La OIM manifiesta su preocupación acerca de cuestiones de protección mientras las llegadas de migrantes a Yemen en 2018 alcanzan la cifra de 150.000

Posted: 
12/04/18
Themes: 
Migration Research

Ginebra/Ciudad de Djibouti – La Matriz de Seguimiento de Desplazamiento (DTM por su sigla en inglés) de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) pronostica un aumento del 50% (en comparación con 2017) en las llegadas de migrantes a Yemen. Se calcula que casi 150.000 migrantes ingresarán a ese país en 2018, lo cual ocurrirá a pesar del prolongado conflicto y los mortales peligros a lo largo de las rutas migratorias que atraviesan el Cuerno de África y el Mar Rojo.

La OIM reconoce los desafíos que los Estados de la región deben enfrentar en lo relativo a la protección y la respuesta a esta situación humanitaria extrema. Por ello en el día de mañana (05/12) la OIM congregará a siete países – Djibouti, Etiopía, Egipto, el Reino de Arabia Saudita, Kuwait, Somalia y Yemen – a una conferencia en Djibouti denominada Uso de los Beneficios de la Paz en el Cuerno de África para Asegurar un Mejoramiento Urgente de la Gestión de los Flujos Migratorios a Yemen y los Países del Golfo.

En julio, la OIM junto a socios claves de la ONU y otras ONG lanzó el Plan Regional de Respuesta a Migrantes para el Cuerno de África y Yemen, que es una estrategia de tres años con la intervención de múltiples actores destinada a abordar las necesidades humanitarias y de desarrollo y que ha sido concebida de acuerdo con las especiales características de este corredor migratorio.

Ubicado en el umbral de dos continentes, Yemen ha sido históricamente un país de origen, tránsito y destino para los migrantes. Actualmente se estima que un 92% de los migrantes que ingresan a Yemen son nacionales de Etiopía, en tanto que el resto de ese porcentaje está conformado por nacionales de Somalia. Se estima también que en 2017 unos 100.000 migrantes ingresaron a Yemen.

Los migrantes que llegan a este país viajan primero por tierra, primariamente a través de Djibouti, y eventualmente deben soportar peligrosos viajes en bote a través del Golfo de Adén rumbo a Yemen, que ahora se ha convertido en una de las rutas migratorias marítimas de mayor actividad en todo el mundo. Un número más pequeño navega desde la costa de Somalia.

Ambas rutas se cuentan entre las más “juveniles” del planeta, en el sentido de que los menores de edad representan aproximadamente un 20% de tales migrantes. Muchos de esos menores viajan solos.

Este importante incremento en las llegadas de migrantes a Yemen supera las llegadas en 2018 a Europa a través del Mar Mediterráneo (107.216 llegadas este año).

“Estos migrantes sueñan con una vida mejor para ellos mismos y para sus familias, buscan empleo, seguridad y nuevas oportunidades, y la mayoría son demasiado jóvenes como para comprender las dificultades que les esperan,” ha dicho Mohammed Abdiker, Director de Operaciones y Emergencias de la OIM. “En lugar de eso, enfrentan riesgos y abusos a lo largo del camino, incluyendo entre tales la trata de personas. La mayor parte de los que logran llegar a Yemen se encuentran varados en medio del conflicto, expuestos a más violencia y peligro”.

La conferencia Uso de los Beneficios de la Paz promoverá el diálogo entre la OIM, sus socios humanitarios y los representantes de los siete países mencionados.

Lo que la OIM espera, sobre la base de esta discusión, es que estos Estados adopten medidas tangibles para fortalecer la asistencia humanitaria inmediata para la protección de los migrantes; que se ataquen las causas que originan la migración peligrosa; y también que se incentiven mecanismos legales más sólidos para la migración, a la par que se abran oportunidades para las poblaciones migrantes en tránsito, y también para las comunidades remisoras y de acogida.

En sus observaciones de apertura, el Director General de la OIM António Vitorino dijo: “Estamos hoy aquí para implementar medidas a fin de proteger a las personas que se están movilizando, prevenir futuras pérdidas de vidas humanas, y abordar las causas de origen y agentes impulsores de la migración irregular en la región. La migración ordenada, segura y digna no es posible sin la prosecución de la paz y el desarrollo sostenible en los países de origen, tránsito y destino de los migrantes”.

“Los invito a sostener discusiones significativas que prioricen las necesidades inmediatas humanitarias y de protección de los migrantes y de las comunidades que los reciben”, agregó el Director General Vitorino.

El Director también urgió a los participantes a no perder de vista en 2019 los constantes peligros que los migrantes deben enfrentar a lo largo de esta ruta. Desde el año 2014, el Proyecto Migrantes Desaparecidos de la OIM ha registrado más de 700 muertes en el Golfo de Adén.

La conferencia ha sido posible gracias al generoso apoyo de Djibouti y del Centro de Ayuda y Asistencia Humanitaria Rey Salman.

Los datos recientes de la OIM se basan en la evaluación de los puntos de monitoreo de flujos de la DTM ubicados en Somalia, Djibouti y Yemen.

Para mayor información por favor contactar a Angela Wells en la Sede de la OIM en Ginebra, Tel: +41 7940 35365, Email: awells@iom.int

  • Madina, una migrante etíope, es una de los cientos de miles que viajan en el Cuerno de África y las regiones del Golfo cada año a la búsqueda de mejores oportunidades. Foto: OIM/Muse Mohammed.