Japón y la OIM ayudan a llevar agua potable a 30.000 refugiados rohingyas en Bangladesh

Posted: 
04/10/18
Themes: 
Humanitarian Emergencies

Cox’s Bazar – Cerca de 30.000 refugiados rohingyas que viven en Cox’s Bazar pronto tendrán un acceso más sencillo al suministro de agua potable tras la inauguración esta semana de un nuevo proyecto de pozo principal de perforación. Este proyecto es la primera parte de un sistema de producción y provisión de agua de alta capacidad diseñado para suplir las necesidades en materia de agua potable que crecen de forma espiralada en el sub distrito de Ukhiya, el cual con frecuencia sufre escasez en el suministro de agua potable. 

El año pasado un flujo masivo de refugiados rohingyas hacia los sub distritos de Ukhiya y Teknaf ejerció una gran presión sobre el abastecimiento de agua en Cox’s Bazar. Tanto los refugiados como las comunidades de acogida han estado padeciendo insuficientes suministros de agua potable.

Para hacer frente a tal necesidad, la OIM, en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, lanzó el proyecto de provisión de agua segura en colaboración con la Agencia de Cooperación Internacional de Japón (JICA por su sigla en inglés) y con el Departamento de Ingeniería en Salud Pública de Bangladesh (DPHE por su sigla en inglés). 

Actualmente, la población a la cual se apunta necesita aproximadamente 500 metros cúbicos de agua segura por día. El pozo de prueba/producción que el DPHE establecerá con el apoyo de la JICA espera poder cubrir esa demanda cuando esté operando a plena capacidad.

La OIM diseñará y construirá la red de provisión de agua y las instalaciones una vez que el trabajo del pozo de perforación sea concluido el próximo mes. Se espera poder comenzar con la distribución de agua dentro de los tres meses de la instalación del pozo de perforación.

“El campamento se encuentra muy congestionado. Casi el 95 por ciento de los cuartos de baño se encuentran cerca de puntos acuáticos, y los mismos eventualmente degradan la calidad del agua. De modo que el Gobierno decidió establecer pozos de tubería profunda. Pensamos que podría haber problemas con los pozos de tubería profunda también en el futuro. De modo que decidimos ir aún más abajo y establecer este pozo de producción de agua en terreno muy profundo,” dijo Naoki Matsumura, coordinador de programa de país de la JICA para la gestión de desastres.

“Esta máquina perforadora puede taladrar hasta una profundidad de 400 metros, lo cual resulta sumamente útil si necesitamos cavar en una profundidad mayor que la existente para los pozos de tubería profunda de los campamentos. Mucha agua puede ser acarreada por medio del tubo grueso del pozo, luego probada y tratada para asegurar su calidad, antes de que la misma sea distribuida a un gran número de personas,” agregó.

Hay actualmente bombas manuales en las zonas cercanas donde se está instalando el pozo de perforación, pero muchas de ellas se han secado ahora. “Tenemos una cerca de nuestro albergue. Pero el flujo de agua está disminuyendo todo el tiempo,” dijo Saibun, de 23 años de edad, quien vive con su familia de cinco integrantes cerca del sitio del pozo de perforación en el campamento 12 de Ukhiya. “Hay otra bomba, pero la misma también se ha quedado sin agua. Ahora la gente viene a sacar agua de esta,” agregó.

“El acceso a agua potable es un derecho humano. Este proyecto investigativo plantea varios desafíos. El primero es el de obtener agua subterránea de buena calidad. Este es simplemente el paso inicial para determinar cuán exitoso será el proyecto,” dijo el Dr. Saifur Rahman, Ingeniero Superintendente del DPHE, Círculo de Agua Subterránea. 

Como parte de la red de provisión de agua, cerca de 20 puntos de provisión de agua serán establecidos dentro del área a la cual se apunta dentro del campamento. Cada punto de provisión de agua tendrá entre 4 y 6 canillas que prestarán servicio a 250 personas por canilla por día sin tener que hacer la fila por más de media hora. La distancia máxima de cualquier casa al punto de provisión de agua más cercano será de 500 metros para asegurar que la población a la cual se apunta pueda tener un fácil acceso durante las horas de distribución, las cuales serán de dos veces al día, durante tres horas en cada oportunidad.

“Es muy difícil asegurar la provisión de agua subterránea segura aquí. Pero estamos muy entusiasmados con este proyecto, que es el primero de su clase en el campamento. Asegurará el acceso diario a agua potable para 30.000-40.000 personas,” dijo el Coordinador de Emergencia en Cox’s Bazar Manuel Pereira. “Si resulta exitoso, lo replicaremos en otras zonas del campamento y también en comunidades de acogida, en especial en Teknaf en donde escasea el agua de pozo,” agregó.

Para mayor información por favor contactar a la OIM Cox’s Bazar:

Fiona MacGregor, Email: fmacgregor@iom.int, Tel. +880 173 333 5221

Shirin Akhter, Email: sakhter@iom.int, Tel: +880 341 52195

  • Funcionarios pertenecientes a la OIM, a la JICA y al DPHE inauguran un nuevo proyecto de pozo principal de perforación en Cox's Bazar. © Abdullah Al Mashrif / OIM