Los retos de la salud de los migrantes serán abordados en una importante reunión en Madrid

Posted: 
02/25/10

La Organización Mundial para la Salud, la
Organización Internacional para las Migraciones y el
Gobierno español —que asume en la actualidad la
presidencia rotativa de la Unión Europea—
celebrarán en Madrid una Consulta mundial sobre la salud de
los migrantes del 3 al 5 de marzo en la que se abordarán los
múltiples riesgos que corre este colectivo en
cuestión de salud durante los arriesgados viajes en busca de
una vida mejor.

El objetivo de esta reunión, que sucede a la
Resolución adoptada en 2008 por la Asamblea Mundial de la
Salud sobre la salud de los migrantes, es el de alcanzar un acuerdo
sobre proyectos y estrategias prioritarios en temas de salud
asociados con la velocidad, volumen y complejidad de la
migración moderna.

Existen aproximadamente 214 millones de migrantes a nivel
internacional y 740 millones de migrantes internos en todo el
mundo.  Mientras que la mayoría de ellos gozan de buena
salud, los migrantes que carecen de documentación, las
personas que se ven obligadas a migrar debido a desastres naturales
o causados por el hombre y otros grupos, como las víctimas
de la trata, suelen sufrir las consecuencias tanto de la
explotación como del abuso físico y mental.

Son numerosos los factores que limitan el acceso de estas
personas a los servicios sanitarios y que, en consecuencia,
aumentan el riesgo de los migrantes de sufrir un mal estado de
salud.  Entre ellos se incluyen la pobreza, el estigma, la
discriminación, la exclusión social, el idioma y las
diferencias culturales, la separación de sus familias y de
las normas socioculturales, obstáculos administrativos y la
condición jurídica.  Otros factores de riesgo
pueden estar directamente relacionados con las condiciones en las
que migran, como sucede en los casos de migración forzada o
de viajes clandestinos.

"Las disparidades económicas, los cambios
demográficos, las demandas de trabajo, la agitación
política y el cambio climático son algunos de los
factores que impulsan la migración dentro de un país
o fuera de sus fronteras", explica Jacqueline Weekers, oficial
superior de salud del grupo de acción en crisis de salud de
la OMS.  "La marginalización de los migrantes y la
violación de sus derechos a la atención sanitaria,
pueden resultar en una mediocre aptitud sanitaria y, en
consecuencia, en mediocre resultados en materia de salud.  Los
gobiernos tienen que hacer frente al reto de integrar las
necesidades sanitarias de los migrantes en políticas y
estrategias nacionales".

Tal y como añade Barbara Rijks, del Departamento de
Migración y salud de la OIM, "Los migrantes que parten en
busca de una vida mejor contribuyen enormemente con los
países de acogida al mismo tiempo que envían remesas
a sus hogares, dinero que normalmente se emplea en
educación, sanidad y en la mejora de los medios de
subsistencia de los que se quedaron atrás".

Entre los objetivos de la Consulta de Madrid se incluyen la
superación de obstáculos en materia de
generación de datos comparables sobre la salud de los
migrantes a nivel mundial; identificación de
políticas y leyes que hagan prosperar la salud de los
migrantes; identificación de acciones mediante las cuales
crear sistemas de salud sensibles a los asuntos relacionados con
los migrantes y el desarrollo o fortalecimiento de plataformas
regionales, nacionales y mundiales de fomento del diálogo
entre los diferentes sectores relacionados con la migración
y la salud.

Para más información, póngase en contacto
con:

Paul Garwood

oficial de comunicaciones de la OMS, Acción Sanitaria en
Crisis

Tel. +41 79.745.55 46

E-mail: "mailto:garwoodp@who.int">garwoodp@who.int