La UE entrega a la OIM Iraq un monto adicional de 2 millones de euros para realizar importantes mejoras en la infraestructura de los campamentos

Posted: 
06/14/19
Themes: 
Internally Displaced Persons, Migrant Assistance

Erbil – Cinco años después de que se iniciara la crisis del EIIL y del consiguiente desplazamiento masivo interno, más de medio millón de iraquíes siguen viviendo en campamentos.

La Unión Europea (UE) ha hecho entrega a la OIM de un monto adicional de 2 millones de euros para la realización de importantes mejoras en la infraestructura de los campamentos para personas desplazadas internamente. Esto eleva la contribución humanitaria total de la UE que la OIM de Irak recibió en 2019 a 5 millones de euros.

Con esta asignación extra, en coordinación con el Gobierno de Iraq y las autoridades locales, la OIM podrá mejorar las condiciones de vida de los residentes en el campamento. La OIM rehabilitará las redes de caminos y desagües que están muy deterioradas en tres campamentos en Jad’ah, cerca de Mosul en la gobernación de Ninewa.

La campamentos de Jad’ah albergan en la actualidad a más de 8.600 familias, unas 35.000 personas, la mayor parte de ellas procedentes de los distritos de Hatra, Mosul, Al-Ba’aj y Telafar en Ninewa. Estas familias se encuentran entre las más vulnerables de Iraq; el retorno a sus zonas de origen no será posible en el futuro cercano por una variedad de motivos, entre los cuales pueden mencionarse el daño a sus viviendas, la permanente situación de inseguridad, el acceso limitado a oportunidades de empleo, y los servicios básicos también limitados en sus ciudades de origen.

“Si bien muchas familias que estaban desplazadas han tenido la posibilidad de regresar, no podemos olvidarnos de las que aún permanecen en los campamentos. Asegurar que quienes han sido desplazados por los enfrentamientos tengan acceso a la asistencia humanitaria sigue siendo una prioridad para la UE en Iraq,” sostuvo Christos Stylianides, Comisionado Europeo de Asistencia Humanitaria y Manejo de Crisis.

Durante el punto más alto de la crisis 2014–2017, la OIM y sus socios humanitarios en Iraq desarrollaron campamentos destinados a albergar a miles de familias que escapaban del EIIL, los cuales con frecuencia fueron construidos muy rápidamente debido a las gran presión ejercida por las circunstancias de la emergencia. La infraestructura en esos lugares desde aquel momento se ha deteriorado y necesita con urgencia reparaciones y mejoras.

“Con nuestra contribución esperamos mejorar las condiciones de vida de los iraquíes que aún se encuentran en situación de desplazamiento extendido, e incentivamos a otros socios de la comunidad humanitaria a hacer lo mismo. En 2019 esperamos con ansiedad poder continuar abordando estas acuciantes necesidades en sociedad con la OIM,” agregó el Comisionado Stylianides.

Esta contribución humanitaria de parte de la UE complementará la asignación previa de 3 millones de euros, que fueron recibidos en marzo de 2019, y que se están usando para llevar adelante actividades de mantenimiento en los campamentos en todo Iraq, para reemplazar los artículos básicos del hogar para las poblaciones de los campamentos y proveer kits básicos de asistencia como por ejemplo conjuntos de utensilios de cocina, frazadas y colchones.

“Las condiciones en muchos campamentos empeoraron el año pasado debido al desgaste por el uso normal y la falta de inversión. Los campamentos han estado en servicio por un tiempo mucho mayor que lo que se planeaba inicialmente y ahora es necesario ponerlos al día y mejorarlos,” dijo el Jefe de Misión de la OIM Iraq, Gerard Waite.

“Esta asignación adicional de parte de la UE permitirá que la OIM brinde un apoyo mayor, tan necesario en algunos de los campamentos más poblados que albergan a familias desplazadas que se encuentran entre los más vulnerables, sin ningún plan a corto o mediano plazo de poder retornar a sus lugares de origen”.

El retorno se vuelve especialmente difícil para las familias vulnerables, incluyendo a las que se encuentran en situación de desplazamiento extendido y que tras años de desplazamiento han agotado sus recursos y no tienen posibilidad de reconstruir sus casas.

La UE, por medio de su Departamento de Asistencia Humanitaria y Protección de Civiles, y la OIM Iraq, han establecido una sociedad estratégica para colaborar con la gestión de los campamentos, con su mantenimiento, mejoramiento de su infraestructura, y para brindar respuesta en materia de albergues y artículos no alimentarios, dentro y fuera de los campamentos en Iraq, desde el año 2014, con un presupuesto total por un monto de más de 36 millones de euros, asistiendo en conjunto a más de 700.000 beneficiarios directos e indirectos.

Ambas organizaciones siguen jugando un rol clave en la defensa del apoyo continuado a las familias que padecen desplazamiento prolongado, a la par que coordinan su accionar para encontrar soluciones a largo plazo para estas poblaciones internamente desplazadas.

En todo Iraq, más de 1.6 millones de iraquíes siguen estando desplazados tras el conflicto del EIIL. De los que estaban desplazados, más de 4.2 millones han podido regresar a sus zonas de origen, de acuerdo con datos de la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento de la OIM.

Para cifras y análisis del desplazamiento en Iraq puede visitar este enlace:  http://iraqdtm.iom.int/

Para mayor información por favor contactar a Sandra Black en la OIM Iraq, Tel: +964 751 234 2550, Email: sblack@iom.int

  • Iraquíes desplazados en el campamento de la pista de aterrizaje de Qayara, al sur de Mosul, se llevan artículos no alimentarios que recibieron de la OIM. Foto: OIM

  • El campamento de Laylan, al este de Kirkuk, anteriormente estaba conectado solamente con la red nacional de electricidad; las tiendas y las letrinas contaban con luz tan sólo un par de horas al día; con el apoyo de la UE el campamento fue conectado a generadores locales para aumentar la disponibilidad de electricidad, sobre todo por las noches. Foto: OIM/Anjam Rasool

  • Con apoyo de la UE, la OIM conectó el Campamento de Laylan – sobre todo las letrinas y las áreas públicas – con generadores locales para aumentar las horas de electricidad, en especial durante la noche. Foto: OIM /Anjam Rasool

  • Cerca de 7.000 iraquíes desplazados viven en el campamento de Laylan, al este de Kirkuk, y la mayor parte de ellos han estado viviendo allí desde 2014. El campamento estaba conectado solamente con la red nacional de electricidad; las tiendas y letrinas tenían electricidad tan sólo un par de horas al día. Con el apoyo de la UE, a través de su Departamento de Asistencia Humanitaria y Protección de Civiles, la OIM conectó el campamento a generadores locales para aumentar las horas de electricidad, especialmente por las noches. Foto: OIM /Anjam Rasool

  • Cerca de 7.000 iraquíes desplazados viven en el campamento de Laylan, al este de Kirkuk, y la mayor parte de ellos han estado viviendo allí desde 2014. El campamento estaba conectado solamente con la red nacional de electricidad; las tiendas y letrinas tenían electricidad tan sólo un par de horas al día. Con el apoyo de la UE, a través de su Departamento de Asistencia Humanitaria y Protección de Civiles, la OIM conectó el campamento a generadores locales para aumentar las horas de electricidad, especialmente por las noches. Foto: OIM /Anjam Rasool