El Director Regional de la OIM en Asia evalúa la respuesta en la frontera de Camboya ante la afluencia de unas 180.000 personas

Posted: 
06/18/14

Cambodia - Unos 180.000 migrantes camboyanos indocumentados han vuelto a su país desde Tailandia en un éxodo que comenzó hace diez días y que recién ahora presenta signos de desaceleración.

Para hoy se espera la llegada de otros 10.000 migrantes al paso fronterizo de Poi Pet, mientras que la OIM sigue trabajando junto al Gobierno de Camboya para brindar el transporte necesario a fin de evitar que se forme un peligroso cuello de botella debido a flujo de trabajadores migrantes que retornan.

Si bien las razones detrás del movimiento masivo no son evidentes, pareciera que la mayoría de camboyanos indocumentados que se encontraban en Tailandia ya volvieron a su país de origen.  Sin embargo, advierte la OIM, los estimados anteriores respecto al número de camboyanos en Tailandia podrían ser poco precisos.

Las condiciones en la frontera son básicas, pero no hay indicios de que la situación humanitaria esté dando algún motivo de alarma, gracias a una cadena eficiente de transporte que opera desde temprano en la mañana hasta tarde en la noche.

El Director Regional de la OIM para Asia y el Pacífico, Andrew Bruce, ayer visitó Poi Pet para evaluar la operación humanitaria encabezada por la OIM, complementando los esfuerzos del Gobierno de Camboya.

La OIM ha estado contratando autobuses para proporcionar transporte gratuito a los migrantes más vulnerables, sobre todo a las mujeres que viajan con niños, para llevarlos hasta sus provincias de origen. A los hombres, que conforman más del 60 por ciento de los recién llegados, se les solicita que viajen en camiones militares. Hasta el momento, la OIM ha prestado asistencia a casi 6.000 de los casos más urgentes.

“Aunque aparentemente ya concluyó la mayor afluencia de migrantes, no damos nada por garantizado y nos quedaremos aquí, si es que lo permiten los fondos, hasta que ya no se requiera de nuestros servicios”, declaró el Director Regional Bruce.

La intervención de la OIM está a cargo de un pequeño equipo de personal internacional y camboyano en Poi Pet, con el respaldo de la oficina nacional en la capital Phnom Penh y la oficina regional en Bangkok, Tailandia.

Una médico se unió al equipo desde la oficina de la OIM en Myanmar.  Ella examina a todos los migrantes que la OIM tiene a su cargo para asegurarse de que estén en condiciones de viajar y además, asesora y apoya al personal médico local.

“Si bien la OIM está liderando la respuesta a esta crisis migratoria, estamos sumamente agradecidos con nuestros socios en los Equipos de País de las Naciones Unidas en Camboya, así como con las organizaciones no gubernamentales y personas locales que prestan diversos tipos de asistencia a los migrantes en la frontera”, agregó Bruce.

“Asimismo, estamos muy agradecidos por el apoyo financiero que hemos recibido de los donantes. Esta situación podría haber puesto en peligro la vida de muchas personas si no hubiéramos actuado con rapidez y decisión..       

Para obtener más información, por favor ponerse en contacto con:

En Phnom Penh:

Leul Mekonnen, Email: lmekonnen@iom.int, Tel: +855 12 900 131

En Poi Pet:

Brett Dickson, Email: bdickson@iom.int, Tel: +855 12 222 132

Joe Lowry, Email: jlowry@iom.int, Tel: +66 81 870 8081

Ver también @IOMasiapacific en Twitter y IOM en Facebook.

Migrantes indocumentados llegan a Poi Pet, Camboya después de cruzar de Tailandia, 
en un éxodo que comenzó hace diez días. © OIM 2014 (Foto de Joe Lowry)
Migrantes indocumentados llegan a Poi Pet, Camboya después de cruzar de Tailandia, 
en un éxodo que comenzó hace diez días. © OIM 2014 (Foto de Joe Lowry)
Migrantes indocumentados llegan a Poi Pet, Camboya después de cruzar de Tailandia, 
en un éxodo que comenzó hace diez días. © OIM 2014 (Foto de Joe Lowry)