La OIM en Sudáfrica presenta un proyecto para fundar comunidades basadas en la diversidad y la paz

Posted: 
10/05/12

Sudáfrica - Este mes, la OIM, con la financiación del Banco de Desarrollo del África Meridional (DBSA) y la Corporación de Desarrollo Industrial (IDC), presentará un proyecto destinado a fundar y fortalecer la paz y la diversidad en las comunidades de la Provincia Occidental del Cabo (Sudáfrica).

La puesta en marcha de este proyecto, de 9 meses de duración, correrá a cargo del Organismo para la educación, formación y promoción de los refugiados (ARESTA, por sus siglas en inglés), una ONG basada en Ciudad del Cabo con una acreditada trayectoria en la aplicación de proyectos de integración de migrantes en comunidades de acogida.

Esta nueva iniciativa se basa en el éxito del proyecto piloto de 2011 Construir y fortalecer la diversidad y la paz en las comunidades, concebido para aumentar la cohesión comunitaria en zonas afectadas por la violencia y acabar tanto con las tensiones crónicas como con la extrema marginalización de determinados subgrupos.  El propósito del mismo es otorgar poderes a los miembros de la comunidad para que medien y resuelvan los conflictos sociales cuando estos surjan.

Son muchos los nacionales extranjeros para quienes el regreso a sus países de origen no es una opción viable.  Con este proyecto se concienciará sobre las cuestiones relativas a los migrantes, aumentará la tolerancia y se reducirán las tensiones y la imagen negativa que rodea a este colectivo.  Para ello, se impartirán seminarios, se llevarán a cabo campañas de información y se organizarán acontecimientos deportivos y culturales.

En muchas comunidades, incluida la Provincia Occidental del Cabo, existen tensiones entre la población local y los nacionales extranjeros, como quedó de manifiesto con las recientes, y cada vez mayores, manifestaciones de intolerancia y violencia contra los extranjeros propietarios de comercios en algunas zonas de la provincia.

Los brotes de violencia y las tensiones subyacentes entre las comunidades de acogida y los migrantes han puesto de relieve la necesidad de consolidar la paz y transformar el conflicto.

La OIM trabaja en estrecha colaboración con el Gobierno de Sudáfrica y organizaciones de la sociedad civil para lograr una mejora de la gestión de la migración irregular con miras a reducir la vulnerabilidad de los migrantes y mejorar su aceptación en las comunidades de acogida.

Como señala el estudio de la OIM de 2009 Hacia la tolerancia, la ley y la dignidad: hacer frente a la violencia contra los nacionales extranjeros en Sudáfrica, realizado tras los ataques de mayo de 2008, es necesario fomentar reformas positivas para crear estructuras de gobernanza local inclusivas que promuevan los modelos de liderazgo y los líderes comprometidos con la tolerancia y el estado de derecho.

No obstante, la intervención no debería limitarse a un llamamiento a la tolerancia, sino que debería fomentar también la cultura de los derechos humanos entre el pueblo sudafricano, sin olvidar las leyes nacionales, los derechos de los diferentes grupos y los mecanismos de lucha contra la discriminación.

“La migración es una parte fundamental de nuestras vidas.  Independientemente de que alguien migre del este al oeste de la provincia en busca de trabajo, de Zimbabwe a Sudáfrica para tener una vida mejor o que huya de los conflictos y persecuciones en Somalia para pedir asilo en Sudáfrica, todos somos, o lo hemos sido en algún momento, migrantes.  No hay fronteras en Ubuntu.  El amor y la  gentileza son valores integrantes de la cultura africana.  Nuestra naturaleza ha sido siempre la de acoger a los visitantes”, afirma el Dr. Erick Ventura, jefe interino de la misión de la OIM en Sudáfrica.

Para más información, póngase en contacto con

Gaone Dixon
OIM Pretoria
Tel.: +27 82 815 5161
E-mail: [email protected]