Desplazados que sobrevivieron el terremoto de Nepal se trasladan a campamentos más amplios, pero las deficiencias de ayuda humanitaria y la inseguridad persisten

Posted: 
07/24/15

Nepal - A tres meses del terremoto devastador en Nepal, un nuevo informe de la OIM revela que los desplazados internos se están concentrando en menos campamentos, pero más amplios. No obstante, sigue habiendo deficiencias considerables en materia de servicios y seguridad, aun cuando los organismos de ayuda humanitaria distribuyen con rapidez los suministros que más se necesitan.

Un terremoto de magnitud 7,8 ocurrido el 25 de abril y la réplica fuerte del 12 de mayo se cobraron la vida de más de 8.800 personas, destruyeron 600.000 viviendas y dañaron 280.000 viviendas en 14 distritos, entre estos la capital Katmandú. Según estimaciones de las Naciones Unidas, sigue habiendo 2,8 millones de personas necesitadas de ayuda humanitaria.

La tercera Matriz de Seguimiento de Desplazados de la OIM (DTM por sus siglas en inglés) se dio a conocer esta semana y refleja que el número de campamentos que albergan a más de 50 familias se ha reducido de 77 a 66, mientras que su población ha aumentado de unas 49.000 a más de 53.000 personas. De los 286 campamentos evaluados en mayo, 104 permanecen abiertos, lo que sugiere que muchas personas optan por regresar a los campamentos cercanos a su lugar de origen, por lo general a unos 30 minutos de distancia a pie.

Según el informe de la DTM, de los campamentos encuestados solo el 42 por ciento posee comités designados, un tercio carece de electricidad, y la iluminación alrededor de las letrinas y los espacios públicos es insuficiente o inexistente en el 84 por ciento de los sitios evaluados.

Asimismo, la DTM revela que muchas mujeres que se refugian en los asentamientos no se sienten seguras (el 34 por ciento), y que tan solo en siete de los campamentos encuestados hay áreas designadas seguras y sociales para mujeres. Muchos hombres y niños también manifestaron que se sienten inseguros (el 26 y el 30 por ciento, respectivamente). Aunque en el 80 por ciento de los sitios hay oportunidades educativas para niños, en menos de una cuarta parte hay áreas de juego.

“Al analizar las soluciones más duraderas para ayudar a cientos de miles de personas desplazadas a pasar los meses de invierno, no podemos perder de vista el hecho de que hay importantes necesidades que aún no están siendo satisfechas en los campamentos a los que las personas han llegado en busca de ayuda y seguridad”, destacó el Jefe de Misión en funciones de la OIM de Nepal, Tom Sinkovits. “En especial es necesario abordar de manera rápida y eficaz las preocupaciones de seguridad de las mujeres. Es evidente que todavía hay mucho trabajo por hacer”.

La DTM es una herramienta de gestión de datos para dar seguimiento al estado y la ubicación de los desplazados internos en los campamentos temporales de desplazamiento a través de la recopilación de información sobre las necesidades humanitarias y las deficiencias de ayuda. La información se recolecta en entrevistas con informantes clave en cada lugar y en discusiones en grupos pequeños con hombres, mujeres y niños desplazados. La próxima semana se dará a conocer información adicional generada por una encuesta detallada de intención de retorno que está por finalizar.

Además de dirigir la distribución de grandes volúmenes de ayuda de donantes durante las primeras semanas de la emergencia posterior al terremoto del 25 de abril, la OIM ha movilizado sus propios recursos de donantes para el envío de casi 190.000 láminas de acero galvanizado corrugado para los techos que tanto se necesitan y cuya distribución estará a cargo de socios humanitarios. Otras 110.000 láminas de acero galvanizado corrugado están en camino a Nepal.

Asimismo, la OIM ha entregado más de 112.000 láminas de plástico, 16.800 metros lineales de bambú y 41.000 mantas a sus socios humanitarios, para su distribución entre las víctimas del terremoto.

La remoción de escombros y el establecimiento de corredores de transporte también son prioridades en los tres centros donde la OIM concentra sus operaciones: Gorkha, Chautara y Charikot. A la fecha, los equipos dirigidos por la OIM han demolido, con ayuda de maquinaria pesada, 61 edificios muy dañados. Esto ha generado la remoción de cerca de 112.000 metros cúbicos de escombros.

Por otro lado, gran parte de la infraestructura de salud de Nepal quedó destruida tras el terremoto. Un equipo de salud de la OIM ha ayudado a más de 700 pacientes y cuidadores a salir de los hospitales de Katmandú para su traslado a instalaciones de atención secundaria. Sin embargo, para muchas personas es escasa la infraestructura existente para que reciban fisioterapia o asesoramiento cuando vuelvan a su lugar de origen. Se dio inicio a la planificación de un centro de transición que se necesita con urgencia en Sindhupalchok, una de las áreas más afectadas, para garantizar a los sobrevivientes lesionados que reciban cerca de su hogar el apoyo que requieren.

Para obtener más información, por favor ponerse en contacto con la OIM de Nepal, Tom Sinkovits, Email: [email protected], Tel: +977 980 100 9202; o Paul Dillon, Email: [email protected], Tel: +977 980 110 8435.

Daños en Chautara tras el terremoto en el distrito de Sindhupalchok, Nepal