La OIM nombra como Embajador de Buena Voluntad a un rapero de Ghana para promover la migración por canales regulares

Posted: 
11/24/17
Themes: 
EUTF, IOM, Others

Accra – El rapero y compositor de Ghana Kofi Kinaata se ha convertido en Embajador de Buena Voluntad de la OIM, el Organismo de Naciones Unidas para la Migración, para promover la migración regular en su país. Brindará su apoyo a los esfuerzos de la OIM para recaudar fondos y fomentar la migración regular lo cual incluye brindar educación a jóvenes de Ghana para que aprendan acerca de los riesgos asociados con el viaje a través del Desierto del Sahara y del Mar Mediterráneo para llegar al norte de África y Europa.

Kinaata brindará su apoyo a la Campaña Informativa sobre Migrantes de la OIM Ghana a través de una nueva canción que incentivará a los jóvenes de ese país a valorar sus vidas y a no tomar riesgos innecesarios para alcanzar pasturas más verdes que pueden ser tan sólo una mera ilusión. La Campaña Informativa sobre Migrantes es parte del proyecto de Involucramiento de las Comunidades de África Occidental (EWAC por su sigla en inglés), financiada por la Oficina Federal de Asuntos Exteriores de Alemania.

Del 20 al 21 de noviembre, Kinaata viajó a la región de Brong Ahafo con Sylvia Lopez-Ekra, la Jefa de Misión de la OIM Ghana, en su primer viaje oficial. Se reunió con el Ministro Regional de Brong Ahafo; visitó el Servicio de Inmigración de Ghana en la ciudad de Sunyani; y visitó una granja piloto establecida por la OIM a través del proyecto de Enfoque de Gestión Integrada de la Migración de Ghana (GIMMA) en Nkoranza. La granja emplea a jóvenes retornados  y proporciona la posibilidad de generar un medio de subsistencia alternativo para migrantes potenciales, entre otras actividades. El proyecto GIMMA es financiado por la Unión Europea e implementado conjuntamente por la OIM Ghana y por el Servicio de Inmigración de Ghana (GIS por su sigla en inglés).

 “Kofi Kinaata, uno de los más talentosos cantantes contemporáneos de Ghana, tiene muchísimos seguidores entre los jóvenes, y esto incluye a fanáticos que se encuentran en las zonas proclives a tener mucha migración. Su compromiso con la OIM puede realmente contribuir a salvar muchas vidas de jóvenes de Ghana que están perdidos o afectados de manera negativa por la migración irregular cada año,” sostuvo Lopez-Ekra.  “Como él tiene amigos y conocidos que han elegido migrar de manera irregular, él mismo ha abrazado la cuestión de la migración segura desde el fondo de su corazón. Le agradecemos muchísimo que se haya involucrado con nuestra tarea,” agregó ella.

En 2016, 5.636 migrantes de Ghana llegaron a Italia por vía marítima, un aumento de 4.431 en relación a 2015. La mayor parte de los migrantes de Ghana que tratan de llegar a Europa por canales irregulares viajan a través de Libia, en donde actualmente, miles de los aproximadamente 700.000 migrantes que están en ese país sufren horrendos abusos de sus derechos humanos por parte de los traficantes. La OIM ha denunciado y condenado la explotación de los migrantes en Libia desde el mes de abril de 2017 cuando circuló un video que mostraba cómo los migrantes africanos en Libia eran vendidos como esclavos.

En 2017 la OIM Ghana ha facilitado hasta ahora el retorno de 241 migrantes de Ghana desde Libia y Níger. La OIM continuará asistiendo a migrantes de Ghana que requieran de asistencia humanitaria a través de la Iniciativa Conjunta UE-OIM para la Protección de Migrantes y su Reintegración en África. Los retornados reciben asistencia de reintegración sobre la base de sus necesidades. La OIM y sus socios también apoyan a los retornados a través de orientación en materia de actividades innovadoras generadores de ingreso que tienen un impacto socio-económico en sus comunidades de origen.

Para mayor información por favor contactar a Anita J. Wadud en la  OIM Ghana, Tel: 0302 742 930 ext. 2400, Email: ajwadud@iom.int

 

  • El rapero y compositor de Ghana Kofi Kinaata (centro) y Silvia Lopez-Ekra (más lejos a la derecha) se reúnen con jóvenes en una visita de campo en Brong Ahafo. Foto: OIM