Guardias de fronteras malienses y mauritanos se capacitan juntos

Posted: 
06/10/16

Malí - Esta semana, la OIM inició una sesión conjunta de capacitación de guardias de fronteras de Malí y Mauritania en Sélibaby, en el sur de Mauritania.

La capacitación forma parte de un proyecto de la OIM financiado por Japón que gira en torno al aumento de la capacidad colectiva para la gestión de fronteras y la protección de las comunidades fronterizas entre Mauritania y Malí.

Su propósito es mejorar la seguridad de las zonas fronterizas vulnerables entre los dos países mediante la mejora de su capacidad de gestión de las fronteras. Asimismo, se propone facilitar una mayor cooperación bilateral entre los dos gobiernos y un compromiso más amplio de la población local que vive en las áreas fronterizas.

En el taller de 10 días de duración, los 18 policías malienses y mauritanos se instruirán sobre habilidades esenciales de control de fronteras, tales como el examen de documentos de viaje. Asimismo, los participantes en la capacitación aprenderán destrezas específicas necesarias para entrevistar a las víctimas de trata, respetando su necesidad de delicadeza, confidencialidad y no discriminación.

Mauritania y Malí comparten una frontera larga y porosa que es difícil de controlar. Las amenazas transnacionales, incluidos el terrorismo, el crimen organizado y la migración ilegal, siguen siendo preocupaciones en la región.

La capacitación es posterior a otros talleres realizados a principios de este año en Bamako, capital de Malí, y en Ayoun El-Atrous, una ciudad mauritana cerca de la frontera con Malí.

A finales del año, el proyecto tiene previsto impartir una capacitación de un total de 130 agentes de la policía de fronteras de Malí y 150 mauritanos.

El currículo hace hincapié en las normas internacionales de derechos humanos y destaca la necesidad de protección de los grupos vulnerables y la garantía de que sus derechos no sean vulnerados por medidas de lucha contra el terrorismo y delincuencia transfronteriza.

Congregar a los agentes de policía de ambos lados de la frontera es un aspecto clave de esta capacitación. Además de aprender nuevas habilidades e intercambiar experiencias, los participantes desarrollan una confianza mutua y contactos que durarán por los próximos años.

Los participantes malienses en el taller de Sélibaby son originarios de la región de Kayes. Al trabajar en puestos de control en la frontera con Mauritania, se benefician del establecimiento de contactos y una mejor comunicación con sus colegas del otro lado de la frontera.

Antes de los talleres, los capacitadores de Mauritania y Malí participaron en un curso de capacitación de tres semanas de duración en Ouagadougou, Burkina Faso, como parte de un proyecto regional que también es financiado por el Gobierno de Japón y que gira en torno a la gestión de fronteras coordinada en Níger, Malí, Mauritania y Burkina Faso.

El curso fue facilitado por expertos de la EUCAP Sahel Mali, una misión civil de la Unión Europea en Bamako que proporciona capacitación y asesoramiento estratégico al sector de la seguridad de Malí.

Para obtener más información, por favor ponerse en contacto con Aminta Dicko, OIM de Malí, Tel: +223 90 50 00 07, Email: adicko@iom.int

 Guardias de fronteras malienses y mauritanos en la capacitación conjunta. Foto: OIM.