La OIM y Ghana inauguran centro de consultoría migratoria financiado por la UE

Posted: 
06/05/15

Ghana - La OIM y el Servicio de Inmigración de Ghana (GIS por sus siglas en inglés) comenzaron la construcción de un Centro de Consultoría Migratoria (MCC por sus siglas en inglés) en Sunyani. La construcción forma parte de una campaña de información más amplia para promover la migración segura y legal en el marco del proyecto Ghana Integrated Migration Management Approach (GIMMA) [Enfoque de gestión integrada de la migración en Ghana], financiado por la Unión Europea (UE).

El objetivo del MCC es facilitar y empoderar a los migrantes para que viajen de una manera legal, voluntaria, ordenada y protegida. Actualmente, el Centro está ubicado en el Comando Regional Brong Ahafo del GIS en un espacio restringido, por lo que solo se puede proporcionar información limitada a los visitantes.

El nuevo edificio ofrecerá un espacio neutral para que los migrantes potenciales y reales puedan obtener información precisa y confiable sobre los procedimientos migratorios legales y la documentación requerida, los riesgos de la migración irregular, y los derechos y responsabilidades de los migrantes a lo largo del proceso de migración.

Según investigaciones de la OIM, en 2014 al menos 5.017 migrantes perdieron la vida cuando intentaban cruzar fronteras internacionales; más del 65% de ellos eran originarios de África subsahariana. Se cree que de los 5.017 migrantes, más de 3.270 murieron cuando trataban de cruzar el Mediterráneo. Entre enero y mayo de 2015, al menos 2.369 migrantes han perdido la vida, y 1.829 de ellos en el Mediterráneo.

Ghana no es ajeno a estas tragedias. Aunque no hay estadísticas oficiales sobre las cifras de migración irregular, cada vez más ghaneses, sobre todo jóvenes, arriesgan la vida en busca de mejores oportunidades en el extranjero.

Entre enero y abril de 2015, unos 471 ghaneses, entre ellos 32 menores no acompañados, llegaron a Italia en barco, según información proporcionada por el Ministerio del Interior de Italia.

En 2011, más de 19.000 migrantes ghaneses en Libia, en su mayoría irregulares, recibieron asistencia para volver a Ghana durante la crisis de Libia; esta ayuda fue proporcionada por el Gobierno de Ghana en colaboración con la OIM.

La crisis puso de relieve los flujos irregulares de los ciudadanos de Ghana que arriesgan la vida para atravesar el desierto del Sahara en busca de una vida mejor. Más de la mitad de estos retornados regresó a Brong Ahafo, una región que según diversas fuentes tiene la tasa más alta de migración irregular.

“El gran número de personas de la región de Brong Ahafo que arriesgan la vida en viajes peligrosos y de explotación en el desierto del Sahara y en alta mar, así como los efectos consiguientes sobre sus familias en particular y sobre la sociedad en general, sirvieron como catalizador para acelerar la construcción del centro para atajar este mal de raíz”, explicó el Director del GIS, Dr. Peter Wiredu.

La migración irregular no se puede detener con una sola intervención. La falta de oportunidades de empleo, la pobreza y la sensación de desesperación son los principales impulsores de la migración. Además de concienciar al público sobre los riesgos y peligros de la migración irregular, es indispensable ocuparse de las causas fundamentales que motivan la migración.

“Las iniciativas destinadas a mejorar las oportunidades económicas, los servicios sociales y la infraestructura comunitaria son necesarias en las zonas propensas a la migración inducida por consideraciones económicas, para que la migración sea una opción y no un escape de una dura realidad. Los miembros de estas comunidades, en especial los jóvenes, necesitan poder vislumbrar un futuro en su país. La migración por desesperación rara vez se traduce en resultados positivos”, expuso la Jefe de Misión de la OIM de Ghana, Sylvia López-Ekra.

Además de los incidentes en el Mediterráneo, el número creciente de agencias de empleo sin licencia facilita cada vez más el tráfico de hombres y sobre todo de mujeres de Ghana a Medio Oriente con la promesa de oportunidades lucrativas de empleo.

De acuerdo con el GIS, más de 2.000 mujeres emigraron de Ghana a Medio Oriente entre septiembre de 2014 y enero de 2015. Unas 350 de ellas fueron devueltas a Ghana. Algunas se quejaron sobre la forma en que se les forzaba a trabajar en exceso y se les sometía a abusos físicos y sexuales y a tratos inhumanos.

El Centro también examinará esta tendencia preocupante y prestará servicios de información y asesoramiento para proteger a los migrantes vulnerables contra empleos fraudulentos ofrecidos por traficantes y tratantes de personas.

“Estamos intensificando nuestra cooperación para hacer frente a las causas fundamentales que obligan a las personas a escapar y emigrar. Todos debemos trabajar en colaboración para crear las condiciones para que los jóvenes tengan oportunidades y un futuro en Ghana”, manifestó el Embajador de la Unión Europea en Ghana, William Hanna.

Con su objetivo general de contribuir a los esfuerzos del Gobierno de Ghana para gestionar la migración con mayor eficacia, el proyecto GIMMA está ayudando a desarrollar las capacidades operativas del GIS para proteger las fronteras del país, empoderar a los migrantes a fin de que tomen decisiones informadas, y mejorar las capacidades del país para la gestión de datos sobre la migración. El proyecto de EUR 3.000.000 de tres años de duración es financiado por la Unión Europea en el marco del Décimo Fondo Europeo de Desarrollo.

Para obtener más información, por favor ponerse en contacto con Kazumi Nakamura en la OIM de Ghana, Email: knakamura@iom.int, Tel: +233 (0)302 742 930.