La OIM y la FAO lideran una sociedad para la reducción de riesgos por desastres en África Central y Occidental

Posted: 
01/31/20
Themes: 
Migration Health

Dakar – La cifra de personas desplazadas internamente en África Central y Occidental se ha más que duplicado en los últimos tres años, y ello ha ocurrido por el cambio climático y medioambiental, por la urbanización que se está dando con gran rapidez, el crecimiento poblacional y por los conflictos.

En África Subsahariana, una combinación de conflictos, inundaciones, sequías, y otros desastres naturales derivaron en una duplicación del número total de nuevos desplazamientos internos en tan sólo tres años (2015–2018), de acuerdo con el Resumen Humanitario Mundial 2019 que fuera publicado recientemente por OCHA, la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos Humanitarios.  

Datos similares compartidos por el Centro de Monitoreo del Desplazamiento Interno (IDMC) revelaron la misma tendencia. En 2019, más de 800.000 personas fueron desplazadas por desastres en África Central y Occidental, mucho más de las 344.700 registradas en 2017, cifra que en si misma superó en más del doble el total del año anterior, 2016, cuando 161.700 hombres, mujeres y niños se vieron desplazados.

En 2019 solamente, las inundaciones causaron el desplazamiento de al menos 30.000 personas en la República Centroafricana, de 41.000 personas en Mauritania, de 19.000 en la lejana zona norte de Camerún y de otras 15.000 en el noreste de Nigeria.

Desde todo punto de vista, esta es ahora una emergencia que se va desplegando persistentemente a lo largo del continente más pobre de todo el planeta.

“África Central y Occidental están marcadas por la recurrencia y la escala de las pérdidas humanas y materiales derivadas de los desastres naturales causados por eventos tales como inundaciones, sequía, conflictos armados, epidemias”, explicó el Dr. Gouantoueu Robert Guei, Coordinador Sub-Regional para África Occidental de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) quien agrego que; “una sociedad regional reviste una importancia trascendental para poder apoyar a los gobiernos”.

Por consiguiente, a fin de reducir la movilidad inducida por los desastres en las regiones de África Central y Occidental y fortalecer la resiliencia de las poblaciones en riesgo, esta semana la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se unió a la FAO a fin de lanzar la Iniciativa CADRI, que es una sociedad centrada en la Capacidad para la reducción de desastres en la región. Las dos agencias organizaron conjuntamente este primer evento en Dakar los días 28 y 29 de enero a fin de comenzar a movilizar a los actores regionales.

CADRI es una sociedad mundial compuesta por 20 organizaciones que trabajan en pos de concretar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (SDG) brindándoles a los países servicios para el desarrollo de sus capacidades a fin de ayudarlos a reducir los riesgos por desastres y medioambientales. La Iniciativa CADRI ha sido desarrollada también para proveer a los países un mecanismo para movilizar y agrupar a quienes cuentan con mucha experiencia en el campo de la reducción de riesgos por desastres y en la adaptación al cambio climático con el objetivo de cumplir con los mencionados SDG.  

Esta sociedad es particularmente relevante en África Central y Occidental en donde están presentes diferentes tipos de riesgos, entre ellos las crisis de inicio lento y repentino.

“El objetivo por detrás de llevar la coordinación del proceso del CADRI a Dakar desde Ginebra tiene que ver con estar más cerca de quienes están involucrados en la prevención de los desastres naturales y en dar respuesta a los mismos. Esperamos poder aumentar la interacción entre el gobierno, la sociedad civil, y los socios de Naciones Unidas de modo tal que ellos podrán, de mejor manera, prestar servicios a las comunidades en la región expuestas a los mayores riesgos”, sostuvo el Director Regional de la OIM para África Central y Occidental, Richard Danziger.

“Diversas ONG participan en misiones para el diagnóstico de la capacidad y sus comentarios y observaciones nos ayudan a triangular las opiniones y las posiciones expresadas por los actores gubernamentales para asegurar que las recomendaciones sean neutrales”, sostuvo Ioana Creitaru de la Secretaría de la Sociedad de la CADRI en Ginebra. 

En las más recientes evaluaciones conjuntas realizadas por la red de la CADRI, un equipo de 31 expertos llevó a cabo un ejercicio de diagnóstico de la capacidad en Togo, en donde las inundaciones, los incendios, los aludes y las epidemias son muy comunes. Es de esperar que las recomendaciones realizadas por el equipo contribuyan con el fortalecimiento de la preparación y reducción de riesgos por desastres en Togo en el futuro.

La Iniciativa CADRI coloca especialmente el foco en la planificación y la programación informada de riesgos, tanto dentro de la esfera humanitaria como en el ámbito de la esfera del desarrollo, asegurando que nadie sea dejado atrás y que la igualdad de género y los enfoques basados en los derechos humanos sean prioritarios en la provisión de servicios orientados al desarrollo de la capacidad. La Sociedad de la Iniciativa CADRI ha brindado su apoyo al fortalecimiento institucional y a la reforma de políticas en el área de los esfuerzos para la reducción de riesgos por desastres en 30 países en todo el mundo en la década pasada.

Para más información por favor contactar a Mafalda Marchioro en la Oficina Regional de la OIM para África Central y Occidental: Email mmarchioro@iom.int 

  • DAKAR: Las inundaciones en la República Centroafricana desplazaron a más de 30.000 personas en 2019. OIM/Leo Torreton.