La OIM fortalece sus esfuerzos de preparación con miras al inicio de la temporada de ciclones y monzones en Cox’s Bazar

Posted: 
06/04/21

Cox’s Bazar  – La semana pasada Cox’s Bazar, que alberga a 900.000 refugiados rohingyas, apenas si logró evitar al Ciclón Yaas – que es la segunda mayor tormenta de la Bahía de Bengala de la estación de ciclones y que ha causado daños por un monto superior a los dos millones en diversas áreas de Bangladesh y de la India. 

Como lo ha hecho también con anterioridad, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está ayudando a las comunidades en Bangladesh a prepararse para poder responder a la llegada de los ciclones, que son habituales en la temporada de monzones. Para hacerlo se está fortaleciendo la infraestructura, se hacen los preparativos necesarios para posibles emergencias médicas y se provee capacitación a decenas de nuevos voluntarios. 

“Cuando las lluvias se desaten, será inevitable una situación de emergencia”, dijo Manuel Marques Pereira, Jefe Adjunto de la Misión de la OIM en Bangladesh.   

“Es crucial que trabajemos juntos ahora para mitigar los riesgos antes de que el desastre ocurra. Necesitamos poder responder con rapidez y efectividad durante las crisis”. 

Cox’s Bazar es uno de los distritos más proclives a los desastres en el país, sujeto a ciclones, monzones, fuertes vientos, inundaciones, aludes y otros peligros naturales.  Estos desastres pueden provocar víctimas en masa, se interrumpe el acceso humanitario y se dañan muy severamente los albergues y otras importantes instalaciones.  

Se les ha prestado especial atención a los refugiados que en este momento están albergados en los tres campamentos asolados  por un devastador incendio en marzo. Cerca de 50.000 refugiados desplazados por el incendio viven en albergues hechos con lonas impermeables, sobre pendientes inestables, las cuales se convertirán en barro cuando las lluvias lleguen. 

Más de 4.4 millones de personas fueron desplazadas por las tormentas y por las inundaciones en Bangladesh en 2020, muchas de las cuales fueron preventivamente evacuadas y no pueden retornar a sus hogares. Son las cifras más altas de desplazamiento registradas para Bangladesh desde que se contó con información en 2008. 

Este año la OIM está evaluando los riesgos de aludes, fortaleciendo las redes de desagüe, instalando medidas de protección de pendientes y mejorando caminos claves.  

Los aludes y el barro podrían provocar el cierre de caminos y bloquear los desagües y canales principales de modo que los equipos y máquinas de la OIM se encuentran listas para ayudar a las agencias humanitarias y gubernamentales a quitar los escombros y  dejar despejadas las principales rutas de acceso.  

También están realizando actividades de estiba, preparando las existencias de kits para albergues de emergencia y brindando apoyo a los actores en lo referido al planeamiento de sitios y mejoramiento de los albergues. El personal de protección está listo para asistir a las personas más vulnerables, como las mujeres y los menores, quienes necesitan asistencia especial o apoyo para poder ser reubicados.  

Tales catástrofes pueden derivar en emergencias médicas severas que requieren de primeros auxilios y resucitación, manejo del trauma, derivaciones y apoyo psicosocial. Cuatro centros de cuidados primarios de la salud y seis puestos sanitarios han recibido kits para incidentes masivos de urgencias.  

La OIM y sus asociados en la implementación han sido también capacitados y equipados con 10 equipos médicos móviles y 350 trabajadores sanitarios comunitarios para ofrecer la respuesta inicial, en tanto que 11 ambulancias también están listas para ofrecer respuesta. 

En estrecha colaboración con las autoridades locales, la OIM brinda su apoyo a los sistemas de alerta temprana para las comunidades de acogida. Un total de 1.655 voluntarios han sido capacitados para responder a ciclones y se ha facilitado el acceso a 20 albergues de propósitos múltiples para evacuación de emergencia.  

Miles de refugiados y miembros de la comunidad de acogida han recibido capacitación para búsqueda y rescate y para primeros auxilios, con apoyo de parte del Servicio de Incendios de Bangladesh y del Departamento de Defensa Civil. Actuarán como puntos focales de la comunidad en situaciones de emergencia, difundiendo mensajes de alerta temprana y ayudando a la respuesta en la primera línea.  

La OIM y sus asociados han capacitado a 100 voluntarios adicionales en cada campamento en lo referido a la preparación para ciclones y en el sistema de alertas. Los voluntarios están ahora diseminando mensajes de concientización a los miembros de la comunidad y respondiendo a las solicitudes de la comunidad.    

“Es vital informar y apoyar a nuestros compañeros miembros de la comunidad para que puedan responder y protegerse a sí mismos y a otros cuando las condiciones climáticas empeoren”, dijo Abdul, uno de los voluntarios. 

Adicionalmente es posible acceder a tapabocas y desinfectante de manos y a todos los voluntarios en los campamentos afectados por los incendios se les ha entregado equipos de protección personal – incluyendo kits de búsqueda y rescate, kits de primeros auxilios y chalecos salvavidas.  

Para más información por favor contactar con Mónica Chiriac, Tel: +880 1880 094 048, Correo electrónico: [email protected], o Tarek Mahmud, Tel: + 880 1752 380 240, Correo electrónico: [email protected], en la OIM Bangladesh en Cox’s Bazar.  

  • Los equipos de la OIM están trabajando con miembros de las comunidades de acogida y de refugiados en Cox’s Bazar, uno de los distritos de Bangladesh más proclives a los desastres, a fin de prepararse para la inminente temporada de monzones y ciclones. Foto: OIM/Mashrif Abdullah Al  

  • Los equipos de la OIM están trabajando con miembros de las comunidades de acogida y de refugiados en Cox’s Bazar, uno de los distritos de Bangladesh más proclives a los desastres, a fin de prepararse para la inminente temporada de monzones y ciclones. Foto: OIM/Mashrif Abdullah Al  

  • Los equipos de la OIM están trabajando con miembros de las comunidades de acogida y de refugiados en Cox’s Bazar, uno de los distritos de Bangladesh más proclives a los desastres, a fin de prepararse para la inminente temporada de monzones y ciclones. Foto: OIM/Mashrif Abdullah Al  

  • Los equipos de la OIM están trabajando con miembros de las comunidades de acogida y de refugiados en Cox’s Bazar, uno de los distritos de Bangladesh más proclives a los desastres, a fin de prepararse para la inminente temporada de monzones y ciclones. Foto: OIM/Mashrif Abdullah Al