Comunidad de Papúa Nueva Guinea afectada por terremoto obtiene acceso a agua potable segura

Posted: 
01/29/19
Themes: 
Migration and Climate Change

Port Moresby – Soi – una comunidad remota de 210 familias en el distrito rural de Nipa, ubicado en la provincia de Southern Highlands en Papúa New Guinea – fue devastada por un terremoto de 7.5 grados ocurrido en esa zona en febrero de 2018.

Los aludes provocados por el terremoto contaminaron las fuentes tradicionales de agua de la comunidad tras lo cual los aldeanos – en su gran mayoría mujeres y jóvenes – debieron caminar por más de una hora para juntar agua para uso doméstico en un río cercano. Las jóvenes no pudieron asistir a la escuela debido a esta tarea que les insumía mucho tiempo.

Una evaluación de necesidades realizada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en abril de 2018 descubrió que el acceso a agua potable era una prioridad esencial para la comunidad, tanto en Soi como en otros lugares en el distrito.

Junto a la Oficina para el Control de Emergencias, a la Administración Provincial de Southern Highlands y al equipo de país de Naciones Unidas, la OIM usó un enfoque de base comunitaria para equipar a las escuelas y a las instalaciones de salud con 17 tanques de agua de lluvia los cuales beneficiaron a 26.915 personas en cinco comunidades, cinco centros de salud y cinco escuelas.

Los miembros de la comunidad trabajaron juntos para instalar los dispositivos alimentados con agua de lluvia, recibiendo asimismo la asistencia técnica de la OIM. “Todos participaron en la construcción. Las madres y los y las jóvenes prepararon el terreno y juntaron piedras y arena que trajeron del río”, dijo Janet John, quien reside en Soi. “Las madres cocinaron alimentos para los constructores y los hombres mezclaron el cemento e hicieron el trabajo de construcción,” agregó ella.

Durante un monitoreo posterior a la asistencia llevado a cabo por la OIM en enero en Soi, los miembros de la comunidad se mostraron muy contentos por los cambios que el proyecto generó.

 “Solíamos juntar agua del monte. Esta es la primera vez que tenemos agua que sale de una canilla,” dijo un ama de casa que vive en Soi. “Estoy muy feliz pues no tengo ya que caminar largas distancias para traer agua del campo”, dijo otra. “La OIM nos ha ayudado a tener un mejor acceso a agua segura y limpia para beber y realmente apreciamos el apoyo que nos han brindado,” dijo Paul Tokam, líder comunitario.

Para mayor información por favor contactar a la OIM en  Port Moresby. Tomoko Sato, Tel. +675 3213655, Email: tsato@iom.int o Peter Murorera, Email: pmurorera@iom.int

  • IOM staff, community members at the launch of the new water supply. Photo: IOM/Samike Gagee

  • Children collect water from the new water supply in Soi. Photo: IOM/Peter Murorera

  • Children collect water from the new water supply in Soi. Photo: IOM/Peter Murorera