De acuerdo con una encuesta de la OIM, el acceso a la escuela ayuda a la inclusión social de los migrantes y refugiados en Grecia

Posted: 
11/02/18
Themes: 
Integration, Migration and Youth, Refugee and Asylum Issues

Atenas – El acceso regular a la escolaridad ha permitido que niños migrantes y refugiados se hagan  amigos de estudiantes de otras culturas, según los testimonios aportados por un 84% de niños y niñas encuestados en centros abiertos de alojamiento en Grecia.

Las conclusiones del estudio que fue realizado por la OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración ponen de manifiesto que la calidad de las relaciones en el seno de la comunidad se ve directamente afectada por la experiencia personal de los estudiantes en las instituciones educativas. Los resultados indican que la satisfacción con la experiencia escolar cotidiana es una condición previa esencial para la integración de los estudiantes al sistema educativo.

“Disfruto mucho de la escuela y mi materia preferida es Inglés, pero también quiero seguir aprendiendo Griego. Realmente me gusta esa lengua,” dijo Sidad, de 10 años de edad y de origen iraquí.

“Cuando crezca me gustaría ser intérprete. No tengo ningún amigo griego todavía. Pero vamos a la escuela juntos cada día y jugamos a la pelota en los recreos”, siguió diciendo.

Los datos de la encuesta mostraron asimismo que la mayor parte de quienes respondieron (62%) contaban con educación formal anterior recibida en sus países de origen. La gran mayoría de los niños y niñas encuestados (84%) informaron que habían hecho amigos o que habían interactuado con regularidad con estudiantes griegos y de otras nacionalidades, y que se habían integrado lentamente al medioambiente escolar.

Se evidenció que los estudiantes de nivel superior estuvieron más involucrados con la concurrencia a clases, ya que la tasa de deserción apenas si alcanzaba poco más del 11%, en comparación con la tasa del 30% entre los concurrentes a la escuela primaria y del 27% para el caso de los estudiantes de la escuela secundaria.

La incidencia de la deserción puede atribuirse a diversos factores como por ejemplo los flujos de personas que se van de los sitios y el movimiento de familias hacia zonas urbanas, e incluso hacia otros países de Europa como por ejemplo por medio del Programa de Reubicación de la UE, el cual concluyó en marzo de 2018. Otras prioridades tales como lograr paliar necesidades básicas como las vinculadas a la alimentación y el albergue se mencionan entre los factores que han influido en las tasas de deserción escolar.

“Es indiscutible que la educación es clave para ayudar a que los niños migrantes y refugiados se establezcan en sus nuevos hogares y pueda evitarse que los mismos sufran el ostracismo en su nuevo entorno,” sostuvo el Jefe de Misión de la OIM Grecia Gianluca Rocco.

“La OIM tiene el orgullo de poder brindar su apoyo al Gobierno de Grecia en este importante esfuerzo en pos de facilitar la cohesión social en ese país,” agregó.

Simona Moscarelli,  funcionaria de programa de la OIM Grecia explicó que la voluntad de querer concurrir a la escuela contra cualquier obstáculo demuestra el alto valor que los estudiantes le dan al aprendizaje y a la adaptación a una nueva cultura.

“En nuestra experiencia, hemos visto que la asistencia regular revela la motivación existente, y no solamente en cuanto a querer aprender sino también en cuanto a ser parte de la comunidad y retornar a la normalidad, sobre todo dado el hecho de que la concurrencia a la escuela no es obligatoria para los migrantes y refugiados en Grecia y un gran número de migrantes que eligen enviar a sus hijos e hijas no consideran a Grecia como el lugar en el cual vivirán de manera permanente,” dijo Moscarelli.

Durante el año escolar 2017-2018, la OIM aseguró el transporte de 2.800 estudiantes migrantes y refugiados a las escuelas. Un 73% concurrió a clases en nivel primario, un 21% a nivel secundario y casi un 6% en educación superior. Un 56% fueron varones y un 44% mujeres, en tanto que la gran mayoría (91%) fueron de origen sirio, iraquí y afgano.

Con financiación provista por la Comisión Europea, el transporte de niños migrantes y refugiados desde los  sitios donde estaban alojados hasta las escuelas fue parte del programa denominado “Apoyo Humanitario y de Recuperación para las Poblaciones Afectadas en Grecia” para el año escolar 2017-2018.

Para mayor información por favor contactar a Christine Nikolaidou en la OIM Grecia, Tel: +30 210 99 19 040 (Ext. 248), Email: cnikolaidou@iom.int

  • La OIM asegura el acceso a la educación de niños migrantes y refugiados en Grecia. Foto: OIM

  • La OIM asegura el acceso a la educación de niños migrantes y refugiados en Grecia. Foto: OIM

  • Sidad, de diez años y procedente de Iraq, concurre a la escuela junto a estudiantes griegos. Foto: OIM