Lucha en línea contra la trata de personas en Uzbekistán

Posted: 
02/14/20
Themes: 
Counter-Trafficking

Tashkent – Se estima que unos diez millones de migrantes se encuentran en movimiento en Asia Central, hacia los miles de sitios de construcción en la Federación Rusa hasta los campos petrolíferos de Kazajstán, e incluso mucho más allá, en Turquía y el Medio Oriente.

La mayor parte de ellos son vulnerables a los tratantes, quienes obtienen cuantiosas ganancias comprando y vendiendo personas en las industrias de la construcción, del entretenimiento y la agricultura.

En Uzbekistán, donde 600.000 nuevos trabajadores ingresan a la fuerza laboral cada año, se ha observado una rápida tendencia hacia el reclutamiento en línea de aspirantes migrantes, algo muy lucrativo para los tratantes, que pueden conseguir de tal modo candidatos con mucha facilidad, sin tener siquiera que recurrir al reclutamiento personalizado.

 “En el pasado, los tratantes viajaban físicamente hacia aquí desde Turquía, Rusia y otros lugares”, dijo Sanjar Toshbaev, Encargado de País de la OIM para Uzbekistán. “Ahora con mucha facilidad pueden encontrar y atrapar a sus víctimas en línea. Hemos advertido un marcado aumento en este fenómeno de trata en línea en los últimos dos años, y es hora de que empecemos a combatirlo, también en línea”.

Esta semana la OIM reunió a 20 organizaciones especializadas en trata de personas, cuyo plan es la incorporación de campañas informativas en línea como parte de su trabajo de lucha contra la trata de personas.

 “Sin importar lo que hagamos, los tratantes están siempre un paso más adelante. Siguen desarrollando sus prácticas comerciales a pesar de todos los intentos de interrumpir sus modelos de negocios altamente lucrativos”, dijo Joe Lowry de la Oficina Regional de la OIM en Viena, quien lideró la capacitación en el taller financiado por USAID que tuvo lugar cerca de la capital de Uzbekistán, Tashkent.

“Si los migrantes están expuestos a los tratantes en línea, necesitamos invertir ahí. Necesitamos poner en la mesa nuestras campañas a fin de advertir con la mayor rapidez posible a las personas acerca de los peligros de la migración irregular y de las ofertas de trabajo que parecen demasiado buenas como para ser auténticas”.

El taller de dos días se enfocó en la incorporación de los componentes para el cambio de conductas en las campañas en línea, observando muy de cerca el modo en el que los mensajes relacionados con la migración segura podrían ser difundidos por medio de campañas en las redes sociales. A los participantes se les brindó también cursos para refrescar el modo en el que deben escribir para medios sociales y tradicionales, y cómo producir materiales audiovisuales de mayor calidad.

 “El conocimiento es clave cuando hablamos de una experiencia migratoria exitosa”, dijo Ravshan de 52 años, quien se fue de Tashkent para trabajar como ingeniero en una fábrica en Moscú por varios años.

 “La corrupción es generalizada y hay que pagarles a las autoridades en cada turno. Incluso los migrantes más experimentados le cobran una suma a los nuevos, para ayudarlos a registrarse, a obtener papeles, a encontrar su camino a través del sistema. Cuanto más conocimiento adquieran las personas antes de migrar, mejor resultará todo”.

Para más información por favor contactar a Sanjar Toshbaev en la OIM Uzbekistán, Tel: +99890 998 3326, Email: stoshbaev@iom.int

  • Migrantes laborales de Uzbekistán y Kirguistán viven en un viejo garaje de coches. Foto: Elyor Nematov / OIM 2018