La OIM lanza un informe sobre soluciones a largo plazo para migrantes y refugiados indígenas de Venezuela

Posted: 
09/01/20
Themes: 
IOM

Brasil – Más de 5.000 refugiados y migrantes indígenas de Venezuela han llegado a Brasil desde 2017, planteando desafíos significativos a los oficiales públicos y a los trabajadores humanitarios que se ocupan de este flujo.  

Brasil se ha perfilado como el líder regional en la respuesta humanitaria para los refugiados y migrantes indígenas de Venezuela. Ahora está enfrentando el desafío de implementar políticas a largo plazo para esta población que acaba de llegar.  

Evaluando la experiencia de Brasil, la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), está lanzando su primer estudio en la historia destinado a encontrar soluciones duraderas para los refugiados y migrantes indígenas de Venezuela.  

El informe Soluciones a Largo Plazo para Migrantes y Refugiados Indígenas en el Contexto de Flujo de Venezolanos en Brasil, lanzado en inglés y en portugués, evalúa los tres tipos tradicionales de soluciones duraderas: el retorno voluntario, el reasentamiento, y la integración local, a fin de proponer un enfoque singular y culturalmente adecuado que será aplicado en el caso de Brasil.  

Una de las principales recomendaciones del reporte es informar y consultar a los pueblos indígenas antes de actuar. La profesora Elaine Moreira, Antropóloga de la Universidad de Brasilia que ha prestado servicios como investigadora principal durante la investigación, enfatizó que “este estudio no sería posible sin la participación, la confianza y el apoyo de los pueblos indígenas que comparten sus puntos de vista sobre el mundo, sus necesidades, y sus perspectivas acerca del flujo migratorio”. 

Para apreciar mejor lo que los pueblos indígenas de Venezuela interpretan como “solución a largo plazo” – y el tipo de política pública que debería diseñarse para el abordaje de sus necesidades – la OIM ha promovido rondas de consultas con los tres pueblos indígenas en las ciudades de Pacaraima, Boa Vista, y Manaus. Los testimonios de los migrantes y refugiados indígenas de Venezuela son compilados y compartidos en los diferentes capítulos del informe.  

"Una de las principales lecciones aprendidas es que cada pueblo indígena necesita diferentes soluciones a largo plazo”, explicó Marcelo Torelly, Coordinador entre asociaciones y de tareas de cooperación en Brasil. 

Cita haciendo referencia a los tres movimientos de pueblos más importantes: el pueblo de los Warao, que representan el 65% de todos los indígenas venezolanos que se encuentran en Brasil y que son culturalmente muy distintos al pueblo de Pémon (30% del total) y al de Eñepa (5%). 

Mientras que los Waraos son pueblos indígenas urbanos, los Pémon y los Eñepa viven en zonas rurales. Además, el pueblo de los Pémon tiene vínculos familiares con el pueblo Taurepang quienes viven en tierras protegidas al norte de Brasil. 

"Esto significa que, en un caso, podemos reforzar las políticas públicas existentes para las personas indígenas que vienen a vivir con sus hermanos y hermanas extranjeros que están históricamente asentados mientras que en otros casos deben diseñarse nuevas iniciativas para asistir a una población que no tiene lazos históricos con Brasil”, agregó Torelly. 

Con el informe la OIM, aspira a contribuir a la discusión a nivel mundial acerca de la creación de políticas públicas culturalmente adecuadas para los pueblos indígenas que están desplazándose y con el debate local en Brasil y en la región acerca de cómo pasar de políticas para situaciones de emergencia a políticas a largo plazo.  

Erika Yamada, del Mecanismo de Expertos de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (MEDPI), procedió a la evaluación de las conclusiones del informe. Ella enfatiza que “la discusión sobre las estrategias de salida de los albergues y la importancia de la consulta previa es especialmente relevante para permitir que los indígenas de Venezuela tomen una decisión informada, especialmente en el contexto de la actual pandemia en el que los gobiernos y las sociedades deben trabajar en conjunto para proteger las vidas de los pueblos indígenas”. 

El estudio concluye con 25 recomendaciones en los seis ámbitos principales: Reconocimiento de la condición indígena, Documentación y refuerzo comunitario; Aspectos institucionales de la gobernanza y diálogo; Recepción en el albergue y estrategias de salida; Acceso a la educación y Aacceso a la salud y a la asistencia social.  

Esta iniciativa es posible gracias al apoyo financiero de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos. El informe está disponible en la Librería en línea de la OIM y la versión en inglés puede descargarse aquí

Para más información por favor contactar a Juliana Hack en la OIM Brasil, Tel: +55 61 3771 3772, Correo electrónico: jhack@iom.int 

  • Indígenas Warao de Venezuela en Brasil ©OIM/ Bruno Mancienelle.

  • Un dibujo de un niño Pemón que representa su tierra de origen.