En medio de la violencia reinante, podrán cosecharse en parcelas para huertos, productos agrícolas y tal vez, la paz

Posted: 
03/05/19
Themes: 
Capacity Building

Bambari – Si usted desea ver un sueño crecer, primero debe plantar una semilla.

Ex combatientes y jóvenes que corren riesgo de ser absorbidos por la violencia comunitaria reinante en esta pequeña ciudad de la República Centroafricana (RCA) tienen pocas oportunidades de reiniciar sus vidas desde cero. En los últimos cinco años, la violencia y los conflictos étnicos han sido endémicos en este lugar.

Ahora esos ex combatientes y jóvenes son parte de la primera cooperativa de huertos de esta comunidad, por medio de un proyecto denominado “Reducción de la violencia comunitaria”. Este centro agro pastoral ha sido erigido sobre la ribera del Río Ouaka en Bambari por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) sobre tres hectáreas de lo que anteriormente eran campos de algodón que fueron cedidos por el Ministerio de Agricultura de la RCA.

Este proyecto abre nuevos caminos para la reintegración socioeconómica de 125 beneficiarios, algunos de los cuales pertenecían antes a grupos armados. Setenta de tales participantes son jóvenes en riesgo de caer en la violencia o de unirse a grupos armados debido a la falta de oportunidades económicas.

A los participantes se les entrega su propia parcela de terreno de 90 metros cuadrados. Comparten los recursos de los que se dispone, entre ellos los equipos, el conocimiento y la infraestructura, incluyendo tres tanques, dos bombas a motor y varias herramientas para huertos. El centro agro pastoral está rodeado por nuevas cercas e incluye un lugar de almacenamiento y edificios para brindar capacitación, como así también un sistema de irrigación.

La Agencia Central para el Desarrollo Agrícola (ACDA por su sigla en inglés) de la República Centroafricana prevé que cada ciclo de crecimiento de cinco meses podrá producir suficientes cosechas como para dar un retorno de 1.500.000 CFA o aproximadamente 3.000 dólares por agricultor.

“Esta iniciativa es una oportunidad singular para que estos jóvenes puedan reconstruir sus vidas y tener un mejor futuro. Se les hace entrega de herramientas, un trabajo y lo que es más importante aún, tienen esperanzas,” dice el Jefe de Misión de la República Centroafricana, Jean-François Aguilera.

En sociedad con la ACDA, a los beneficiarios de este proyecto se les hizo entrega de equipamiento y capacitación para poder ajustar las cosechas a las demandas del mercado. Su primera cosecha fue de cebollas.

Desde 2013 la inestabilidad realmente arruinó a la República Centroafricana, provocando enemistad entre dos grupos del Noreste del país: los Seleka, un grupo mayoritariamente musulmán, y los Anti-Balaka, un grupo animista cristiano.

Lo que comenzó como un conflicto político luego empeoró y se convirtió en violencia que se esparció entre las líneas étnicas y religiosas. Los grupos rivales se encuentran ahora luchando por obtener el control territorial, en particular en las zonas que son ricas en recursos mineros.

De acuerdo con la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento de la OIM, en la República Centroafricana hay actualmente más de 640.000 personas desplazadas internamente. La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados informa que otros 570.000 refugiados buscan protección en países vecinos. A lo largo de la República Centroafricana, casi tres millones de personas padecen una necesidad imperiosa de recibir asistencia humanitaria.

El centro agro pastoral fue financiado por el Fondo para la Consolidación de la Paz (PBF por su sigla en inglés) y por la Misión de Estabilización Integrada Multidimensional de la ONU en la República Centroafricana (MINUSCA). El proyecto de 18 meses apunta a 2.000 beneficiarios en la región de Bambari como parte de un programa integral de la OIM destinado a reducir la violencia comunitaria en la República Centroafricana.

Para mayor información por favor contactar a: Christian Noirard en la OIM de la República Centroafricana, Tel: +236 72 796 042, Email: cnoirard@iom.int

  • Un nuevo centro agro pastoral destinado a la reintegración socioeconómica de ex combatientes y jóvenes en riesgo de unirse a grupos armados. Foto: OIM 

  • Un nuevo centro agro pastoral destinado a la reintegración socioeconómica de ex combatientes y jóvenes en riesgo de unirse a grupos armados. Foto: OIM 

  • Un nuevo centro agro pastoral destinado a la reintegración socioeconómica de ex combatientes y jóvenes en riesgo de unirse a grupos armados. Foto: OIM