Las brutales condiciones invernales en Siria aumentan la desesperación debido al incremento en la cifra de personas desplazadas en la zona noroeste

Posted: 
02/14/20
Themes: 
Internally Displaced Persons

Ginebra – Las temperaturas bajo cero y las nevadas cada vez más intensas están agravando aún más la crisis humanitaria en la zona noroeste de Siria, en donde más de un cuarto de millón de personas ha sido desplazado en los últimos cuatro días. Más de 830.000 personas han sido desplazadas en la región en los últimos dos meses y más de 1.200.000 desde abril de 2019, de acuerdo con datos de Naciones Unidas.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM) está muy preocupada por este aumento vertiginoso e ininterrumpido en el desplazamiento, el cual continúa incrementándose de a miles a diario, en particular a medida que el conflicto se expande hacia el norte hacia áreas urbanas densamente pobladas.

 “Más de 80.000 personas que se vieron forzadas a huir de la violencia en los últimos meses están durmiendo debajo de los árboles o al aire libre bajo la nieve”, sostuvo Joseph Ashmore, el Coordinador Global de Albergues de la OIM.

"Cientos de miles de personas están sufriendo y muchas más podrían llegar a morir en el supuesto caso de que las extremas condiciones invernales se mantengan, provocando una de las más severas crisis en materia de albergues que el sistema humanitario ha debido enfrentar en la última década”, agregó.

La mayor parte de los desplazados están alojados con familias de acogida, en campamentos o en edificios no terminados. Mientras el desplazamiento aumenta, hay menos lugares para alojar a las personas que procuran refugio.

Desde mediados de diciembre de 2019, la OIM ha estado asistiendo a sus asociados en terreno a fin de poder llegar hasta unas 300.000 personas con ayuda humanitaria. En las últimas semanas, los socios de la OIM han hecho entrega de artículos de emergencia –incluyendo frazadas, kits de higiene y otros productos– al igual que materiales para albergues a 129.000 personas que los necesitan imperiosamente.

Sin embargo, la inseguridad ha impedido el acceso de algunos de esos socios –comprometiendo de tal modo la posibilidad de que las poblaciones afectadas puedan recibir los servicios más básicos.

Los centros de salud, escuelas, mercados y campamentos han sido el blanco de muchos ataques violentos y cada día se reportan más y más bajas.

La Organización busca más fondos de la comunidad internacional para poder brindar una respuesta adecuada a las necesidades que están aumentando con gran rapidez. La OIM reitera asimismo el llamamiento hecho por el Secretario General en pos de un inmediato cese de las hostilidades y de los ataques contra los civiles y la infraestructura civil.

El conflicto en Siria, que ya está alcanzando su décimo año, ha desplazado a más de seis millones de personas en el país y ha hecho que más de 5.500.000 huyan hacia países vecinos en la región.

 

Para más información por favor contactar a: Angela Wells, Oficial de Información Pública de la OIM en Ginebra, Tel: +41 7940 35365, Email: awells@iom.int.

  • Un hombre desplazado y su esposa llevan consigo artículos entregados por la OIM para la temporada invernal en diciembre de 2019. Sirven para poder abrigarse durante el crudo invierno.