El Director General de la OIM advierte acerca de los cada vez más frecuentes informes sobre ataques de violencia sexual contra la población rohingya

Posted: 
09/27/17

Cox’s Bazar - El Director General de la OIM, William Lacy Swing, se encuentra verdaderamente preocupado por los cada vez más frecuentes informes de parte de rohingyas en estado de vulnerabilidad que llegan desde Myanmar a Bangladesh y que han sido víctimas de violencia sexual o de género. La OIM está proveyendo inmediato apoyo psicológico y médico a los sobrevivientes.

“La violencia sexual y de género constituye un abuso grave contra la vida, la salud pública y los derechos humanos, y estoy sumamente impresionado y preocupado por informes que estamos recibiendo relacionados con las nuevas llegadas a Cox’s Bazar,” dijo el Director General Swing desde la sede de la Organización en Ginebra al discutir la respuesta de la OIM.  “En particular las mujeres y las jóvenes, pero también hombres y muchachos han sido el objetivo y están en riesgo de sufrir explotación, violencia y abusos adicionales debido a su género, edad y condición dentro de la sociedad.”

Desde el 25 de agosto, cuando la violencia estalló en el Estado de Rakhine, Myanmar, aproximadamente 480.000 personas han cruzado rumbo a Cox’s Bazar, Bangladesh. Con anterioridad a este influjo más reciente, los rohingya habían huido del Estado de Rakhine durante años tras varias oleadas de inseguridad, incluyendo aproximadamente 74.000 personas en octubre pasado. La violencia basada en género ha sido registrada en evaluaciones de necesidades, en misiones destinadas a recopilar información y a través de la provisión de servicios vitales. Violaciones, ataques sexuales y matrimonios de niños, entre otras formas de violencia de género, han sido identificadas y requieren de respuestas inmediatas y holísticas por parte de los actores humanitarios.

Aunque el número conocido es probable que solamente represente una pequeña porción del número real de casos, los doctores de la OIM han tratado a docenas de mujeres desde el mes de agosto, que han sido víctimas de ataques de violencia sexual, y desde octubre de 2016, la OIM ha tratado o recibido informes de cientos de mujeres y de algunos hombres.

“La OIM brinda apoyo a los sobrevivientes pero no puedo dejar de enfatizar especialmente el hecho de que intentar comprender la escala de la violencia basada en género tan solo con las cifras de los casos conocidos es imposible. Este tipo de violencia y abuso atroces no son denunciados en su real dimensión incluso en los contextos más estables y con mayores recursos del mundo. En crisis como estas, en donde los sistemas y la protección habituales ya no funcionan, muchas barreras aparecen en el camino de los sobrevivientes que buscan apoyo. Nuestro equipo en el terreno está trabajando para derribar estas barreras y llegar a quienes padecen las mayores penurias,” sostuvo Swing.

 “La OIM en su calidad de agencia que coordina la respuesta humanitaria, ha estado tomando acciones para responder de manera urgente a la violencia basada en género y estamos expandiendo nuestros servicios para asegurar que el tipo de apoyo adecuado le llegue a quienes han podido sobrevivir. También debemos asegurar que no haya otros abusos en los asentamientos, debido al congestionamiento y a las difíciles condiciones en las que se provee albergue. Quienes están brindando respuestas en la línea de frente han sido especialmente capacitados en la identificación y el manejo de los casos más vulnerables y hemos estado instalando espacios seguros para las personas con necesidades en todos los sitios,” agregó Swing.

Como parte central de la respuesta humanitaria, la prevención y la respuesta a la violencia basada en género es vital. Los sobrevivientes se encuentran en alto riesgo de padecer problemas serios y duraderos en relación a la salud y seguridad, como así también de aspectos vinculados a lo emocional, lo económico y lo social. A través de un enfoque centrado en los sobrevivientes, la OIM se está esforzando para crear un medioambiente de apoyo en el cual los derechos y los deseos de los sobrevivientes sean respetados y que sean tratados con respeto y con dignidad. Dadas las barreras y los riesgos que se han mencionado, la confidencialidad acerca de los casos de los sobrevivientes es clave para asegurar que todas las personas afectadas confíen en nuestros servicios y procuren el apoyo que merecen, sin sufrir estigmatización.

La respuesta a la violencia de género debe provenir de varios sectores– el apoyo psicosocial inmediato y en materia de salud es clave, conjuntamente con un medioambiente  seguro y posiblemente con el apoyo legal adecuado. En Bangladesh la OIM no solamente provee apoyo en materia de salud y psicosocial sino que también se encuentra trabajando con asociados en material de seguridad y apoyo legal.

Para recibir mayor información por favor contactar a:

Hala Jaber en Cox’s Bazar, Tel: +8801733335221, Email: hjaberbent@iom.int

Peppi Siddiq en Dhaka, Tel: +8801755568894, Email: pksiddiq@iom.int

Chris Lom en Bangkok, Tel. +66626028752, Email: clom@iom.int

Olivia Headon en Ginebra, Tel: +41794035365, Email: oheadon@iom.int

Joel Millman in Ginebra, Tel: +41 79 103 8720, Email: jmillman@iom.int