La OIM da seguimiento a las familias desplazadas por el terremoto de Ecuador e identifica las necesidades humanitarias

Posted: 
05/10/16

Ecuador - La OIM, a través de su Matriz de Seguimiento de Desplazados (DTM por sus siglas en inglés) y en estrecha coordinación con el Gobierno de Ecuador, hizo públicos los primeros hallazgos sobre las principales necesidades y vulnerabilidades que enfrenta actualmente la población desplazada en Manabí y Esmeraldas, dos de las seis provincias de Ecuador afectadas por el terremoto que tuvo lugar el pasado 16 de abril.

El informe se basa en información inicial suministrada por el Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) e incluye datos sobre 11.000 personas en 76 sitios de desplazamiento, localizados en los distritos de Manta, Jama y Portoviejo en la provincia de Manabí, y en el distrito de Muisne en provincia de Esmeraldas.

Según estimaciones realizadas por el Ministerio de Desarrollo Urbano y Vivienda, hay por lo menos 73.000 personas desplazadas en estas provincias, de las cuales 33.000 se acogen en centros colectivos y en alojamientos espontáneos identificados por el MIES. Este número solo incluye los lugares que albergan a diez o más familias.

Los resultados de la DTM indican que 20 de los 76 sitios evaluados se encuentran en espacios abiertos y que 19 de los sitios evaluados (25%) eran escuelas antes del terremoto.

En relación con las necesidades de agua, saneamiento e higiene, el informe indica que la distribución de agua varía dependiendo de factores como la ubicación (zonas rurales o urbanas) y la presencia de autoridades de gobierno y las Fuerzas Armadas.

Más del 50% de los sitios de desplazamiento evaluados reciben más de dos litros de agua potable por persona al día; el 37% de los sitios no está recibiendo agua potable; el 6% informó estar recibiendo menos de dos litros por persona.

Los desplazados internos en zonas rurales informaron de condiciones deficientes de higiene y saneamiento. El número de letrinas es insuficiente en la mayoría de casos. Hay lugares sin letrinas o con una sola letrina para 100 personas o más. El informe también muestra que muchas letrinas y duchas en los sitios no están separadas para hombres y mujeres.

Con respecto a la alimentación y la nutrición, en el 34% de los sitios evaluados la distribución de alimentos es irregular, en el 22% es diaria y en el 18% es dos veces por semana. En la mayoría de los sitios evaluados no se ofrece alimentación suplementaria a mujeres embarazadas, madres lactantes y niños.

El problema principal de salud en el 33% de los casos lo constituyen las infecciones respiratorias agudas, mientras que en el 20% es la diarrea. Con las condiciones sanitarias insuficientes en la mayoría de los sitios visitados, las enfermedades transmitidas por vectores podrían aumentar, ya que la presencia de mosquitos se está extendiendo considerablemente.

“La pronta respuesta de las autoridades nacionales y la gran solidaridad entre los ecuatorianos en apoyo a la población afectada por el terremoto ha sido esencial para atender las necesidades prioritarias”, declaró el Jefe de Misión de la OIM en Ecuador, Damien Thuriaux.

“Estos resultados de la DTM son fundamentales para la identificación rápida de las necesidades más importantes de la población afectada y brindarán al Gobierno de Ecuador y sus socios humanitarios información exacta y fiable para responder a la emergencia”, agregó Thuriaux.

Las actividades de la DTM de la OIM son financiadas por el Fondo Central para la Acción en Casos de Emergencia de las Naciones Unidas (CERF por sus siglas en Inglés) y por el Gobierno de Canadá.

Este primer informe de la DTM también incluye información sobre medios de vida, seguridad y necesidades de información. Se puede descargar de:

https://www.humanitarianresponse.info/en/operations/ecuador/coordinaci%C...

Para obtener más información, por favor ponerse en contacto con Juliana Quintero o Jimena Almeida, OIM en Ecuador, Emails: juquintero@iom.int, jalmeida@iom.int, Tel: +593 99 9666640

La DTM ha identificado a 11.000 personas en 76 sitios de desplazamiento, localizados en dos de las seis provincias afectadas por el terremoto. Foto: OIM 2016