Familias mozambiqueñas afectadas por el ciclón reciben refugio y apoyo de retorno de la OIM

Posted: 
04/12/19
Themes: 
Shelter

Beira – Cientos de familias desplazadas de Mozambique afectadas por el Ciclón Idai se trasladaron voluntariamente esta semana a un nuevo sitio de desplazamiento temporario en Beira con la asistencia de la OIM o recibieron kits para albergues que les permitieron regresar a sus casas.

Estos esfuerzos han sido posibles gracias a la cooperación entre el Instituto Nacional para la Gestión de Desastres (INGC por su sigla original) del Gobierno de Mozambique, que es responsable de brindar respuesta frente al enorme desafío que plantea el desplazamiento actual y las necesidades humanitarias. La ONU estima que a pesar de la asistencia humanitaria concertada, más de 73.000 familias desplazadas en sitios colectivos y 1.850.000 personas padecen acuciantes necesidades.

“La OIM reitera su compromiso en cuanto a dar respuesta a las necesidades más inmediatas, en cooperación con el Gobierno de Mozambique, y también en cuanto a apoyar los esfuerzos tendientes a facilitar los retornos voluntarios, dignos y sostenibles. La OIM también está comprometida en cuanto a brindar su apoyo al INGC en lo relacionado con el mantenimiento de los sitios de reubicación temporaria hasta que la población afectada pueda regresar”, dijo la Jefa de Misión de la OIM en Mozambique, Katarina Schnoering. 

Siguiendo la reciente directiva del Ministerio de Educación en relación a reanudar las actividades escolares en las zonas afectadas por el ciclón, la OIM ofreció su apoyo al Gobierno de Mozambique por medio del INGC para asistir en el movimiento de personas de modo tal que el mismo se dé voluntariamente y en condiciones dignas.

El miércoles, un total de 143 familias (424 personas) fueron trasladadas en forma ordenada desde dos escuelas que abrirán sus puertas de acuerdo con lo planificado. Las familias se habían refugiado en las mismas durante el ciclón y tras su paso, y debido a que las clases están a punto de recomenzar, fueron asistidas para poder reubicarse en Samora Machel, un sitio temporario de desplazamiento. La OIM y el INGC establecieron ese sitio temporario en colaboración con otros socios humanitarios entre los que se cuentan la Cruz Roja de España y la del Reino Unido, las cuales proveyeron instalaciones para la provisión de Agua, Sanidad e Higiene (WASH por su sigla en inglés) y también jóvenes voluntarios, que procedieron a instalar las tiendas.

El Grupo de Trabajo en materia de Coordinación y Gestión de Campamentos, que es una Fuerza de Trabajo con gran experiencia en el campo de la reubicación y el movimiento, fue creado para asistir al Gobierno en estas actividades. Durante este movimiento, los miembros de la Fuerza de Trabajo aseguraron que quienes están en movimiento fueran bien informados antes, durante y luego del desplazamiento.  

 “La OIM no promueve la existencia de campamentos sino que en este caso el campamento brinda una solución temporaria hasta que la población afectada pueda reconstruir sus hogares dañados por el ciclón”, dijo Rafael Abis, experto de la OIM en materia de Coordinación y Gestión de Campamentos y que ocupa el cargo de Coordinador del CCCM. “Varias personas que se han trasladado a este sitio informan que sus casas se han visto severamente dañadas y por consiguiente necesitan apoyo en materia de albergue para poder comenzar con su reconstrucción”.

Inés es una nueva residente en el sitio de Samora Machel que solía vender pescado disecado en el mercado. Perdió su casa durante el ciclón y fue reubicada con su familia desde una escuela hacia el sitio de desplazamiento de Samora Machel. “Yo vivía en Praia Nova con mi marido y mis dos hijos. La noche del ciclón el viento era tan fuerte que levantó el techo. Siguió lloviendo por dos semanas, estábamos empapados día y noche. Estoy muy aliviada de encontrarme ahora en el campamento. Contar con un lugar donde podemos dormir realmente es muy importante para alguien que lo ha perdido todo. Queremos recomenzar nuestras vidas”.

También el miércoles en Beira, cerca de 350 familias que recientemente se habían trasladado desde la escuela secundaria de Matadoro hacia el sitio de reubicación temporaria en la Parroquia de San Pedro, retornaron a sus hogares tras recibir asistencia, la cual incluyó kits para albergues entregados por la OIM, paquetes con alimentos de parte del Programa Mundial de Alimentos (WFP por su sigla en inglés), y artículos para la higiene de parte de UNICEF, en coordinación con los grupos encargados de los albergues, alimentos y servicios de agua, sanidad e higiene. Por medio del apoyo en materia de albergues y  en lo relacionado a la gestión y coordinación de campamentos, la OIM procura asistir a las personas para que puedan retornar a la normalidad lo antes posible.

En la primera semana de abril, los equipos de la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento (DTM por su sigla en inglés) en coordinación con el INGC de Mozambique llevaron adelante una evaluación rápida en 41 sitios de desplazamiento ubicados en los Distritos de Beira,  Nhamatanda, y Dondo a fin de generar la “Evaluación de Sitio de la DTM de la OIM, Ronda 2 – Ciclón Idai” (10 de abril de 2019).

La evaluación apunta a proveer información para los socios humanitarios incluyendo lo relacionado con aspectos demográficos, necesidades y vulnerabilidades en cada sitio. Más de 52.000 personas han sido identificadas en los sitios de desplazamiento; 22 de tales sitios son escuelas y 7 son centros comunitarios. La evaluación indica que las necesidades primarias de las personas desplazadas en estos campamentos son las de alimentos, albergues, y letrinas; y entre las secundarias, ropa y frazadas.

Para acceder a este informe:  Reporte Analítico 

Perfiles del Sitio que muestran datos demográficos específicos, necesidades y vulnerabilidades para cada sitio.

Set de Datos

Para mayor información por favor contactar a la OIM Mozambique: Katharina Schnoering, Email: [email protected], o Sandra Black, Tel: +258 852 162 278, Email: [email protected]

  • La OIM brinda asistencia a familias afectadas por el Ciclón Idai, incluyendo apoyo para albergues y para retorno. Foto: OIM/Amanda Nero.