en la OIM Nigeria, Tel: +234 906 273 9168, Correo electrónico: jgalindo@iom.int, o Angela Wells en el Departamento de Operaciones y Emergencias de la OIM, Tel: +41 7940 35365, Correo electrónico: awells@iom.int 

  • El campamento de Gubio alberga a más de 30.000 personas desplazadas internamente en el noreste de Nigeria, en donde las necesidades humanitarias han aumentado significativamente en 2020. Foto: OIM/Jorge Galindo.

  • El Director de Operaciones y Emergencias de la OIM, Jeffrey Labovitz, se reúne con miembros de la comunidad en el campamento de desplazados internos de Dikwa. Foto: Kazi Made / IOM