Los civiles siguen escapando de la inseguridad en Cabo Delgado, Mozambique

Posted: 
11/17/20
Themes: 
Internal Displacement

Pemba – Cientos de miles de personas siguen huyendo de la situación de inseguridad imperante en Cabo Delgado, al norte de Mozambique, planteando desafíos al Gobierno y a sus asociados humanitarios en cuanto a su habilidad para responder con albergues adecuados, alimentos y otros tipos de asistencia. Según los últimos datos de la Matriz de Seguimiento de Desplazados (DTM) de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) más de 33.000 personas se han ido hacia el sur en la última semana, incluyendo a muchas personas que se han visto obligadas a marcharse debido a los últimos incidentes en materia de seguridad. La cifra de personas desplazadas en la zona ha aumentado cuatro veces, habiendo pasado de 88.000 a más de 355.000 a comienzos de este año.

“Informes procedentes del norte de Mozambique dan cuenta de violencia contra civiles y son altamente inquietantes”, dijo la Jefa de Misión de la OIM en Mozambique, Laura Tomm-Bonde.

“El personal de la OIM está brindando asistencia a miles de familias, muchas de ellas con hijos pequeños, para que puedan sobrevivir a la terrible experiencia que es el desplazamiento. En cooperación con el Gobierno de Mozambique, la OIM, como parte de la ONU, está brindando asistencia humanitaria inmediata. Pero los recursos de los que se dispone no alcanzan a cubrir las grandes necesidades humanitarias de las familias que llegan sin nada tras su desplazamiento”.

Por preocupaciones de seguridad la Organización no ha podido llegar hasta algunos distritos ubicados en la zona norte y en la costa. Sin embargo, más de 100 empleados de la OIM siguen comprometidos en cuanto a brindar asistencia a quienes han sido desplazados en los ocho distritos en donde la OIM sí puede trabajar.

Del 16 de octubre al 11 de noviembre, más de 14.400 personas desplazadas internamente (IDPs) llegaron en bote a la playa Paquitequete en Pemba. Las llegadas en bote a la capital provincial alcanzaron un pico máximo de 29 en un mismo día, a finales de octubre. No han llegado nuevas embarcaciones desde el pasado miércoles, un indicador (según personal de la OIM), de que hay menos inestabilidad en áreas cercanas a la costa.

“Cuando el ataque ocurrió y prendieron fuego a nuestra pueblo en Macomia, nos encontrábamos en la zona de las plantaciones”, dijo Salimo Nvita, cuya familia compuesta de siete adultos y 11 menores está accediendo a la asistencia de la OIM. “Escapamos con lo puesto únicamente. Lo perdimos absolutamente todo”.

La de contar con albergues es una de las necesidades más acuciantes, sobre todo con la inminencia de la temporada de lluvias. Cientos de familias desplazadas siguen alojadas con familias anfitrionas en Pemba, lugar que en este momento alberga a 100.000 personas desplazadas, muchas de ellas en condiciones de precariedad. Los recursos con los que cuentan las comunidades de acogida están sujetos a una gran presión y no cuentan con suficiente espacio adecuado como para poder contener la llegada de tantas personas desplazadas.

Otras urgentes necesidades incluyen servicios de salud de emergencia, apoyo de protección y psicosocial, acceso a saneamiento y agua, y alimentos. La OIM ha respondido con la distribución de artículos no alimentarios, albergues de emergencia, asistencia en materia de salud mental y psicosocial, y se encuentra trabajando con las autoridades locales para preparar los sitios de reubicación y brindar apoyo a los sitios de reasentamiento temporal.

Para más información por favor contactar a: Sascha Nlabu, Encargada de Programas y Operaciones en la OIM; Correo electrónico: snlabu@iom.int o Sandra Black, Oficial de Prensa; Tel: +258 84 494 4359, Correo electrónico: sblack@iom.int
 

  • Personal de la OIM Mozambique en Montepuez, Mozambique, entrevista a algunas de las 33.000 personas desplazadas la pasada semana, quienes debido a la inseguridad reinante en los distritos norteños de Cabo Delgado se están desplazando hacia el sur a la búsqueda de mayor seguridad. Foto: OIM

  • Personal de la OIM Mozambique en Montepuez, Mozambique, entrevista a algunas de las 33.000 personas desplazadas la pasada semana, quienes debido a la inseguridad reinante en los distritos norteños de Cabo Delgado se están desplazando hacia el sur a la búsqueda de mayor seguridad. Foto: OIM