La OIM se une a un Llamamiento a la Acción sobre los impactos socioeconómicos de la COVID-19 en las remesas

Posted: 
05/22/20
Themes: 
COVID-19, Migration and Development

Ginebra – Mientras el mundo enfrenta las repercusiones económicas y otras consecuencias sobre el desarrollo originadas en la pandemia de COVID-19, hay proyecciones que indican que las remesas hacia países de ingresos medios y bajos caerán drásticamente en 2020 – en un porcentaje aproximado del 20%, el cual equivale a un monto de 110.000 millones de dólares. Una reducción de las remesas, en especial en el caso de los países, comunidades y familias que dependen de las mismas, puede tener importantes impactos socioeconómicos. 

Hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se une a un Llamamiento a la Acción, Remesas en Crisis – Cómo mantener el flujo de las mismas, el cual procura llevar la atención de la comunidad internacional al tema de los efectos socioeconómicos que la pandemia de COVID-19 tiene sobre las remesas y sobre la situación financiera de los migrantes y sus familias. Esta iniciativa de los Estados Miembros, liderada por Suiza y por el Reino Unido, está abierta ahora a todos los países y otros asociados que compartan estas ideas similares para que puedan unirse. El Llamamiento también recibe el apoyo del Banco Mundial, el Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Capitalización (UNCDF), el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), la Asociación internacional de redes para la transferencia de dinero y la Cámara de Comercio Internacional. Este Llamamiento a la Acción destaca el efecto dominó de la pandemia de COVID-19 sobre los flujos de remesas de los migrantes enviadas a sus, las economías locales y las comunidades en los países de origen. También propone un conjunto de medidas concretas que pueden ser tomadas en tal sentido.  

“Mientras anticipamos una fuerte desaceleración económica a nivel mundial, nuestra preocupación es que puede darse un efecto colateral aún más fuerte para las economías, comunidades y familias que dependen de las remesas en términos de empeorar el acceso a la educación, la salud y la nutrición, y de resultados que agraven la situación de pobreza”, dijo el Director General de la OIM António Vitorino. 

Y agregó, “Convocamos a legisladores, el sector privado y la sociedad civil para que pongan el foco en medidas específicas que podemos tomar en este sentido para apoyar a los migrantes y sus familias”. 

Este Llamamiento a la Acción de alcance mundial tiene como objetivo concientizar y convocar a los diferentes actores del sector de las remesas para que tomen medidas de mitigación que permitan desacelerar la caída en las remesas provocada por la pandemia e intentar sostener su flujo entre los migrantes y sus familias en países con ingresos bajos y medios.  

A los gobiernos y bancos centrales, por ejemplo, se los incentiva para que, entre otras acciones, declaren los servicios de transferencia de remesas como de carácter esencial, establezcan medidas de apoyo económico que beneficien a migrantes y a proveedores de servicios de remesas, apoyen un mayor acceso y uso de tecnologías digitales, faciliten la implementación de regulaciones financieras vinculadas a las remesas. Los proveedores de servicios de remesas son convocados para que brinden alivio a los migrantes mediante la reducción de los costos de las transacciones, para que inviertan en educación y alfabetización financiera y para que permitan un acceso sencillo a los canales para la transferencia de remesas.  

La implementación de estos gestos de solidaridad hacia los migrantes y sus familias por parte de los actores claves en el ámbito de las remesas evitará que millones de personas caigan en situación de pobreza y también que haya un retroceso en los logros a los cuales aspiran varios de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La promoción y el mejora del flujo continuo de remesas es también vital para la resiliencia y la recuperación de las economías y comunidades locales en muchos países con ingresos bajos y medios, que se han visto seriamente afectados por la crisis sanitaria y socioeconómica provocada por la pandemia de COVID-19.   

“Los objetivos y mensajes claves de este Llamamiento a la Acción vienen a reforzar el trabajo de larga data de nuestra organización en el ámbito de las remesas y el empoderamiento financiero”, sostuvo Marina Manke, Encargada de Movilidad Laboral y Desarrollo Humano en la OIM. 

“Además de fomentar un conocimiento más amplio y una mayor investigación sobre el uso de las remesas y los impactos de las mismas sobre familias y comunidades, la OIM sigue trabajando en todo el mundo como lo ha hecho hasta ahora junto a gobiernos, sector privado y otras organizaciones de Naciones Unidas en iniciativas destinadas a ayudar a reducir los costos de transferencia de las remesas, mejorar la formación financiera y desarrollar políticas que fortalezcan las importantes contribuciones que los migrantes hacen a sus familias y sociedades por igual”.  

Para más información por favor contactar a: Safa Msehli , Oficial de Comunicaciones en la OIM Ginebra: Tel: +41794035526, Correo electrónico: smsehli@iom.int  

Deepali Fernandes, Especialista Superior en Desarrollo Económico: Correo electrónico: dfernandes@iom.int   

 

 

 

 

  • Pie de página: Migrantes de Myanmar trabajan en construcción en Phang Nga, zona sur de Tailandia/OIM