La OIM lleva agua potable segura a personas desplazadas internamente en Aburoc, Sudán del Sur

Posted: 
03/14/17

Sudán del Sur – La OIM se encuentra suministrando agua potable segura a más de 24.300 personas en estado de vulnerabilidad en Aburoc, región del Nilo Superior, en Sudán del Sur. Esto incluye a unas 17.000 personas desplazadas internamente, quienes huyeron de los enfrentamientos en Wau Shilluk en el mes de enero, dejando sus casas con tan solo algunas pertenencias y poniendo aún más presión sobre los ya limitados recursos de la comunidad receptora.

Un equipo de respuesta y preparación de emergencia de la OIM se desplegó en Aburoc en el condado de Fashoda el 7 de marzo con el fin de comenzar a operar un camión usado para dar agua limpia que se necesitaba desesperadamente a las personas desplazadas internamente y a la comunidad receptora.

“Antes de que la operación se iniciara, las personas desplazadas internamente tenían acceso a una cantidad limitada de agua, por debajo de las necesidades de supervivencia, y la mayoría de ellas dependían de manantiales poco profundos con agua sucia que se secaban a los dos o tres días”, explica Antonio Torres, Coordinador del Programa de la OIM sobre Agua, Sanidad e Higiene (WASH por su sigla en inglés). “La distribución de agua por medio de camiones está aliviando de manera inmediata a las poblaciones con necesidades tan desesperantes”, agregó.

Durante una misión evaluativa en febrero pasado, las personas desplazadas internamente indicaron que estaban agotadas, habiendo caminado largas distancias desde Wau Shilluk a Kodok y luego a Aburoc buscando mayor seguridad, agua y alimentos.  Las agencias asociadas han estimado que aproximadamente el 85 por ciento de la población desplazada en Aburoc son hogares con jefas de familia.

El grupo de Logística, manejado por el Programa Mundial de Alimentos, desplegó 7 toneladas métricas de provisiones en Aburoc el 4 de marzo, incluyendo insumos para desarrollar un sistema de tratamiento de aguas en la superficie.

El acceso a agua limpia ayudará a prevenir la diseminación de enfermedades que se originan por el agua, como el cólera, que son particularmente peligrosas en una comunidad que presenta estados de salud debilitados debidos sobre todo al desplazamiento y a la falta de servicios.

Los enfrentamientos en Wau Shilluk en enero pasado forzaron a la OIM a detener un ejercicio de registro biométrico en la zona. La mayor parte de la población civil, que se estima en 24.000 personas, huyeron de Wau Shilluk, dirigiéndose principalmente a Kodok y Aburoc. Una cantidad desconocida sigue aún en zonas distantes en los alrededores de Wau Shilluk.

Las operaciones de emergencia en Aburoc reciben el apoyo por medio de una subvención por parte del Fondo de Respuesta Rápida  de la Oficina de los Estados Unidos para Desastres en el Extranjero (OFDA por su sigla en inglés) perteneciente a la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID por su sigla en inglés), la cual brinda apoyo en la actualidad a 11 operaciones de asistencia en todo el país con el fin de proveer asistencia necesaria en materia de salud, nutrición, protección y Agua, Sanidad e Higiene.

Las poblaciones vulnerables en el condado de Fashoda están confrontando inseguridad alimentaria de nivel crítico (Fase de Seguridad Alimentaria Integrada, Clasificación 3 sobre una escala de 1 a 5), la cual se considera grave por parte de expertos en seguridad alimentaria.

A lo largo de Sudán del Sur, un estimado de 5 millones de personas deben enfrentar inseguridad alimentaria severa debido a la extension de la crisis, con una cantidad de aproximadamente 100.000 personas que enfrentan condiciones de hambruna en el estado de Unity, y otro millón más están en riesgo de padecer hambre de no recibir asistencia humanitaria sostenible.

Para recibir mayor información por favor contactar a Ashley McLaughlin en la OIM de Sudán del Sur, Tel: +211 922 405 716, Email: amclaughlin@iom.int

Personas desplazadas internamente acarrean agua de una fuente no confiable en Aburoc, antes de que la distribución de agua en camiones de la OIM comenzara. Foto: OIM/Luce 2017.