El primer solar nuevo está listo y permitirá que los refugiados rohingyas se trasladen a terreno más seguro antes de la inminente temporada de monzones

Posted: 
05/08/18
Themes: 
Humanitarian Emergencies, Refugee and Asylum Issues

Cox’s Bazar – Las agencias humanitarias que están trabajando en los campamentos de refugiados rohingyas en Bangladesh terminaron hoy de completar el primer solar nuevo de terreno preparado para reubicar a las familias que están en mayor riesgo de ser afectadas por aludes durante la inminente temporada de monzones.

El trabajo es parte de una iniciativa conjunta mayor en la cual participan la OIM, el ACNUR y el Programa Mundial de Alimentos. Ha involucrado el uso de docenas de excavadoras y de una fuerza de trabajo compuesta por más de 3.500 trabajadores, entre los cuales había refugiados rohingyas y miembros de la comunidad de acogida, para preparar el terreno de modo tal que las familias puedan trasladarse a tierras más seguras.

El terreno que ha sido especialmente preparado, de 12 acres de superficie, está listo para recibir albergues y otros servicios claves, incluyendo los de agua e higiene e instalaciones educativas. Proporcionará nuevos hogares para casi 500 familias que actualmente residen en laderas de colinas arenosas y escarpadas, en algunas de las partes de los sitios de refugiados que presentan los mayores riesgos.

“Al observar este primer terreno nuevo que ya está listo para la próxima etapa de la reubicación uno piensa en los logros prácticos y vitales que pueden alcanzarse por medio de esta colaboración entre agencias para mantener seguros a los refugiados”, sostuvo Manuel Marques Pereira, Coordinador de Emergencias de la OIM en  Cox’s Bazar.

“Con la temporada de monzones ya casi sobre nosotros, seguiremos trabajando con rapidez para preparar más terrenos, coordinar los servicios, garantizar el acceso vital y asegurar que estemos listos para responder a situaciones de emergencia cuando las mismas se presenten,” agregó.

Casi 700.000 refugiados han logrado escapar de la violencia en Myanmar desde el mes de agosto de 2017, llevando a 900.000 la cifra total de refugiados rohingyas en el distrito de Cox’s Bazar. La gran mayoría de los refugiados viven en albergues hechos con varas de bambú y láminas plásticas en desesperadas condiciones de hacinamiento.

A lo largo de los asentamientos, cerca de 200.000 personas han sido identificadas como en alto riesgo de sufrir las consecuencias de las inundaciones y aludes cuando la conocida temporada de ciclones en Bangladesh y los fuertes vientos monzones empiecen a soplar en las semanas venideras. La prioridad inmediata es intentar reubicar a cerca de 24.000 personas que son las que padecen el mayor riesgo frente a los aludes.

El Gobierno de Bangladesh asignó recientemente cerca de 500 acres para potenciales reubicaciones. Pero debido a la topografía escarpada, solamente una fracción de esa superficie puede ser trabajada para que sea segura y pueda usarse antes de la temporada de monzones, la cual comenzará el mes próximo. El área era proclive a aludes incluso antes de que los refugiados se asentaran en las laderas escarpadas, lo cual generó erosión y deforestación.  

Kevin J. Allen, a cargo de las operaciones del ACNUR en Cox’s Bazar dijo: “Estamos felices de poder movernos hacia la próxima etapa de este ambicioso proyecto, que ha sido un gran ejemplo de cooperación entre agencias, en apoyo al Gobierno de Bangladesh.”

“Será una carrera contra reloj tener todo listo para que las familias más vulnerables, que padecen el mayor riesgo de sufrir los aludes e inundaciones, puedan ser trasladadas a una zona más segura antes de que ocurra lo peor de la temporada de monzones,” agregó.

El Proyecto de Ingeniería para Mantenimiento de Sitios (SMEP por su sigla en inglés), en el que intervienen las tres agencias, es una respuesta práctica e innovadora para brindar apoyo al Gobierno de Bangladesh en materia de preparación y respuesta frente a emergencias. Fue específicamente diseñado para salvar vidas, reducir los aludes y los riesgos por inundación, y asimismo para mantener el acceso a los asentamientos de refugiados.

Las agencias del SMEP, además de preparar el terreno para la reubicación, están trabajando para mejorar los caminos y los desagües, y para construir puentes que asegurarán el permanente acceso vital cuando el peor clima afecte a la zona.

Peter Guest, Coordinador de Emergencia del Programa Mundial de Alimentos, agregó: “Los ingenieros del Programa Mundial de Alimentos están construyendo puentes, caminos, preparando el terreno para una reubicación más segura, fortificando los terraplenes y limpiando los canales de desagüe. Estamos trabajando para asegurarnos que podremos llegar a todos los refugiados con comida y con artículos no alimentarios si un área se volviera inaccesible durante la temporada de monzones y cuando ello ocurra.”

Entre las actividades más cruciales del SMEP se cuentan la creación de diez centros operativos en la zona de Cox’s Bazar en donde la maquinaria pre-posicionada estará disponible para poder mantener libres las vías de acceso vitales para el caso de aludes, y para mantener las vías fluviales claves abiertas para prevenir bloqueos que deriven en inundaciones.

Además de las excavadoras, herramientas y equipo, los centros también acopiarán puentes prefabricados de bambú y alcantarillas con cañería para ayudar a reabrir rutas de acceso que hayan sufrido daños lo más pronto como sea posible.

Pero las agencias también han advertido que tanto el SMEP y otros servicios críticos destinados a ayudar a salvaguardar a los refugiados se encuentran amenazados debido a una gran escasez de fondos.

El Llamamiento Conjunto de Respuesta de parte de todas las agencias claves que trabajan en la respuesta de emergencia en Cox’s Bazar ha asegurado tan solo el 16% del total de 950 millones de dólares que se necesitan para dar esa respuesta hasta fin de año – dejando un déficit total de 794 millones.

Los encargados de las tres agencias en Cox’s Bazar han destacado la urgente necesidad de recibir más fondos para que se haga posible el trabajo vital crítico antes de que se inicie la temporada de monzones.

Para mayor información sobre Cox’s Bazar por favor contactar a:

Fiona MacGregor en la OIM. Email: fmacgregor@iom.int, Tel. +88 017 3333 5221

Caroline Gluck en el ACNUR. Email: gluck@unhcr.org, Tel. +88 18 7269 9849

Shelley Thakral en el Programa Mundial de Alimentos. Email: shelley.thakral@wfp.org, Tel. +88 17 5564 2150

  • Más de 3.500 operarios, equipados con maquinaria pesada, se encuentran trabajando en la preparación de terrenos seguros en los campamentos de refugiados en Cox’s Bazar

  • Over 3,500 labourers, backed with heavy machinery, are working to prepare safe land in the Cox’s Bazar refugee camps.

  • Over 3,500 labourers, backed with heavy machinery, are working to prepare safe land in the Cox’s Bazar refugee camps.