La OIM lanza su primer informe sobre Encuestas de Monitoreo de Flujos en Etiopía

Posted: 
03/20/20
Themes: 
IOM

Addis Abeba – Cientos de miles de africanos intentan cada año llegar a Medio Oriente, atravesando cientos de miles de kilómetros de desierto rumbo a la línea costera continental del este por senderos tan antiguos como la humanidad.

No se sabe con exactitud el número de migrantes irregulares, aunque según estimaciones son entre 80.000 y 100.000 los que toman la ruta migratoria del este en África año tras año.

Quiénes son estas personas, de dónde vienen, adónde esperan llegar y a qué tipo de nueva vida aspiran son todas cuestiones que pueden capturarse por medio de datos fragmentados, si usted sabe dónde buscarlos.

El monitoreo de flujos, tal el nombre asignado a la tarea de capturar datos, constituye un esfuerzo clave de parte de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) ya que la misma procura asistir a los Estados Miembros que intentan descubrir las implicancias de tantas personas en movimiento. En la región del Cuerno de África, el trabajo de la OIM ha recibido el apoyo del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales de Etiopía desde 2019.

La OIM Etiopía ha estado publicando un ‘cuadro’ mensual que condensa información cuantitativa diaria acerca de los flujos ‘salientes’ y ‘entrantes’. El trabajo se enfoca principalmente en los lugares, destinos, orígenes, datos demográficos y estadísticas poblacionales.

Por primera vez la OIM Etiopía ha publicado un Informe sobre la Encuesta de Monitoreo de Flujos acerca del movimiento de los migrantes. El informe, que acaba de ser difundido, incluye conclusiones cualitativas y análisis de los movimientos de migrantes, además de investigaciones de las rutas, demografía, historias de viaje, intenciones y necesidades de los grupos de migrantes.

“Las conclusiones claves muestran que la mayor parte de los 1.855 migrantes que fueron encuestados, que eran hombres en un 69% y mujeres en un 21%, estaban sin empleo antes de su partida. El país principal de partida entre los encuestados fue Etiopía, seguida por Sudán y por Djibouti y entre los principales destinos a los cuales pretendían llegar se encontraban el Reino de Arabia Saudita, Sudán y Etiopía”, explicó Cecilia Thiam, a cargo de la gestión del Programa de la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento (DTM).

El cuadro para el Registro de Monitoreo de Flujos (RMF) de la OIM Etiopía al mes de febrero de 2020 refleja 10.907 movimientos observados a lo largo de los cinco puntos de monitoreo de flujo (PMF) en el país. De esos movimientos, un 72% fueron salientes, habiéndose dirigido la mayor parte al Reino de Arabia Saudita, en tanto que un 28% fueron entrantes, la mayoría de los cuales procedía de Sudán.

El trabajo de la unidad a cargo de la DTM también captura el drama humano que todo este movimiento implica, usualmente mediante el registro del testimonio de un migrante de 17 años llamado ‘Idris’, entrevistado en una reciente encuesta de la DTM.

“Yo cargué camiones durante dos años para ahorrar 4.000 birr (135 dólares) y así poder pagar a un traficante para que me llevara desde Etiopía a Djibouti y desde allí a Arabia Saudita, y de tal forma intentar encontrar empleo. Le pagamos 2.000 birr (70 dólares) para llegar a Djibouti y gastamos el resto en comida y agua”, dijo el joven procedente de la provincia de Tigray en Etiopía.

Siguió diciendo que: “Cuando llegamos a Djibouti, no podíamos cruzar el Golfo de Adén rumbo a Yemen para llegar hasta Arabia Saudita. No había ninguna embarcación que nos estuviera esperando tal cual nos habían prometido, y no teníamos idea de dónde se encontraba el traficante.

El grupo de Idris se quedó varado en Djibouti.

La historia es bastante común. Etiopía es la ruta más popular para migrantes africanos que intentan llegar a la región del Golfo y del Lejano Oriente. Es también un país de origen que produce migrantes, y un país de destino y tránsito para migrantes. Más del 62% de los migrantes mencionaron razones económicas como el principal factor motivante por detrás de sus movimientos y las oportunidades laborales que pudieran percibirse.

El monitoreo de flujos también captura información cualitativa diaria sobre las intenciones de las familias o las razones para elegir un país de destino, para complementar los datos del Registro de Monitoreo de Flujos. El monitoreo es usado en cinco puntos de monitoreo de flujos en Humera, Dawaale, Tog Wujale, Metema y Galafi, en la frontera norte, noroeste y noreste del país.

La OIM Etiopía planea expandir sus actividades de monitoreo de flujos en 2020 mediante el aumento de puntos para la recopilación de datos a fin de capturar más movimientos en redes adicionales, incluyendo las rutas del norte y del sur.

El Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales ha expresado su interés en colaborar con la OIM Etiopía en esto y planean utilizar la información recogida para promover la migración ordenada, segura y digna, y también para prevenir la trata y otras cuestiones vinculadas a la protección que surgen de la migración irregular.

El trabajo de monitoreo de flujos de la DTM de Etiopía es posible gracias a financiamiento regional de parte de la Unión Europea y Alemania.

Puede descargar el informe completo aquí.

Para más información por favor contactar a Cecilia Thiam en la OIM Etiopía, Tel: +251 992 420 206, Email: cthiam@iom.int

 
  • Migrantes en el punto de monitoreo de flujos de Tog Wujale, en la región de Somalia, Etiopía.

     
  • Migrantes caminando a través de la frontera entre Etiopía y Djibouti, en el punto de monitoreo de flujos de Dawanlie.