Las necesidades humanitarias alcanzan su pico máximo mientras que las llegadas de refugiados rohingyas a Cox’s Bazar totalizan las 536.000

Posted: 
10/13/17

Cox’s Bazar –  Aproximadamente 536.000 personas han huido de Myanmar y llegado a Cox’s Bazar, al sur de Bangladesh en los últimos 47 días, de acuerdo con las agencias humanitarias pertenecientes al Grupo de Coordinación Entre Sectores (ISCG por sus siglas en inglés), el cual es organizado por la OIM. Los números alcanzaron su pico máximo nuevamente esta semana cuando cerca de 15.000 refugiados rohingyas cruzaron a Bangladesh entre el 9 y el 11 de octubre.   

“Llegué aquí hace cinco días. Cinco integrantes de mi familia, incluyendo a mi esposa embarazada se encuentran todavía del otro lado (Myanmar). Les he hablado por teléfono. Tenían que irse de la casa y se encuentran ahora al aire libre en una playa. Dijeron que entre 8 y 9.000 personas se encontraban aún allí esperando la oportunidad para poder cruzar”, dijo Mohammad Yakub, de 50 años de edad, al hablarle a la OIM en Shahporir Dwip, una isla en el río Naf en Bangladesh cercana a la frontera entre los dos países.

La velocidad y la escala del influjo que disparó la emergencia humanitaria en Cox’s Bazar, en donde cerca de tres cuartos de un millón de refugiados dependen ahora de la asistencia humanitaria en materia de comida, albergue, agua potable, servicios de sanidad y otras necesidades vitales. Antes del influjo que tuvo lugar en el mes de agosto, Cox’s Bazar ya se encontraba albergando a más de 200.000 refugiados rohingyas que previamente habían sido desplazados, colocando de tal modo la infraestructura del distrito y los servicios básicos bajo una presión tremenda.

Con anterioridad en la presente semana las agencias de asistencia del Grupo de Coordinación Entre Sectores hicieron un llamamiento solicitando 434 millones de dólares como parte de un Plan de Respuesta Humanitaria de 6 meses destinado a 1.2 millones de personas, entre ellas los refugiados rohingyas y 300.000 nacionales de Bangladesh en estado de vulnerabilidad que se encontraban viviendo en las comunidades receptoras de Cox’s Bazar.

“La situación es sumamente grave. Estas personas están desnutridas y el acceso a agua potable y  servicios de sanidad en muchos de los sitios espontáneos es insuficiente. Están en un alto estado de vulnerabilidad. Han huido del conflicto, experimentado traumas severos y se encuentran actualmente viviendo en condiciones extremadamente difíciles”., le dijo a la OIM el Jefe de Misión de la OIM Bangladesh Sarat Dash.

Muchos de los recién llegados requieren de inmediata asistencia en materia de salud y las agencias han hecho un llamamiento por 48 millones de dólares para aumentar el cuidado de la salud primaria en todos los nuevos asentamientos en los próximos seis meses.

“El riesgo de que se dé un brote de alguna enfermedad transmisible es muy alto debido a las condiciones de hacinamiento en la cual están viviendo y la falta de adecuados servicios sanitarios y agua potable. Todo lo relativo al cuidado materno-infantil y neonatal se encuentra en una situación desesperante debido a la falta de insumos por el muy alto número de mujeres embarazadas o que están amamantando y de niños entre los recién llegados“, dijo Patrick Duigan, quien se desenvuelve como Funcionario Regional de Salud de rango superior en la OIM.

Desde el 25 de Agosto, las agencias del Grupo de Coordinación entre Sectores han hecho entrega de asistencia en materia de cuidado de salud a más de 210.000 personas. Los asociados en materia de salud están dando apoyo en el departamento de salud del distrito con 12 equipos médicos en las nuevas zonas de influjo en los distritos de Teknaf y de Ukhia. Nueve centros de salud se han también establecido en zonas remotas y de difícil acceso en los nuevos asentamientos.

Cerca de 35.500 niños de entre 5-15 años han sido vacunados contra la rubeola y el sarampión, y más de 72.000 niños de 0 a 5 años han sido vacunados contra la polio y han recibido un suplemento de vitamina A. Una campaña de vacunación oral contra el cólera que apuntaba a la totalidad de la población también comenzó esta semana.

Casi todos los refugiados llegan virtualmente sin nada y necesitan de lonas impermeables para albergue, como así también artículos no alimentarios (NFI por sus siglas en inglés) tales como ropas, redes contra mosquitos, sets de cocina, jabón y frazadas. Hasta la última semana, cerca de 288.000 personas habían recibido asistencia en materia de albergues de emergencia en tanto que 54.000 habían recibido artículos no alimentarios desde el 25 de agosto. Más de 17.000 hogares han recibido kits de emergencia severa incluyendo una lona impermeable por familia de cinco integrantes. Más de 2.500 hogares han recibido dos lonas impermeables y 5.000 han recibido frazadas y colchonetas para dormir.

El masivo aumento del número de personas en múltiples sitios está también haciendo colapsar las instalaciones para servicios de agua, sanidad e higiene (WASH por sus siglas en inglés). Las agencias de ese sector creen que cerca de 750.000 personas de entre el 1.200.000 que han sido el foco de atención del plan de respuesta necesitarán dicha asistencia en los próximos seis meses.

Desde el 25 de agosto, más de 333.000 personas han recibido asistencia en materia de agua, sanidad e higiene pero las agencias creen que un número similar sigue aun padeciendo la necesidad de recibir tales servicios. Colectivamente el sector ha instalado 3.249 pozos por tubería pero sigue habiendo aún preocupaciones en torno a la calidad de tales pozos y de si no son muy poco profundos, debido a que las paredes para el agua colapsan.

Se han construido cerca de 8.100 letrinas de emergencia pero el porcentaje de uso de las mismas excede al de la construcción. Esto ocurre debido a la falta de terreno y a la falta de mantenimiento de la estructura de aguas residuales. Las agencias encargadas de los servicios de agua, sanidad e higiene han dicho que se necesitan 74 millones de dólares para cubrir las necesidades en materia de agua, seguridad e higiene hasta el mes de febrero de 2018.

Contra este trasfondo, hay una gran presión sobre los asentamientos existentes puesto que la población de muchos sitios y asentamientos se ha duplicado desde el 25 de agosto. Esto ha resultado en una imperiosa necesidad de gestión de las necesidades del sitio para aproximadamente 700.000 personas, lo cual costará aproximadamente 65 millones de dólares de acuerdo a lo que han dicho las agencias de gestión de sitios pertenecientes al ISCG.

Para mayor información por favor contactar a la OIM Bangladesh:

En Cox’s Bazar: Hala Jaber, Tel: +8801733335221, Email: hjaberbent@iom.int
En Dhaka: Shirin Akhter, Tel: +8801711187499, Email: sakhter@iom.int

  • Esta semana (9-11 de octubre) cerca de 15.000 refugiados rohingyas cruzaron rumbo a Bangladesh desde Myanmar, llevando el total de llegadas desde agosto pasado a más de 536.000. Foto: OIM/Muse Mohammed.