Diversos recuentos muestran una reducción en la cifra de personas que están albergadas en dos de los mayores sitios de desplazamiento en Sudán del Sur

Posted: 
02/01/19
Themes: 
Migrant Assistance

Juba – Diversos informes publicados por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Sudán del Sur muestran un leve descenso en la cifra de personas en dos de los mayores centros de desplazamiento en dicho país: los sitios de desplazamiento de  Wau y Bentiu.

Recientes recuentos indican que 114.330 personas se encuentran residiendo en el sito de Protección de Civiles (PoC) de  la Misión de la ONU en Bentiu, Sudán del Sur  (UNMISS), en tanto que otras 25.968 están viviendo en los centros colectivos y de Protección de Civiles en Wau. Estas cifras se encuentran por debajo de las cifras de registro biométrico oficiales – 161.071 para Bentiu y 36.832 para Wau – contabilizadas en ocasión de los últimos ejercicios de verificación integrales que se realizaron en 2016 y 2017 respectivamente, y que desde ese momento se han actualizado para incluir pequeñas cantidades de llegadas nuevas y recién nacidos. Es difícil incluir en el registro biométrico a quienes se han ido de los sitios sin un ejercicio de verificación completo, ya que la gente usualmente no alerta a quienes tienen a su cargo la gestión del campamento cuando se van del mismo de forma permanente.

Las múltiples escaladas en el conflicto de Sudán del Sur desde que se inició en 2013 han forzado a más de 4 millones de personas a abandonar sus hogares. Más de la mitad de los desplazados huyeron hacia países vecinos, principalmente a Sudán, Uganda, Etiopía, Kenya, la República Democrática del Congo y la República Centroafricana.

Sin embargo, se estima que casi 1.900.000 personas se han desplazado dentro de las fronteras de Sudán del Sur. La mayor parte de las mismas (casi un 90%) viven dentro de las comunidades de acogida más que en los sitios de desplazamiento. Otros viven en sitios de desplazamiento pequeños que en el contexto de Sudán del Sur se conocen con el nombre de centros colectivos. El resto de la población desplazada vive en las bases de UNMISS o en sus cercanías, en donde procuraron protección durante el conflicto. Los sitios de Protección de Civiles, que son especiales dentro de Sudán del Sur, están ubicados en  Bor, Bentiu, Juba, Malakal y Wau.

La Matriz de Seguimiento de Desplazamiento de la OIM (DTM por su sigla en inglés) recopila datos claves sobre desplazamiento y migración en Sudán del Sur, con el objeto de dar forma a las intervenciones de la comunidad humanitaria. En sitios de desplazamiento, lleva adelante registro biométrico y recuentos para medir el tamaño poblacional. El registro biométrico involucra escanear/registrar las huellas digitales de los pulgares de una persona y tomar nota de sus detalles personales de relevancia.

Si bien es un medio muy efectivo para medir el tamaño de un sitio de desplazamiento, es también un esfuerzo muy grande que no puede hacerse con tanta frecuencia, ya que requiere salir del sitio de desplazamiento por muchos días. Reconociendo el hecho de que puede haber cambios poblacionales significativos entre los diversos registros biométricos, el equipo que tiene a su cargo el seguimiento del desplazamiento en la OIM lleva a cabo recuentos mensuales en los sitios de Protección de Civiles de Bantiu y Wau, para monitorear de tal modo las cambiantes dinámicas y las tendencias en el desplazamiento.

En Bentiu, el recuento más reciente muestra que los niños menores de cinco años representan más de un tercio de la población del sitio de Protección de Civiles. En total, la mitad de la población son mujeres y la otra mitad son hombres. Se puede acceder al Informe 2018  de Tendencias en los Recuentos en el Sitio de Protección de Civiles de Bentiu aquí.

En el sitio de Protección de Civiles de Wau, hubo un descenso estable en el tamaño poblacional a lo largo del año 2018, como fuera indicado por los recuentos que disminuyeron en más de 25.000 en enero de 2018 a 15.272 personas al final del año. Al mismo tiempo, los sitios colectivos   en Wau, principalmente los centros colectivos de Cathedral, Nazareth, St. Joseph, Lokoloko y Masna, fueron testigos de algunas fluctuaciones, por momentos con influjos de nuevos desplazados.

Por ejemplo, junio del año pasado fue testigo de algunos enfrentamientos entre grupos armados en zonas al sur de Wau, incluyendo al Condado de Baggari y del Río Jur. Mientras las luchas aumentaban, más y más personas se vieron forzadas a abandonar sus hogares a la búsqueda de seguridad en las cercanías de la ciudad de Wau, y cerca de 760 nuevos desplazados llegaron al centro colectivo de Masna.

Esta información también puede ser complementada por una  intention survey (encuesta de intención) recientemente llevada a cabo por la DTM en Wau, la cual muestra que un 40% de las personas desplazadas que han sido entrevistadas tienen la intención de dejar el sitio de Protección de Civiles, la mitad de ellas en el primer trimestre del año. Se puede acceder al Informe 2018 de Tendencias en los Recuentos en el Centro Colectivo y de Protección a Civiles de Wau aquí.

En septiembre de 2018, el Gobierno de la República de Sudán del Sur y fuerzas claves de la oposición firmaron un acuerdo de paz.  En los meses siguientes, muchas áreas en todo el país se volvieron más estables si bien cierto grado de desplazamiento se ha dado debido al conflicto localizado.

Aunque los datos de la DTM hasta ahora solamente reflejan con cautela tendencias en alza respecto de los movimientos de retornos potenciales desde la firma del acuerdo de paz, la comunidad humanitaria está preparándose para un escenario de retornos crecientes durante el año en el supuesto caso de que la estabilidad siga aumentando.

“Los datos como los tamaños de la población en los sitios de Protección de Civiles son vitales para nuestras operaciones”, dijo el Jefe de Misión de la OIM de Sudán del Sur, Jean-Philippe Chauzy. “Esos datos nos muestran lo que se necesita para poder paliar las necesidades de las personas y el lugar en el que se encuentran los desplazados cuando salen de los sitios de desplazamiento”.

“Además, hacer que las personas retornen a sus áreas de origen no significa que las necesidades humanitarias en Sudán del Sur acabarán. De hecho, las mismas son múltiples y continuarán siéndolo ya que millones de personas no tienen acceso a cuidados esenciales de la salud, ni a albergues seguros, agua potable y otros elementos esenciales. Confío en que los donantes internacionales seguirán brindando su apoyo a las personas de Sudán del Sur y nos permitirán ampliar la provisión de asistencia vital mientras el país se dirige a un estado de paz sostenible,” dijo Chauzy.

La OIM aboga por un enfoque integrado y multisectorial en donde la gestión de la migración al igual que los esfuerzos en pos de la recuperación y la estabilización complementen las intervenciones humanitarias en el campo de la salud, el apoyo a la salud mental y el apoyo psicosocial (MHPSS por su sigla en inglés), los servicios de agua, sanidad e higiene (WASH), la gestión y coordinación de campamentos (CCCM), la provisión de albergues y artículos no alimentarios (NFI) y la logística. El objetivo de la Organización en Sudán del Sur es desarrollar resiliencia en la comunidad y reducir la dependencia de la asistencia humanitaria. Todo este trabajo es apuntalado por datos que son recopilados a través de la DTM.

Para mayor información por favor contactar a Olivia Headon en Juba, Tel: +211912379843, Email: oheadon@iom.int.

  • Sudán del Sur: hileras de albergues en el sitio de Protección de Civiles de Wau, en el que de acuerdo con los recuentos de la DTM de la OIM viven 15.272 personas. Foto: O. Headon/OIM 2018.