La OIM reclama mayor apoyo a los desplazados en medio de una crisis humanitaria cada vez peor y de la emergencia de la COVID-19 en Burkina Faso

Posted: 
03/27/20
Themes: 
COVID-19

Ouagadougou – En medio del actual brote de COVID-19 en Burkina Faso – el país más afectado por la crisis en África Occidental – la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está cada vez más preocupada por el impacto que la enfermedad podría llegar a tener sobre quienes ya se han visto severamente impactados por la crisis humanitaria en curso.

La OIM está incrementando su respuesta, habiendo entregado recientemente 100 albergues de emergencia a aproximadamente 700 personas desplazadas internamente (PDIs) y a solicitantes de asilo de Mali en el norte del país. Muchos de quienes se vieron obligados a escapar de la violencia en Mali en 2019 y 2020 se ha visto desplazados por partida doble tras haber procurado refugio en Burkina Faso el año pasado.

“Estamos preocupados porque el desplazamiento cada vez mayor crea terreno fértil para el surgimiento de mayores tensiones en la población y lleva a que el conflicto se extienda hacia nuevas zonas”, sostuvo el Jefe de Misión de la OIM en Burkina Faso, Abibatou Wane.

“Además, las pobres condiciones de higiene en sitios de desplazamiento aumentan seriamente el riesgo de que la COVID-19 se disemine hacia las comunidades desplazadas,” agregó Wane.

Desde que la enfermedad penetró en su territorio, Burkina Faso ha informado 152 casos de COVID-19 y cuatro fallecimientos. Hasta ahora no se ha informado acerca de ningún caso de COVID-19 en los sitios de desplazamiento.

En su Plan de Respuesta 2020, la OIM solicitó 30 millones de dólares para proveer asistencia inmediata a las poblaciones que se encuentran en la zona norte de Burkina Faso. La Organización ya ha comenzado a entregar albergues de emergencia y a brindar apoyo psicosocial en las regiones centro norte, norte, y del Sahel.

De acuerdo con el Resumen de Necesidades Humanitarias, 5.2 millones de personas han sufrido los efectos de la crisis en Burkina Faso y cerca de 2.2 millones necesitan asistencia. La comunidad humanitaria solicita 312 millones de dólares para poder paliar las necesidades del 1.800.000 personas a las cuales apunta esta respuesta entre agencias.

Un ataque mortal perpetrado a principios de este mes (07/03) en las aldeas norteñas de Barga, Dinguila-Peulh y Ramdolla-Peulh dejó un saldo de 43 personas muertas y siete con heridas graves. Muchos otros lograron huir y se refugiaron en Ouahigouya, capital de la región.

Casi tres semanas después de ese ataque, más de 6.000 personas de otras aldeas cercanas también se encuentran desplazadas. Esta cifra está a la cabeza de las casi 52.000 personas internamente desplazadas registradas en la región por el Consejo Nacional de Asistencia y Alivio ante Emergencias activo en el país.

Se espera que otras 3.000 personas más lleguen a Ouahigouya en los próximos días.

“A pesar de los esfuerzos colectivos para brindar apoyo, es necesario conseguir recursos adicionales para poder implementar intervenciones vitales en Ouahiguya”, advirtió Wane.

La mayor parte de las personas desplazadas internamente en la región no tienen parientes en las zonas afectadas y por ende no tienen acceso a vivienda en las comunidades de acogida. Están buscando albergue con las mencionadas poblaciones que ya están de por si luchando para poder paliar sus propias necesidades básicas. Hay una necesidad acuciante de recibir alimentos, albergues de emergencia, servicios de agua, sanidad e higiene (WASH), apoyo de salud y psicosocial, además de actividades de protección.

“Las personas que escaparon de sus aldeas y de la primera línea del conflicto se encuentran ahora viviendo en condiciones extremas en el sitio colectivo temporario de Ouahigouya y en las comunidades de acogida aledañas”, concluyó Wane.

Para poder enfrentar la situación actual, las autoridades locales y nacionales han podido identificar un sitio temporario para albergar a los recién llegados. Con más de 780.000 personas desplazadas internamente registradas en toda la nación, es muy importante que los asociados a nivel nacional que trabajan con la OIM inviertan en lo relacionado con la gestión de sitios colectivos, la cohesión social y la estabilización comunitaria.

Este apoyo es posible gracias a la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM por su sigla en inglés) del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

Para más información por favor contactar a Pauline Maguier en la OIM Burkina Faso; Tel: +226 67 10 60 17, Correo electrónico: pmaguier@iom.int

  • La OIM hace un llamamiento por 30 millones de dólares para proveer asistencia inmediata a las poblaciones en la zona norte de Burkina Faso. Foto: OIM