Los conflictos cada vez más intensos y un abrumador desplazamiento masivo obligan a incrementar las acciones en el Sahel Central

Posted: 
10/20/20
Themes: 
Humanitarian Emergencies, Internal Displacement

Ginebra – Este año, un drástico aumento de la violencia y los conflictos en el Sahel Central han llevado a un repunte sin precedentes y sumamente preocupante de las muertes y el desplazamiento en Burkina Faso, Mali y Níger. Hoy la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) se une a la comunidad internacional y a los asociados de las Naciones Unidas en la Mesa Redonda Ministerial para el Sahel Central, a fin de hacer un llamamiento y lograr una acción concertada para resolver esta crisis que afecta a más de 13 millones de personas en diversos niveles.

La violencia y el conflicto han generado un alto grado de desplazamiento interno en los tres países, el cual ha aumentado veinte veces más desde 2018, desarraigando a más de 1.5 millones de personas – de acuerdo con datos de las autoridades nacionales, la Matriz de Seguimiento de Desplazamiento de la OIM y otras agencias asociadas.

“Actualmente seguimos siendo testigos de abrumadores desplazamientos masivos, violaciones de derechos, y acceso limitado a servicios básicos, en particular para los más vulnerables. Las restricciones a los accesos y los ataques contra los trabajadores humanitarios se han convertido también en un serio problema”, sostuvo el Director General de la OIM António Vitorino durante su intervención en la Conferencia.

“Debemos intensificar nuestros esfuerzos no solamente para paliar las necesidades más inmediatas sino también para poder atacar las causas de origen de la crisis. Las operaciones militares no serán suficientes para encontrar una solución”, agregó.

Además de la convocatoria a los actores involucrados para poder poner fin a la violencia y buscar soluciones sostenibles, la OIM y sus asociados también convocan a los donantes internacionales para aumentar los compromisos financieros que son sumamente necesarios para poder ofrecer una respuesta eficaz a los aproximadamente 13.4 millones de personas que padecen la acuciante necesidad de recibir asistencia humanitaria.

La OIM ha incrementado sus operaciones para brindar asistencia vital a las personas desplazadas afectadas, a la par que desarrolla actividades de mitigación de los agentes impulsores del conflicto, como por ej. actividades para la resolución de los mismos y para la consolidación de la paz, además de intentar optimizar los esfuerzos para el desarrollo, en especial por medio de iniciativas para la reducción de los riesgos por desastre y las destinadas a generar medios de subsistencia.

Esto viene a agregarse a la respuesta regional de la Organización ante la COVID-19, la cual procura hacer descender el ritmo de contagios, limitar los efectos humanitarios y socioeconómicos de la pandemia y brindar apoyo a las comunidades afectadas en su preparación para la recuperación a largo plazo. Respecto de esto último el foco es puesto en el fortalecimiento de los sistemas de salud, las capacitaciones a nivel nacional y comunitario, campañas de concientización, distribuciones de equipo de protección personal y apoyo a los laboratorios además de controles sanitarios en las fronteras y otros lugares estratégicos.

Actualmente, los requerimientos totales de fondos de la OIM para su respuesta en el Sahel Central cuentan con un financiamiento que cubre solamente un 34 por ciento. La Organización necesita 58 millones de dólares para poder paliar las necesidades de dos millones de personas a las cuales la respuesta humanitaria apunta. De igual modo, los planes integrales de respuesta humanitaria de Naciones Unidas para el Sahel Central de este año, estuvieron financiados tan sólo en un 39 por ciento. 

“Ahora tenemos la oportunidad de desplazar el paradigma de nuestra respuesta hacia una acción mucho más cohesiva entre los actores humanitarios, en el desarrollo, para la consolidación de la paz y en materia de seguridad, y de tal manera crear un espacio en el cual los actores humanitarios y en el desarrollo puedan desarrollar enfoques conjuntos con el objetivo común de mejorar la vida de todos aquellos que se han visto afectados por la situación en el Sahel Central”, concluyó el Director General Vitorino.

La Conferencia de hoy fue convocada por los Gobiernos de Dinamarca, Alemania, la Unión Europea y las Naciones Unidas.

 

La Plataforma de Respuesta a Crisis Mundiales de la OIM nos brinda un resumen de los planes y requerimientos de fondos de la OIM para poder responder a las cambiantes necesidades y aspiraciones de quienes se ven impactados por, o en riesgo de sufrir el impacto de, una crisis y el consiguiente desplazamiento en 2020 y aún más allá. La Plataforma es actualizada con regularidad a medida que la crisis evoluciona y nuevas situaciones emergen.

Para más información por favor contactar a Angela Wells en la Sede de la OIM, Correo electrónico: awells@iom.int, Tel: +41 79 403 50365 y en la OR de la OIM en Dakar – Equipo DOE en rodakarepcteam@iom.int 

 

  • Amarcia, una mujer internamente desplazada por el conflicto en Diffa, Níger. Foto: OIM/Mónica Chiriac