En el noreste de Nigeria, el acceso a agua potable allana el camino hacia un mejor futuro

Posted: 
04/09/19
Themes: 
Capacity Building

Maiduguri – Los permanentes enfrentamientos en la zona noreste de Nigeria han provocado el desplazamiento de 1.800.000 mujeres, hombres, y niños, obstaculizando su acceso a recursos vitales, entre ellos, el agua.

Además de la población desplazada, 1.560.000 personas han retornado a sus comunidades desde agosto de 2015, debido a la presencia cada vez mayor de fuerzas de seguridad. Sin embargo, la infraestructura en esas zonas se encuentra aún seriamente dañada o destruida y los servicios esenciales deben ser restaurados íntegramente. Las personas en la ciudad de Gwoza, en el Estado de Borno, por ejemplo, pasan varias horas al día bajo el abrasador sol buscando agua, a menudo en manantiales cavados a mano e inseguros. La falta de infraestructura no les deja otra opción, dado que los recursos disponibles son limitados y se encuentran sujetos a una gran presión debido a las necesidades de los desplazados y retornados.  

Esto ha comenzado a cambiar.

La semana pasada la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) finalizó la rehabilitación de dos pozos de perforación en Gwoza y Konduga como parte de un proyecto financiado por la República de Corea. La iniciativa persigue revitalizar a estas comunidades asegurando que las personas afectadas por el conflicto puedan retornar a condiciones de vida seguras y dignas.

 “Solíamos viajar por unos 12 kilómetros para traer agua desde un manantial no protegido antes de que el nuevo pozo de perforación fuera reabierto”, dijo Bakin, uno de los beneficiarios.

De acuerdo con la Estrategia de Respuesta Humanitaria para Nigeria 2019-2019, se estima que unas 7.100.000 personas afectadas por el conflicto sufren una imperiosa necesidad de recibir asistencia vital y de protección en la zona.

Con motivo de la reapertura de estas instalaciones de agua corriente, el Embajador de la República de Corea en Nigeria, Lee In-tae, declaró que en 2018 Corea donó 7.500.000 millones para brindar su apoyo a mujeres y jóvenes en el Estado de Borno, sumando sus propios esfuerzos a los esfuerzos multilaterales destinados a paliar las necesidades humanitarias por intermedio de la OIM y de otras agencias.

“El Gobierno de Corea continuará sumando esfuerzos mediante la provisión de apoyo a personas vulnerables, especialmente mujeres y jóvenes, el fortalecimiento institucional de funcionarios gubernamentales y la promoción de la educación y la salud de los jóvenes de Nigeria”, agregó.

El proyecto de rehabilitación ha mejorado el acceso al agua potable de 13.500 personas que retornaron voluntariamente a sus comunidades de origen. El acceso a agua corriente en esas zonas de retorno ha sido posible gracias a la perforación, instalación, mantenimiento y rehabilitación de pozos que son activados por medio de energía solar.

“Nuestro objetivo es mejorar el acceso a la infraestructura comunitaria y a los servicios básicos, y asegurar que estas actividades de rehabilitación sean sostenibles”, dijo el Encargado de la Sub Oficina en Nigeria, Dave Bercasio. “Por eso es que estamos involucrando a los beneficiarios mediante la formación de comités de agua potable, sanidad e higiene, de base comunitaria”, agregó.

Estos comités, que incluyen a personas mayores, mujeres, hombres y jóvenes que residen allí, tendrán a su cargo la tarea de realizar actividades de monitoreo de la calidad del agua con regularidad, mantener los pozos y llevar a cabo actividades de sensibilización para concientizar acerca de las instalaciones que han sido rehabilitadas y el modo de usarlas.

La OIM ha terminado de perforar un pozo más en Damboa, y también ha finalizado la rehabilitación de un mercado comunitario en Konduga y de dos escuelas primarias en Mandarari y Pulka, tareas que beneficiarán a unas 6.000 personas.

El enfoque del proyecto está basado en el Marco de la OIM para la Resolución  Progresiva de Situaciones de  Desplazamiento (PRDS). Habiendo comenzado el 1 de noviembre de 2018, el proyecto tendrá una duración de siete meses y el objetivo de promover las condiciones previas tendientes al aseguramiento de un retorno en condiciones seguras, dignas y voluntarias en áreas de retorno que se hubieran identificado.

Para mayor información por favor contactar a la OIM Nigeria:

Jorge Galindo, Tel: +234 803 645 2973, Email: jgalindo@iom.int.

  • Antes de la rehabilitación, las mujeres y los niños de Gwoza tenían que viajar largas distancias para acarrear agua desde pozos no protegidos. Foto: OIM.