La OIM apoya la respuesta a la trata de personas y la violencia basada en género en Trinidad y Tobago

Posted: 
05/05/20
Themes: 
Counter-Trafficking

Puerto España – Llamémosla Amanda, puesto que su identidad real debe ser protegida. 

Amanda se fue de Venezuela a la búsqueda de nuevas oportunidades en Trinidad y Tobago. Alguien la contrató para trabajar en prostitución, pero después de algunos días, la despojaron de su libertad, sufrió abusos físicos, le retuvieron su paga, y la forzaron a trabajar por períodos extremadamente largos.  

La mantuvieron en situación de esclavitud por dos meses hasta que ella y otras 11 mujeres lograron escapar y ponerse en contacto con funcionarios encargados de hacer cumplir la ley. Amanda fue derivada a la oficina de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Puerto España, y desde ese momento, ha recibido albergue de emergencia. 

En momentos de crisis, tales como la actual pandemia de COVID-19, las mujeres migrantes como Amanda son particularmente vulnerables a la explotación sexual. Los autores de los delitos buscan sacar ventaja de las circunstancias que ellas están atravesando: inseguridad financiera, des conocimiento de sus derechos legales, barreras idiomáticas y situación migratoria irregular en muchos países de destino.   

El informe 2019 de la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento (DTM) reveló que el 70% de los refugiados y migrantes de Venezuela llegan a Trinidad y Tobago a través de puntos de acceso no oficiales.  

La semana pasada, como parte de la respuesta conjunta interagencia de la ONU para la COVID-19, la OIM procedió a la entrega de 30 kits de higiene femenina a la Unidad de Violencia Basada en Género (GBVU) del Servicio de Policía de Trinidad y Tobago (TTPS).   

"Estoy muy agradecida por la ayuda recibida; mi hija y yo estamos muy felices”, dijo Amanda. “Espero que dios los bendiga por habernos brindado esta ayuda cuando más la necesitábamos y estamos verdaderamente agradecidas. Dado que estar en esta situación y con este problema (COVID-19) nos ha realmente afectado en nuestro trabajo…espero que dios los bendiga”.  

La OIM trabajó con otras tres víctimas de este caso particular. Otras víctimas sin embargo optaron por regresar a su casa o no han contactado a la OIM.  En todo el país, un total de 50 mujeres víctimas de trata están siendo asistidas actualmente. 

"La OIM aborda la problemática de la trata de personas y la violencia de género a través de sus programas, dando prioridad a la seguridad, dignidad, bienestar y el acceso igualitario a los servicios de todas las mujeres y jóvenes migrantes en la totalidad de sus operaciones de respuesta a crisis”, dijo Jewel Ali, a cargo de la Oficina de la OIM en Trinidad y Tobago.   

La Unidad de Violencia de Género del Servicio de Policía de Trinidad y Tobago ha hecho esfuerzos muy significativos para asegurar la protección de las víctimas de violencia basada en género desde que fue establecida el 21 de enero de 2020. Mediante la revisión de las tendencias mundiales en el ámbito de las crisis y los delitos de género, la mencionada unidad está comprometida con el desarrollo y la implementación de sistemas que ofrezcan una provisión de servicios verdaderamente efectiva.  

El apoyo brindado por la OIM a la Unidad de Violencia de Género del Servicio de Policía de Trinidad y Tobago es posible gracias a los fondos aportados por la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos y de ONUMujeres.  

Para más información por favor contactar a Cherlez Philip en la OIM Trinidad y Tobago, Correo electrónico: cphilip@iom.int.

  • IOM delivered 30 dignity kits for victims of gender-based violence (GBV) hosted at the Trinidad and Tobago Police Service (TTPS) shelter. Jewel Ali (right), IOM head of office at IOM Port of Spain, handed out the kits to Mrs. Claire Guy Alleyne, Head of the GBV Unit of the TTPS. Photo: TTPS Audio Visual Unit.