La OIM informa que los ciudadanos indocumentados de Myanmar en campamentos fronterizos de Bangladesh necesitan una mayor protección y ayuda humanitaria

Posted: 
10/11/16

Bangladesh: La OIM, organismo de las Naciones Unidas para la migración, está intensificando su iniciativa de “protección por presencia” en asentamientos no oficiales de migrantes y sus alrededores en la región de Cox’s Bazar en el sudeste de Bangladesh.

Se ha enviado personal adicional a la zona para que trabaje con la comunidad en la mitigación de quejas diarias y para que ayude a facilitar las conexiones con la comunidad local y la aplicación de la ley.

"La situación humanitaria en este lugar es frágil y no está recibiendo la atención mundial que requiere”, señaló el Director de Operaciones de Emergencia de la OIM, Mohammed Abdiker, durante una visita reciente a Cox’s Bazar.

“Decenas de miles de personas están en riesgo de desnutrición, enfermedades y violencia debido a la escasez de instalaciones de agua y saneamiento y a causa de la vulnerabilidad general de la comunidad desplazada de rohinyás. Hemos estado coordinando la asistencia humanitaria en este lugar desde 2013 y, si bien ha habido muchas mejoras, la escasez generalizada de servicios esenciales en el área vuelve compleja la planificación de la respuesta”, destacó el funcionario.

La OIM está especialmente preocupada por la violencia de género. Junto con las mejoras en la infraestructura, tales como las áreas de lavado más seguras y una mejor iluminación nocturna en los asentamientos improvisados, la OIM ha desplegado personal de campo entrenado en la lucha contra la violencia de género para ayudar a los ciudadanos indocumentados de Myanmar a informarse y buscar apoyo para sus necesidades de protección.

Además, la OIM, en colaboración con el UNICEF, está iniciando un programa de educación informal de orientación de 10.000 niños y adolescentes indocumentados de Myanmar. La OIM dirige un nuevo centro de salud en el asentamiento de desplazados de Leda. Este centro de 10 camas opera las 24 horas del día y los 7 días de la semana y servirá de ayuda a unos 20.000 ciudadanos indocumentados de Myanmar y habitantes locales del área aislada.

La clínica también servirá como base para las operaciones de alimentación general del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, el proyecto de tratamiento de desnutrición severa de Action Contre la Faim (ACF por sus siglas en francés), y Handicap International para ofrecer terapia a las personas discapacitadas.

“Se afirma que la coordinación salva vidas y es impresionante ver la forma en que la colaboración entre la OIM, el Gobierno, las Naciones Unidas y ONG asociadas ha marcado la diferencia en los niveles de asistencia, aun con recursos limitados”, señaló Abdiker.

Las nuevas iniciativas se suman a los programas de salud, agua, saneamiento e higiene existentes que la OIM ha estado manejando bajo los auspicios de la estrategia sobre refugiados del Gobierno de Myanmar y ciudadanos indocumentados de Myanmar desde 2013.

Los logros principales incluyen la construcción de más de 250 puntos de agua alrededor de los asentamientos improvisados ​​y pueblos cercanos, la gestión de una red de distribución de agua que bombea 15 litros de agua y beneficia a 15.000 personas al día en el asentamiento de Leda.

En colaboración con el gobierno y otros socios de las Naciones Unidas y de organizaciones no gubernamentales, la OIM ha podido prestar servicios de atención primaria de la salud a través de equipos médicos apoyados por la OIM ​​en seis centros de salud del gobierno para 187.217 casos. El último año se han realizado 210 cirugías generales y se ha referido a 2.174 casos críticos a los establecimientos de salud de mayor nivel.

“Tenemos el privilegio de que el gobierno nos asignara esta función de coordinación”, aseveró el Jefe de Misión de la OIM de Bangladesh, Sarat Dash. “La OIM considera que al reunir las ventajas comparativas de los distintos organismos gubernamentales, las Naciones Unidas, ONG internacionales y ONG locales asociados, hemos multiplicado la eficiencia y eficacia de los servicios humanitarios”.

“La administración del distrito está haciendo todo lo posible por apoyar a la OIM y otros organismos internacionales a través de asistencia en la coordinación de servicios humanitarios para ciudadanos indocumentados de Myanmar en Cox’s Bazar”, informó el Representante del Gobierno a cargo del distrito, Mohammed Ali Hossen.

El programa está dirigido a ciudadanos indocumentados de Myanmar y los segmentos más pobres de las comunidades locales que viven cerca de los asentamientos improvisados; en total se benefician unas 100.000 personas. Entre los principales donantes del programa están: la ECHO (UE), la PRM (Estados Unidos), la SIDA (Suecia), el DFID (Reino Unido) y el UNCERF.

Para obtener información adicional, por favor ponerse en contacto con Peppi Siddiq, OIM de Bangladesh, Tel. +8802 55044811, Email: pksiddiq@iom.int

Familias indocumentadas de Myanmar en Bangladesh. Foto de archivo: Al Jazeera