Informe de la OIM: Los migrantes, columna vertebral de la economía ucraniana, necesitan apoyo en tiempos de COVID-19

Posted: 
07/21/20
Themes: 
COVID-19

Kiev – “Los migrantes son la columna vertebral de la economía de Ucrania”, afirma el Jefe de Misión de la OIM en ese país Anh Nguyen. Explica que “las remesas privadas enviadas a Ucrania equivalen a más del 10% del PBI, y una gran parte de ese dinero procede de los trabajadores migrantes, permitiendo que sus familias puedan cubrir sus necesidades básicas como las de alimentación, renta, educación y atención sanitaria”. 

La condiciones que impactan sobre aproximadamente 350.000 a 400.000 trabajadores migrantes ucranianos están entre las preocupaciones de la OIM.  Estos trabajadores volvieron a sus hogares tras los anuncios de cuarentena o confinamiento en sus países de destino y también en Ucrania.  

Como la OIM Ucrania lo pronostica en un análisis recientemente publicado, las implicancias de las restricciones a los viajes a causa de la COVID-19 seguirán representando un desafío no solamente a nivel individual sino también a nivel local y nacional.  

El Banco Nacional de Ucrania estima que la disminución en el volumen de remesas este año alcanzará la suma de al menos 2.000 millones de dólares, produciendo un efecto dominó en las economías locales y comunidades en su totalidad.  

Oleksii* regresó a Ucrania a mediados de marzo, habiéndose quedado desde ese momento en la ciudad de Uzhhorod, en la zona oeste. Este trabajador migrante es uno de los miles que se han quedado varados en sus casas sin trabajo y sin posibilidad de irse a trabajar a otro país debido a las restricciones impuestas por la cuarentena de la COVID-19.   

“Yo esperaba encontrar pronto un nuevo trabajo en Hungría, pero en cuestión de días la frontera fue cerrada y me quedé varado acá sin un peso, sin trabajo y sin planes para el futuro”, explicó. Antes de eso, señaló haber sido engañado.  

“Me prometieron un salario de 2.000 euros mensuales cuando yo estaba buscando empleo en un sitio privado de construcción en Viena, pero finalmente me pagaron 50 semanales”, recordó. “Luego de un mes ocurrió que mi contrato no era válido, y la policía me dijo que debía irme del país”.  

Muchos migrantes que eligieron quedarse en el exterior mientras la cuarentena se desarrollaba informaron que debieron enfrentar otros desafíos relacionados con la pérdida del empleo o complicaciones vinculadas a la extensión de los permisos de residencia y permisos para trabajar. Muchos también informaron no haber podido acceder a servicios sociales.  

Los trabajadores de temporada también se han visto afectados. De acuerdo con estimaciones de la OIM, esta primavera pasada entre 300 y 350 mil trabajadores no pudieron retornar a sus trabajos en el exterior. Además, debido a que el mercado laboral interno de Ucrania no estaba listo para absorber a toda esta fuerza de trabajo, los migrantes con frecuencia no tuvieron más opción que la de depender en gran medida de sus ahorros.  

La respuesta de la OIM incluye asistencia humanitaria adicional y equipamiento para auto-gestión, apoyo psicosocial y de salud mental para las poblaciones más afectadas. La OIM ha hecho entrega de equipos de protección personal a los guardias que trabajan en frontera para el procesamiento de los nacionales ucranianos que ingresan desde el exterior, y también para los civiles que pasan por los puntos de ingreso y salida en la línea de contacto de la zona de conflicto al este de Ucrania.  

Desde marzo de 2020, la línea nacional gratuita apoyada por la OIM para llamados de emergencia relacionados con la lucha contra la trata de personas y el asesoramiento a migrantes recibe un promedio de 1.000 llamados al mes relativos a las restricciones a los movimientos impuestas por la COVID-19, declaró el Jefe de Misión de la OIM Ucrania, Anh Nguyen:  “Dado el entorno actual hay que aprovechar la oportunidad para imaginar un nuevo y más efectivo modo en el que la migración puede ser gobernada, a nivel mundial y también en Ucrania. La OIM está preparada para brindar apoyo al gobierno ucraniano en cuanto a considerar una facilitación proactiva y oportuna de los viajes para los trabajadores migrantes hacia los países de acogida, a la par que se respetan las regulaciones sanitarias nacionales y las recomendaciones de la OMS”. 

*El nombre ha sido cambiado para proteger la privacidad.  

Para más información por favor contactar a Varvara Zhluktenko en la OIM Ucrania, Tel: + 38 044 568 50 15, +38 067 447 97 92, Correo electrónico: vzhluktenko@iom.int .

  • Un guardia fronterizo ucraniano le hace una consulta a un migrante en la frontera con Hungría, un destino popular para los trabajadores migrantes. Foto: State Border Guard Service of Ukraine   

  • Un guardia fronterizo le toma la temperatura a un viajero. Foto: State Border Guard Service of Ukraine