La OIM fortalece sus medidas de preparación para la COVID-19 en la zona norte del Pacífico

Posted: 
08/28/20
Themes: 
COVID-19

Pohnpei – La República de Palau (ROP por su sigla en inglés), la República de las Islas Marshall (RMI) y los Estados Federados de Micronesia (FSM) siguen libres de COVID-19 gracias a la decisión de cerrar sus fronteras en marzo de 2020 cuando muchos países optaron por seguir manteniéndolas abiertas. Si bien los tres países están en distintas etapas respecto de la reapertura, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) seguirá trabajando con asociados del gobierno para fortalecer adicionalmente su capacidad para prevenir, detectar y responder a un potencial brote de COVID-19.

En la República de Palau, la OIM promoverá técnicas para el lavado de manos y buenas prácticas de higiene a través de la adquisición de jabón y dosificadores de jabón para los edificios públicos y también por medio de la construcción de estaciones para el lavado de manos. Asimismo, la OIM se asociará con organizaciones locales para la distribución de kits domésticos de WASH (Agua, Sanidad e Higiene para todos) para fomentar las prácticas de buena higiene entre las familias en la República de Palau y los Estados Federados de Indonesia.

La OIM también se asociará con el Grupo de Género y Protección en la República de las Islas Marshall para abordar la violencia basada en género, proveer capacitaciones en materia de apoyo psicosocial y llevar adelante medidas inclusivas y de protección en el contexto de la COVID-19. La OIM distribuirá asimismo kits de Espacio Seguro entre mujeres y jóvenes que necesiten de asistencia por haber sido víctimas de una situación de violencia, lo cual Ángela Saunders, Encargada de la Suboficina en Majuro, destacó como un “aspecto esencial de las mujeres y jóvenes que tal vez deban buscar un albergue alternativo durante el confinamiento”.

De igual manera, la OIM brinda su apoyo al recientemente establecido Grupo de Protección en los Estados Federados de Micronesia a fin de asegurar que las personas más vulnerables en ese país tengan prioridad en todos los esfuerzos para la preparación y respuesta y se asociará con el Consejo de Mujeres de Pohnpei a fin de aumentar su capacidad para funcionar como un espacio seguro para mujeres y jóvenes.

Una perspectiva de género es particularmente importante para cualquier actividad relacionada con la COVID-19, ya que con las medidas de confinamiento se corre el riesgo de que aumenten los incidentes de violencia contra las mujeres en el ámbito doméstico.

La OIM trabajará con otros asociados gubernamentales, incluyendo entre ellos los Subcomités Estatales Comunitarios y para la Comunicación de Riesgos (RCCE) en cada uno de los Estados Federados de Micronesia y la Oficina de Información Pública (PIO), la Oficina Nacional para la Gestión de Emergencias INEMO) y también el Ministerio de Salud (MoH) en la ROP para el desarrollo de materiales Informativos, Educativos y Comunicativos (IEC) relacionados con la COVID-19.

La OIM buscará asimismo formar alianzas con el sector privado y con grupos de apoyo locales a fin de desarrollar mensajes adicionales sobre protección y asistencia, destinados especialmente a personas con discapacidades, mujeres, jóvenes y personas mayores.

Adicionalmente, la OIM apoyará al Centro Nacional de Operaciones de Emergencia (NEOC) de la República de las Islas Marshall a fin de coordinar y planificar la estrategia gubernamental de respuesta ante la COVID-19 y donará herramientas de comunicación al NEOC y también dispositivos inteligentes al Ministerio de Salud y de Servicios Humanos (MoHHS). De acuerdo con Salvatore Sortino, Jefe de Misión de Micronesia, “Estas actividades servirán para apoyar adicionalmente la coordinación entre los gobiernos y por ende promover una respuesta mucho más efectiva ante un brote”.

En términos de equipamientos médicos, la OIM coordinará con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y con los asociados gubernamentales relevantes en cada uno de los tres países la entrega de Equipos Personales de Protección (PPE) y de insumos sanitarios. Los ítems serán almacenados en los depósitos de la OIM y su finalidad es cubrir cualquier brecha a corto plazo en la cadena de suministro de cada país.

Se espera que la combinación de las actividades de concientización, la donación de suministros médicos, la promoción del lavado de manos y el mejoramiento de las medidas de protección permitan que los tres países se preparen mejor ante la COVID-19.  La asistencia brindada por la OIM a los tres países es posible gracias al generoso apoyo del Gobierno de los Estados Unidos de América y de la Oficina de Asistencia Humanitaria (BHA).

 

Para más información por favor contactar a Ryan McVey en la OIM FSM, Correo electrónico: rmcvey@iom.int o Ángela Saunders en la OIM RMI, Correo electrónico: aksaunders@iom.int

  • Un ejemplo de estación para el lavado de manos construido por la OIM en Chuuk, FSM, a través de otro proyecto financiado por el Gobierno de los Estados Unidos. Foto: OIM

  • IOM has extensive experience carrying out protective measures and supporting the Gender and Protection Cluster in RMI. For example, IOM had previously partnered with Youth to Youth in Health to train their team on psychological first aid trainings. Photo: IOM 

  • In a previous project, IOM coordinated with government partners in FSM to develop awareness material on handwashing techniques. The video can be accesed here, and features sign language for the hearing impaired. Photo: IOM