La OIM solicita una respuesta coordinada mientras cerca de 400.000 personas ingresan a Cox’s Bazar desde Bangladesh

Posted: 
09/15/17
Themes: 
Humanitarian Emergencies, Migrants Rights, Refugee and Asylum Issues

Cox's Bazar - La OIM, en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración, destacó ayer la necesidad de dar una respuesta humanitaria coordinada al influjo masivo de personas desamparadas que huyen de Myanmar y llegan a Cox’s Bazar. Las nuevas llegadas son de aproximadamente 391.000 personas y no hay señales de que dicho flujo vaya a menguar, ya que el humo de los pueblos en llamas en el Estado de Rakhine al norte de Myanmar sigue siendo claramente visible desde el distrito de Cox’s Bazar.

Miles de recién llegados están ahora caminando rumbo al norte a lo largo de caminos obstruídos hacia un asentamiento de 1.500 acres que ha sido demarcado por el gobierno. Ubicado entre dos de los mayores asentamientos temporarios en Kutupalong y Balukhali, el sitio ayudará a las agencias de asistencia a que permitan el acceso de más de 200.000 recién llegados al lugar que se encuentran actualmente acampando o viviendo al aire libre en terreno sobrante, en las laderas de las colinas o al costado de los caminos.

En estos asentamientos que son llamados espontáneos, la gente que llega desde Myanmar cansada, hambrienta y a menudo traumatizada por la violencia de la que han sido testigos, se encuentran viviendo en condiciones terribles, a menudo sin albergue, comida o acceso a agua potable o a servicios básicos.

“A fin de responder a este influjo, que no tiene precedentes en términos de velocidad y números, necesitamos asegurar una respuesta coordinada entre las cada vez más numerosas agencias que proveen asistencia vital a los miles de personas que llegan a Cox’s Bazar,” sostuvo Mohammed Abdiker, Director de Operaciones y Emergencias de la OIM. “Con el fin de ayudar a los más vulnerables, tenemos que identificar qué es lo que necesita cada uno, y dónde, y qué agencia lo puede suministrar. Esto es crítico si vamos a ayudar a las personas que más lo necesitan lo más pronto como sea posible.”

La OIM alberga al Grupo de Coordinación entre Sectores (ISCG por su sigla en inglés) el cual publica un informe diario que resume la respuesta de emergencia en sectores, la cual incluye albergue y artículos no alimentarios esenciales; agua, sanidad e higiene; salud; seguridad; dignidad y derechos humanos; educación; y nutrición. Cada sector es liderado por una agencia operativa de asistencia, la cual coordina el trabajo de otras agencias que se encuentran activas en el sector. Ellas a su vez proveen de datos a la unidad coordinadora del ISCG, que usa tales datos para mapear la emergencia y para identificar los recursos de los que se dispone, y las agencias que podrían actuar para cubrir tales necesidades.

El Gobierno de Bangladesh, los gobiernos extranjeros, incluyendo los de Turquía, Indonesia y Malasia y las agencias de asistencia en campo están ahora corriendo contra reloj a fin de suministrar los alimentos, el agua, el albergue, los servicios de sanidad y de salud, así como cualquier otro servicio vital que los recién llegados pudieran llegar a necesitar.

Las agencias pertenecientes al grupo ISCG y que se encuentran operando en Cox’s Bazar han hecho un llamamiento por 77.1 millones de dólares estadounidenses a fin de financiar la respuesta de emergencia hasta fines del presente año (Plan de Respuesta Preliminar del ISCG). Varias agencias, entre ellas la OIM, han comprometido fondos de sus reservas de emergencia. El Fondo Central de Respuesta a Emergencias de la ONU, la Comisión Europea y el Reino Unido también han realizado contribuciones financieras pero las agencias enfrentan una importante escasez de fondos. Esto probablemente empeore ya que más personas siguen llegando desde Myanmar.

Como parte del llamamiento integral del ISCG, la OIM ha lanzado un llamamiento de último momento, el cual cubre los siguientes tres meses, de 26.1 millones de dólares estadounidenses con el fin de dar una respuesta a las necesidades inmediatas de los recién llegados. Este llamamiento incluye la suma de 100.000 dólares destinados a la coordinación de la respuesta.

Dentro del marco de la “Estrategia Nacional para los Refugiados y los Nacionales Indocumentados de Myanmar (UMNs) en Bangladesh”, la OIM ha estado coordinando la asistencia humanitaria a las personas que han cruzado a Bangladesh desde Myanmar y a las comunidades receptoras más vulnerables en Cox’s Bazar desde el año 2014. Antes del último influjo, la OIM Bangladesh estaba coordinando la provisión de asistencia humanitaria a cerca de 200.000 personas que estaban viviendo en asentamiento temporarios y comunidades receptoras en Cox’s Bazar. Los servicios vitales provistos por la OIM y por sus agencias asociadas incluyen la entrega de agua potable y servicios sanitarios, albergue, servicios en materia de seguridad alimentaria, cuidados de la salud, educación y apoyo psicosocial para los más vulnerables, muchos de los cuales sufren de trauma mental severo o han sobrevivido a la violencia sexual.

Para mayor información, por favor contactar a:

Peppi Siddiq en la OIM Dhaka, Tel: +8801755568894, Email: pksiddiq@iom.int

Chris Lom en Cox’s Bazar, Tel. +8801733335221, Email: clom@iom.int

  • Los recién llegados necesitan imperiosamente asistencia vital consistente en entrega de alimentos y agua potable, además de servicios de sanidad, salud y protección. Foto: OIM/Saikat Biswas 

  • A scene from the Kutupalong refugee camp. Photo: Saumaun Heiat / UN Migration Agency (IOM) 2017