La OIM Chad solicita fondos para asistir a migrantes varados

Posted: 
07/06/18

N’Djamena – Según consta, el domingo pasado (01/07), 20 migrantes de África Sub-sahariana, incluyendo ocho potenciales víctimas de trata, se encontraban varados en Faya, al norte de Chad. La ciudad de Faya está ubicada en una de las principales rutas migratorias en el norte de Chad, en donde las autoridades de dicho país han repetidamente identificado y derivado a víctimas de trata (VoTs por su sigla en inglés) a la OIM, el Organismo de las Naciones Unidas para la Migración.

La OIM en Chad se encuentra trabajando activamente con el gobierno para llevar a esos migrantes vulnerables a N’Djamena a fin de hacerles controles y brindarles asistencia, pero son necesarios más recursos para poder asegurar que se provea una adecuada asistencia médica, psicosocial y retorno voluntario.

“Sabemos que hay 395 migrantes en las tres regiones más septentrionales, entre Níger y Sudán, en la frontera con Libia, y que hay cien migrantes varados en  N’Djamena, 45 de los cuales ya han recibido asesoramiento y están listos para retornar a sus países de origen, si nuestros recursos financieros lo permiten,” dijo Anne Kathrin Schaefer, Jefa de Misión de la OIM en Chad. “Hay también migrantes varados en la zona del Lago Chad y en sus cercanías, luego de que escaparan de la violencia de Boko Haram desde Nigeria. Ahora están bloqueados en sitios para personas desplazadas internamente en la región del lago. Si bien la OIM Chad está dispuesta a brindarles apoyo, nuestros medios y los recursos con los cuales contamos son muy limitados y no podemos enfrentar los pedidos de asistencia humanitaria que son cada vez mayores.”

La OIM solicita al menos 2.1 millones de dólares para paliar las urgentes necesidades de los migrantes que se encuentran varados y transitando a través de Chad en los próximos 24 meses. Tales fondos serán usados para:

  • Operaciones de búsqueda y de rescate en las regiones del norte de Chad, en la frontera con Níger y con Libia, en donde quienes buscan víctimas de trata y los  traficantes se están alejando con rapidez de las rutas migratorias conocidas para evadir los controles de seguridad, y por consiguiente exponiendo a los migrantes a condiciones que constituyen una amenaza a sus vidas;
  • Retorno Voluntario Asistido de migrantes varados en Chad, incluyendo el transporte por aire  y por tierra a los países de origen;
  • Establecimiento de un centro de recepción de migrantes en Faya y un centro de tránsito en N’Djamena en donde pueda brindarse asistencia médica, psicosocial, alimentaria, proveerles agua y brindarles protección contra el fuerte sol;
  • Una campaña informativa acerca de los riesgos y de los peligros de la migración irregular y de la trata de personas.

El flujo de migrantes a través de Chad ha aumentado la presión sobre los actores locales y las agencias internacionales tales como la OIM, que no cuentan con los medios adecuados para manejar de forma adecuada los flujos migratorios hacia el norte de África y proveer asistencia muy necesaria a las personas vulnerables a lo largo de las rutas migratorias.

La historia de Angèle

“Lo único que quiero es regresar a casa. Mi madre falleció cuando yo estaba lejos y desde ese momento no tuve más noticias de mi familia,” dijo  Angèle*, una de los 20 migrantes varados en Faya que fueron derivados a la OIM para recibir asistencia. Angèle se fue de Camerún en 2013 con su marido y con su hijo de dos años de edad. Viajaron a través de Nigeria y de Níger para finalmente llegar hasta Libia desde donde esperaban poder cruzar el Mediterráneo e ingresar a Italia para intentar tener una mejor vida.  En Trípoli, el marido de Angèle trabajó como albañil para juntar algo de dinero para el cruce. Cuando había ahorrado lo suficiente para el viaje, se fue a Italia, prometiendo regresar para buscar a Angèle y a su hijo. Ella esperó por dos años sin tener ninguna noticia.  Desesperanzada, contactó a un compañero de Camerún en Kufra que la ayudó a subirse a un autobús rumbo a Chad. “Anduvimos por el desierto durante cinco días antes de llegar a Faya. Vendí todo lo que tenía de valor para sobrevivir.” Eventualmente, se encontró con conocidos que la ayudaron a llegar hasta N’Djamena. Actualmente ella y su hijo de siete años de edad esperar recibir asistencia para el retorno voluntario de parte de la OIM.

La historia de Armand

Armand* se fue de Camerún en 2016 esperando poder llegar a Libia y de allí cruzar a Italia. “En mi primer día en Libia, me mandaron a prisión. Me pidieron que pagara 450 000 CFA (800 dólares) a cambio de ser liberado y 300 000 CFA (530 dólares) desde Níger a Libia,” dijo Armand. Intentó cruzar el Mediterráneo en dos oportunidades. “La segunda vez fuimos en barco, 72 personas perdieron la vida,” agregó Armand. Ahí fue que decidimos volvernos. Regresó en autobús desde Libia a través del desierto hasta llegar a Faya. En Faya, buscó ayuda para regresar a su Camerún natal y la recibió de parte de un transportista público que lo derivó a la OIM.

Con fondos del Fondo Fiduciario de la UE para África, tres Puntos de Monitoreo de Flujos (FMP por su sigla en inglés) han sido instalados por los equipos de la OIM en Zouarke, Kalait y Faya para monitorear los movimientos de migrantes en Chad – un promedio de 428 movimientos por día. La Región de Tibesti en el norte de Chad, en la frontera con Libia, continúa atrayendo especialmente a trabajadores procedentes del África Sub-Sahariana debido a la presencia de minas de oro a lo largo del triángulo fronterizo de Níger, Libia y Chad, considerado por algunas personas como una oportunidad para hacer algo de dinero antes de proseguir su viaje rumbo a Libia. Las autoridades locales informaron acerca de víctimas de trata que indicaron que algunas de las personas transportadas por los traficantes fueron forzadas a trabajar en las minas para poder reembolsar en su totalidad los honorarios de transporte y de “colocación”.

En abril pasado, 56 nacionales de Chad – incluyendo a 17 niños no acompañados – fueron rescatados de manos de los traficantes por las fuerzas policiales en la frontera de Libia y asistidos por la OIM. La OIM Chad procedió a brindar asistencia de emergencia con el apoyo financiero del Departamento de Población, Migrantes y Refugiados del Departamento de Estado de los EE.UU. (PRM por su sigla en inglés) pero fue necesario movilizar fondos adicionales para asegurar que los migrantes en Chad recibieran asistencia adecuada, incluyendo asesoramiento psicosocial y asistencia para el retorno voluntario.

*Los nombres han sido cambiados.

Para mayor información por favor contactar a Anne Kathrin Schaefer en la OIM Chad, Tel: +235 60281778, Email: aschaefer@iom.int, o Michele Bombassei en la Oficina Regional de la OIM para África Occidental y Central, Email: mbombassei@iom.int