Las agencias de la ONU lanzan un proyecto de resiliencia y protección medioambiental para las comunidades de acogida y de refugiados en Bangladesh

Posted: 
09/18/18
Themes: 
Humanitarian Emergencies, Migration and Environment, Rohingya Crisis

Cox’s Bazar – Las familias que se encuentran viviendo en el mayor campamento de refugiados del mundo recibieron la semana pasada las primeras 2.500 cocinas y garrafas con gas líquido de petróleo (LPG por su sigla en inglés) como parte de un proyecto de Naciones Unidas para proteger el medio ambiente y desarrollar resiliencia en las personas que viven en Cox’s Bazar, Bangladesh.

El Proyecto “SAFE Plus” (Enfoques Seguros de la Energía y el Combustible más Restauración de los Paisajes y Medios de Subsistencia), que apunta a proveer a 125.000 comunidades de acogida y familias de refugiados cocinas a base de LPG para prevenir una deforestación excesiva causada por el uso desmedido de leña para cocinar, es una alianza entre la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), la OIM en su calidad de Organismo de las Naciones Unidas para la Migración y el Programa Mundial de Alimentos (WFP por su sigla en inglés).

Cuando cerca de 700.000 refugiados rohingya huyeron a Cox’s Bazar en el mes de agosto escapando de la violencia en Myanmar, gran parte de la zona forestal protegida fue talada para obtener leña y construir albergues, y ello aumentó de manera dramática el riesgo de inundaciones y de aludes debido a la erosión sufrida por el suelo.

Las nuevas cocinas a base de LPG permitirán que las familias cocinen en condiciones de seguridad sin necesidad de recolectar leña de los bosques. Las mismas mejorarán también la seguridad de las mujeres y de los niños, quienes sufren violencia basada en género y ataques de animales al momento de recolectar la leña. Adicionalmente, reducirán los riesgos a la salud causado por la inhalación de humo proveniente de las fogatas al aire libre.

Las comunidades de acogida y las familias de refugiados que cuentan con cocinas a base de LPG recibirán el combustible que necesitan por medio de la solución de transferencia ‘monederos múltiples’ del Programa Mundial de Alimentos. SCOPE, la plataforma de gestión y transferencia a beneficiarios de la agencia, identifica a los destinatarios por medio de un sistema biométrico de autenticación y  asegura que la asistencia que se recibe sea registrada y manejada con precisión. Los ‘monederos múltiples’ en sus tarjetas de asistencia SCOPE registrarán el LPG que reciban, junto con los alimentos y otros artículos.

“La creación de un acceso sostenible al LPG para la cocción de alimentos constituye una pieza crítica en el rompecabezas que implica abordar los temas de deforestación y reforestación”, dijo Peter Agnew, Encargado de Programa de la FAO en Bangladesh. “Se elimina la demanda de leña que a su vez permite volver a plantar áreas deforestadas de manera confiable, sabiendo que los nuevos árboles no serán removidos y vendidos como leña.”

“Permitir el acceso a fuentes alternativas de combustible sirve para incentivar nuevas prácticas sostenibles en relación con el  medio ambiente.  La deforestación es un tema preocupante. Además, las familias en su gran mayoría cocinan adentro, de modo que estamos inquietos por el impacto negativo que el humo producido por las fogatas para cocinar puede llegar a tener en la salud respiratoria de las personas,” dijo el Coordinador de Emergencia de la OIM  Manuel Pereira.

“Sabemos que el hecho de tener un acceso limitado a la leña deriva en estrategias de adaptación como, por ejemplo, no cocinar debidamente los alimentos”, dijo Peter Guest, Coordinador de Emergencia del Programa Mundial de Alimentos. “Por consiguiente nos encontramos en el proceso de fortalecer la seguridad alimentaria brindándoles a las personas un mejor y más seguro acceso a combustible. La plataforma SCOPE ayuda tanto al WFP como a los socios de la ONU a proveer asistencia humanitaria de manera más efectiva”.

En la actualidad, hay más de 919.000 refugiados rohingyas en Bangladesh. Estos refugiados, al igual que las comunidades de acogida en el mencionado país, contabilizan una cantidad de al menos 1.300.000 personas en la actualidad y dependen de la asistencia humanitaria para cubrir sus necesidades básicas.

La iniciativa SAFE Plus recibe el apoyo de Irlanda, Japón y los Estados Unidos de América, y brinda asistencia al trabajo del Gobierno de Bangladesh, en particular a la Comisión de Asistencia a Refugiados y Repatriación que se encuentra dentro de la esfera del Ministerio de Asistencia y Gestión en Materia de Desastres.

Para mayor información y entrevistas por favor contactar:

Fiona MacGregor en la OIM Cox’s Bazar, Tel. +8801733335221, Email: FMacGregor@iom.int

Peter Agnew en la FAO Cox’s Bazar, Tel. +8801734931946, Email: Peter.Agnew@fao.org

Manmeet Kaur en el WFP Cox’s Bazar, Tel. +8801713750599, Email: Manmeet.Kaur@wfp.org

  • Johura Kathun, 45, una viudad con tres hijos, recibe una cocina LPG en el campamento Balukhali. Foto: Tazbir Tanim / WFP 2018